Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Los trabajos de conservación garantizarán que La Caridad perviva otros 21 siglos más Los trabajos de conservación garantizarán que La Caridad perviva otros 21 siglos más
En la imagen, los arqueólogos protegiendo con plásticos al final de una campaña los restos de muros para preservarlos de las inclemencias del tiempo

Los trabajos de conservación garantizarán que La Caridad perviva otros 21 siglos más

Se va a desarrollar un proyecto para consolidar los restos excavados en todas las campañas
Cruz Aguilar

Tras 37 campañas de excavación en la ciudad romana de La Caridad, en Caminreal, es momento de realizar un trabajo integral de conservación y consolidación que refuerce al que se ha hecho de forma puntual año a año y que contribuya a conservar, al menos durante otros 21 siglos, el frágil patrimonio que alberga.

Para ello la Diputación de Teruel ha sacado un proyecto por valor de 409.000 euros que se adjudicará a una empresa especializada en restauración arqueológica. Además, será el Museo de Teruel, responsable de las excavaciones durante todos estos años, la que supervise los trabajos que se lleven a cabo.

Los trabajos abordarán los más de 8.000 metros cuadrados del yacimiento, entre los que hay muros de piedra y de tapial o adobe, revestimientos de arcilla y suelos de tierra compactada y también mosaicos, aunque estos se encuentra ya bien conservados porque se actuó en ellos recientemente.

El director del Museo de Teruel, Jaime Vicente Redón, matizó que los trabajos incluirán tanto las zonas visibles como las que no lo están. Se va a intervenir en los muros de las 29 casas, rejuntando toda la mampostería de piedra de los muros. “las piedras están unidas por arcilla que con el paso del tiempo se disgrega y quedan con menos elementos de unión”, especificó, para añadir que se utilizará un mortero resistente de forma que no afecte a los elementos originales. “No se añaden hiladas nuevas, pero se incorporan diferentes tipos de mortero para evitar la degradación y garantizar la coherencia”, destacó el responsable, quien insistió en el “completo respeto” a los elementos originales.

Trabajos de consolidación en uno de los muros del yacimiento romano de La Caridad, en la localidad de Caminreal

También se protegerán los pavimentos y se actuará sobre otros elementos como los hogares, que aparecen en todas las casas y son de arcilla. Además, se intervendrá en los elementos vinculados con los espacios públicos, como los canales de evacuación de agua o los restos de la muralla y el torreón.

Trabajos integrales

Hasta ahora no se había hecho una actuación de conservación integral puesto que a la vez que se realizaban las campañas estivales se intervenía en zonas reducidas, principalmente en los elementos que se detectaba que se estaban degradando o sobre lo recuperado en los años anteriores. También son habituales los tratamientos con herbicidas y la retirada de hierbas pero, como apunta el director del Museo de Teruel, “llega un momento que son insuficientes y hay que realizar una actuación global”.

Se trata de unos trabajos que se licitarán en breve y que se desarrollarán de forma independiente a la excavación, que se hará al igual que otros veranos durante dos meses. Para este año se ha previsto abordar arqueológicamente una nueva casa situada en una de las ínsulas “que desde el punto de vista científico reclama más información”, comentó Jaime Vicente Redón.

Este proyecto de conservación integral es, según indicó el director del Museo de Teruel, el inicio de uno más ambicioso que supondrá convertir todo el yacimiento en visitable. Así, se trata de la primera fase de otras posteriores que supondrán la musealización completa. En esa iniciativa se plantean paseos por zonas ajardinadas, la creación de zonas de recepción de visitantes, el cubrimiento de la Casa de Likine, que es la más significativa, así como la creación de una estructura para el torreón que recuerde el volumen que tendría, “aunque no se reconstruirá nada”, matizó.

El responsable expresó que todavía están realizando los estudios previos, analizando cómo recrear algunos de los elementos y adelantó que la previsión es redactar los proyectos en este año y el próximo y empezar a tramitarlos en los siguientes.

El redactor recomienda