Síguenos
Los centros de estudios locales de la provincia coordinan su agenda para 2022 Los centros de estudios locales de la provincia coordinan su agenda para 2022
El presidente Manuel Rando junto a responsables de IET y los directores de los Centros de Estudios Locales de la provincia

Los centros de estudios locales de la provincia coordinan su agenda para 2022

Responsables de seis entidades y de la Diputación de Teruel se reunieron ayer
El Instituto de Estudios Turolenses (IET) convocó este viernes en el Museo Provincial de Teruel a los centros de estudios locales de la provincia para poner en común las propuestas de trabajo para este año 2022. En el encuentro participaron el presidente de la Diputación de Teruel (DPT), Manuel Rando, el diputado de Cultura Diego Piñeiro y el director del IET, Nacho Escuín.

Según explicó el director del IET, Nacho Escuín, esta reunión es “un nuevo gesto de acercamiento del IET a todos los centros de estudios, que son fundamentales para vertebrar nuestro territorio y nuestra provincia desde el punto de vista cultural y patrimonial”. Asistieron a la reunión el Centro de Estudios Locales de Andorra, el Centro de Estudios del Jiloca, el Centro de Estudios Locales de Alcorisa, el Centro de Estudios del Maestrazgo Turolense, el Grupo de Estudios Calandinos y el Taller de Arqueología y Prehistoria de Alcañiz.

Relación reforzada


Desde la institución provincial se asegura que “la relación con los centros de estudios locales se ha reforzado con el actual equipo de gobierno”. A petición del presidente de la DPT, Manuel Rando, desde el inicio de la nueva dirección del IET se realizó una serie de consultas a los centros, y posteriormente se creó una nueva partida presupuestaria exclusiva para los centros de estudios locales, dotada con 30.000 euros. “Se trata de estar en contacto con los centros, aunar esfuerzos, trabajar en común y avanzar en otro de los objetivos: que la cultura se mire de forma amplia, que no esté restringida, porque hay parte de la cultura en la que se interesa poca gente, pero hay que promoverla”, defendió Rando.

A raíz de este apoyo a los centros, han visto la luz numerosas publicaciones y proyectos, “que se verán reforzados a partir de esta reunión”, dijo Escuín. Durante el encuentro, se trató además un nuevo proyecto estratégico en torno a una exposición, en la que los centros locales tendrán su papel generando contenido.

La relación con los centros de estudios locales ya tiene un recorrido. Se extiende desde la celebración del centenario del órgano de Calamocha, gracias a la colaboración del Centro de Estudios del Jiloca, hasta la edición del libro Santolea ¡Existió! con el Centro de Estudios Masinos.

“Se han atendido todas las propuestas de los centros y se sigue colaborando con ellos”, indicó Nacho Escuín. Es el caso, por ejemplo, con la revista Rujiar del Centro de Estudios del Bajo Martín. Además, se han puesto en marcha proyectos que se realizarán a lo largo de este año y se está dando cobertura a muchos otros a través de reuniones y propuestas, para grabar Cds, la edición de libros y otros elementos de carácter cultural como el desarrollo de jornadas.

El director del IET también defendió que el apoyo a los centros de estudios locales es “poner en valor lo que hay en las comarcas de nuestra provincia, que también es desarrollo y motor económico”. “Los centros han estado manteniendo el impulso de la cultura y el patrimonio de la provincia no solo en esta época, sino en toda la anterior, y con la pandemia todavía ha sido más importante por cómo han seguido trabajando para generar muchos proyectos”, comentó.

El redactor recomienda