Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

La Federación Aragonesa de Teatro Amateur arranca su andadura en Rubielos La Federación Aragonesa de Teatro Amateur arranca su andadura en Rubielos
Marcos Jiménez (centro), presidente de la Federación Aragonesa de Teatro Aficionado, junto al resto de su junta directiva

La Federación Aragonesa de Teatro Amateur arranca su andadura en Rubielos

Una muestra de teatro itinerante, entre los objetivos de la entidad presidida por Marcos Jiménez

El Palacio de Exposiciones de Rubielos de Mora acogió ayer  lunes 11 de octubre la asamblea constituyente de la Federación Aragonesa de Teatro Aficionado (Fatea), que reúne a cerca de cuarenta grupos de teatro amateur de la Comunidad Autónoma. La comisión promotora de Fatea comenzó a trabajar durante el pasado mes de marzo, pero fue ayer cuando la asamblea eligió a su primera junta directiva que estará encabezada por dos turolenses, el presidente Marcos Jiménez, de El Bureo de Rubielos de Mora, y Sixto Abril, de T de Teatro de la capital turolense. En la junta aprobada ayer habrá además dos miembros de la provincia de Huesca y otros dos de Zaragoza.

Fatea surge en Aragón, del mismo modo que ya ocurre desde hace tiempo en otras comunidades autónomas, para potenciar la práctica del teatro a nivel aficionado y generar proyectos comunes “que a nivel individual, trabajando cada asociación por nuestra cuenta, es inviable”, explicaba ayer Marcos Jiménez, primer presidente de Fatea.

Esos proyectos, según explicó a la asamblea la recién constituida junta directiva, pasan por crear una muestra de teatro aficionado donde todos los grupos asociados puedan presentar al público sus estrenos; por realizar talleres y cursos de formación en el ámbito escénico, dramatúrgico e incluso técnico, y también por crear espacios de convivencia en los que, al menos una vez al año, miembros de los diferentes grupos de teatro aficionado se reúnan para compartir experiencias, problemas y soluciones.

Imagen de los representantes de las 38 asociaciones que reúne Fatea, ayer en la asamblea constituyente que se celebró en Rubielos de Mora

“Queremos que todos los años se celebre un encuentro entre los asociados de Fatea, itinerante para que nuestra actividad no esté centralizada, de modo que cada año tenga lugar en un pueblo de cada provincia”, explicó Jiménez.

Ese encuentro, dirigido a los socios de la federación, se haría coincidir con la muestra de teatro de Fatea, abierta al público en general, donde cada asociación podría representar el estreno que hubiera llevado a cabo durante el año anterior.

Otro de los proyectos que quiere poner en marcha Fatea, que tendrá su sede oficial en el Palacio de Exposiciones de Rubielos de Mora, en la plaza del Carmen de esa localidad, es la de organizar un concurso de guiones de teatro para fomentar la actividad creativa, y cuyo ganador pudiera llevarse a escena en la Muestra de Teatro Fatea.

Cerca de cuarenta grupos

En marzo de 2020 la primera junta provisiones comenzó a trabajar para constituir oficialmente Fatea con ocho grupos, y ayer durante la asamblea constituyente fueron 38 las que han quedado englobadas definitivamente en Fatea. Entre ellas hay ocho turolenses; T de Teatro, Albishara, Espantanublos, Siglo XIII, El Bureo de Rubielos, la asociación San Miguel de Mora de Rubielos, Lo Mentidero de Cretas y la asociación cultural de Muniesa.

El público disfrutando durante una de las representaciones de la II Muestra de Teatro de Rubielos, en concreto la de Los Hermanos Kepler de Kinser Producciones

Además hay otras trece de Huesca y diecisiete de Zaragoza, como Balteus, Cogido con Imperdibles, Colorines de Utebo, Desmadres de Jaca, Dorondón de Biescas, ConTonySon de Utebo, La Melinguera de Barbastro, Génesis de Fraga, Oroel de Jaca, teatro de Robres, Inestable de Ponente, Tintilaina o Trotamundos de Monzón, entre otras.

