Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

La Ruta 234 se perfila como un eje para revertir el abandono en oportunidad La Ruta 234 se perfila como un eje para revertir el abandono en oportunidad
La carretera N-234 a su paso por la provincia de Teruel, un eje poco transitado hoy día a través del cual se quiere revertir el abandono en oportunidad

La Ruta 234 se perfila como un eje para revertir el abandono en oportunidad

Pueblos en Arte convoca un viaje creativo por la carretera para la revitalización de estos territorios

La Ruta 234 pretende convertirse en un eje que permita revertir el abandono en oportunidad de los pueblos por los que pasa esta carretera nacional, muchos de los cuales forman parte de la España despoblada. Es el nuevo reto que ha lanzado la asociación Pueblos en Arte, que ha convocado un viaje en el que participarán un máximo de cinco artistas para recorrer la carretera N-234 desde Burgos hasta Sagunto, con el objetivo de contribuir a la revitalización de estos territorios.

Es el tercer viaje de este tipo que se hará, después de que los dos primeros se hicieran en 2018, pero en esta ocasión se ha hecho una convocatoria para elegir a los artistas entre los candidatos que se presenten, a diferencia de lo que se había hecho hasta ahora seleccionándolos directamente.

La iniciativa la impulsa esta asociación de Torralba de Ribota en la provincia de Zaragoza, junto con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y la colaboración de diferentes instituciones a lo largo de todo el recorrido, entre ellas la Diputación de Teruel.

El plazo para presentar candidatura y poder realizar este viaje creativo está abierto hasta el próximo domingo 6 de febrero. Pueden inscribirse todas aquellas personas especializadas en artes gráficas y literatura, que sean capaces después de transmitir en papel la experiencia y sensaciones que les ha provocado el viaje.

La condición para presentarse es haber nacido, ser residentes o estar vinculados a las provincias por las que discurre la carretera nacional N-234, que es la que da nombre a la Ruta 234: Burgos, Soria, Zaragoza, Teruel, Castellón o Valencia.

El jurado seleccionará a un máximo de cinco personas entre quienes se presenten una vez valoradas sus aptitudes. Para inscribirse hay que enviar un correo electrónico a la dirección de Pueblos en Arte (hola@pueblosenarte.com) con una carta de presentación con el nombre, edad y breve biografía, así como la vinculación con alguna de estas provincias, las posibles propuestas artísticas que estaría dispuesto a realizar en el viaje, y un enlace web, dossier o perfil en alguna red social que permita valorar su trabajo. También deben adjuntarse un currículum artístico en pdf y una foto de perfil en jpg.

Lucía Camón, una de las coordinadoras de Pueblos en Arte, aseguró ayer que se han recibido ya 18 propuestas para participar, algunas de la provincia de Teruel, y animó a los artistas y estudiantes de Bellas Artes a que se inscriban todavía a lo largo de esta semana.

“Nos están llegando solicitudes de artistas muy diferentes, con propuestas de audiovisuales y performance, así como artistas gráficos y de artes escénicas; están siendo muy variadas las aportaciones”, comentó Camón, quien recordó que en los dos primeros viajes de 2018 se hicieron un fotolibro y una exposición con el material gráfico y las acciones colaborativas que realizaron los participantes.

El proyecto se desarrollará durante 15 días a lo largo de la carretera N-234, los 482 kilómetros que van desde Burgos hasta Sagunto, y que permitirá a los participantes recorrer la denominada Serranía Celtibérica, que es una de las zonas más despobladas de la península y que atraviesa seis provincias, entre ellas la de Teruel.

Camón indicó que la denominada Ruta 234 conforma una “comunidad de pueblos” por los que discurre esta carretera hoy apenas transitada, y que el objetivo con esta iniciativa es crear experiencias a través del arte que permitan reflexionar sobre la realidad que se vive en estos territorios por los que discurre esta vía de comunicación.

Se trata, recalcó Camón, de potenciar la característica de todos esos pueblos como territorios poco poblados para que sirva de inspiración y contribuya a “repensar el territorio” y a “revertir el abandono en oportunidad”.

Lucía Camón, coordinadora de Pueblos en Arte junto con Inés Peña, indicó que se trata también de fortalecer la “identidad” de estos pueblos y de “revalorizar” las circunstancias en las que viven, puesto que “esos pueblos no están muertos, sino vivos, puesto que ahí vive gente que hay que poner en valor a través del reflejo que van a devolver los artistas tras el viaje”.

Los cinco artistas que como máximo participen harán un viaje juntos por esta carretera con cinco paradas obligatorias en un pueblo de cada provincia donde mantendrán un encuentro con asociaciones, instituciones y alcaldes para hacer una jornada de convivencia e impregnarse de la realidad de cada territorio.

El resultado final se plasmará en una publicación en papel cuyo formato está por definir, puesto que dependerá del tipo de artistas que sean seleccionados y la obra que generen. La intención es hacer después la presentación de los resultados en todas las provincias de la Ruta 234 “para que la reflexión que se haga salga un poco del territorio y sea a nivel nacional”, apuntó Camón.

Crear una red que conecte y potencie las relaciones culturales de toda la zona

Entre los objetivos del proyecto Ruta 234 está también que las distintas asociaciones y colectivos que funcionan en los distintos pueblos por los que transita esta carretera se conozcan entre sí. “Sería crear una red que conecte y potencie las relaciones culturales de toda la zona, así como turística, haciendo un mapa de asociaciones culturales para poner en valor”, indicó una de las coordinadoras de la iniciativa, Lucía Camón, para quien lo importante es que los artistas que intervengan en esta experiencie “generen una mirada nueva” sobre el territorio “desde la oportunidad, desde el arte y la creación”.

Sobre el resultado Camón comentó que es imposible controlar el mismo, puesto que “el objetivo es compartir, difundir esa mirada contemporánea que los artistas nos van a dar para iniciar nuevos caminos mentales, nuevas formas de pensar sobre el territorio y generar una identidad común a todos estos pueblos que comparten una situación demográfica y socioeconómica similar”.

Camón explicó que a partir de la experiencia de Pueblos en Arte han visto cómo la cultura es una de las cosas más esenciales que hay para revitalizar un territorio, puesto que sirve para hacer cosas en común y crear comunidad. “Estas actividades culturales reactivan el pueblo desde la base, generan ilusión, posibilidades de encuentro, puesto que existen pocas en estos lugares y es necesario que las haya”, señaló.

 

El redactor recomienda