Muestra de Rubielos

La asamblea constituyente y primer encuentro de la Federación Aragonesa de Teatro Aficionado tuvo lugar en Rubielos de Mora coincidiendo con el inicio de la segunda edición de una muestra de teatro que organiza El Bureo de Rubielos con la colaboración del Ayuntamiento. Durante este fin de semana tuvieron lugar tres actuaciones,el sábado y el domingo -Artea Espal, Producciones Kinser y Juja Teatre-. El sábado 16 de octubre será el turno del grupo de teatro El Bureo de Rubielos con ¡Vamos al teatro! y el 23 cerrará Compañía Maduixa con Mulïer.

Durante la asamblea constituyente, a la que acudieron unas cincuenta personas en representación de los grupos de teatro asociados, se escuchó un mensaje videograbado de Víctor Lucea, director general de Cultura del Gobierno de Aragón, en el que mostró el compromiso del ejecutivo autónomo con Fatea, con quien dijo compartir los principios fundacionales, en el sentido de “entender el disfrute de la cultura y también su creación como un derecho de todos”.

El Palacio de Exposiciones de Rubielos acogió una mesa redonda que cerró el acto fundacional de Fatea

A partir de ahí se desarrolló la asamblea en la que la única candidatura a presidir Fatea, con Marcos Jiménez y Sixto Abril al frente, desgranó sus líneas de trabajo y propósitos y tomó posesión.

Antes de la comida el joven director de cine valenciano Nacho Ruipérez, recién llegado del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, ofreció en el escenario del teatro de Rubielos una charla titulada El personaje ante la cámara, y tras la comida se celebró una mesa redonda titulada Muestras y Festivales de Teatro. Apuestas Municipales, con la interacción y colaboración entre grupos de teatro, programadores y administración como principal protagonista.

En ella estuvieron presentes el director general de Ordenación del Territorio del Gobierno de Aragón, José Manuel Salvador; el dramaturgo aragonés Jesús Arbués; el programador cultural Toño Monzón, Alejandro Cavadas de Escena Amateur, la confederación que aglutina las federaciones regionales de teatro amateur; y el teniente alcalde de Rubielos de Mora, en representación del Ayuntamiento.

Teatro aficionado y teatro profesional

Uno de los puntos en los que Marcos Jiménez, presidente de Fatea, insistió especialmente durante la jornada de ayer, es en que “bajo ningún concepto queremos que haya algún tipo de conflicto o intromisión en el ámbito del teatro profesional, ya que no hemos venido a restar o dividir, sino a sumar”. En este sentido, Jiménez aseguró que “el teatro profesional tiene su espacio propio” que los aficionados necesitan apoyar “para seguir aprendiendo”. Sin embargo “hay lugares, que por su baja densidad de población o por la razón que sea” pueden tener más complicado acceder a las compañías profesionales de teatro. “Quizá ese sea nuestro espacio”, afirmó Jiménez, “porque Fatea ha venido a cubrir espacios que no están cubiertos actualmente”.

Durante la mañana de ayer los miembros de Fatea disfrutaron de varias visitas guiadas por Rubielos de Mora

El vicepresidente de la nueva junta directiva de Fatea, Sixto Abril, dirige el grupo de teatro aficionado T de Teatro pero también es actor profesional y ha formado a varios actores profesionales turolenses. “la línea que separa el teatro amateur y profesional a veces es muy fina, y es importante saber moverse para no invadir el terreno del otro”, explicó ayer. La diferencia, simplemente, que “los grupos amateur no trabajan como empresas, en el sentido de que no se factura, no se contratan trabajadores y no reparten beneficios” como si de cualquier otra actividad económica se tratara. “Desde el teatro aficionado se concibe esta actividad desde un sentido más lúdico, con entradas a un precio reducido para no entrar en conflicto con las empresas profesionales, y a partir de ahí hay mucho campo para trabajar, para conseguir ayudas de la administración, talleres de formación o encuentros y convivencias”.

Sixto Abril también destacó que “no hay que perder de vista los cachés -la cantidad de dinero que se cobra por actuación-, porque hay asociaciones de teatro amateur que tienen cachés muy altos, y compiten claramente con empresas de teatro profesionales”. A este respecto, Abril opina que las compañías aficionadas tienen que “sufragar los gastos que les ocasiona un montaje, pero no se pueden tener grandes pretensiones económicas porque entonces uno ser convierte en una empresa” .

El redactor recomienda