Síguenos
Los turolenses ya pueden conocer qué miden los científicos en la provincia Los turolenses ya pueden conocer qué miden los científicos en la provincia
Momento de la inauguración de la exposición ‘En buena medida’ en el Banco de España

Los turolenses ya pueden conocer qué miden los científicos en la provincia

Una exposición en el Banco de España divulga la labor de diferentes entidades turolenses

¿Cómo se puede saber lo inteligentes que eran los dinosaurios? ¿Hay parámetros para mejorar el melocotón de Calanda? ¿Se puede medir el valor de los activos naturales de la provincia? Estas son algunas de las preguntas a las que se intenta responder en la exposición En buena medida, que se inauguró ayer viernes en el Banco de España y que está organizada por la iniciativa Teruel Conocimiento y Cultura Científica y patrocinada por la Fundación Antonio Gargallo para divulgar la ciencia que se hace en Teruel desde el Campus universitario y desde el Centro de Estudios de Física del Cosmos (Cefca), la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, la Plataforma Aeroportuaria de Teruel (Plata) y el Centro de Investigaciones y Tecnología Alimentaria de Aragón (Cita).

“La exposición pretende, tomando como hilo conductor el concepto de medir, tan importante en la actividad científica y técnica de nuestro mundo, presentar la actividad de diferentes actores relevantes de Teruel en el ámbito científico-tecnológico”, explicó el director de la Fundación Universitaria Antonio Gargallo (FUA), Alfonso Blesa.

La muestra se podrá visitar hasta el 14 de noviembre, coincidiendo con la celebración de la Semana Europea de la Ciencia.

El responsable del Cefca, Javier Cenarro, explicó la importancia de la luz en las mediciones astronómicas

Blesa insistió en la importancia de divulgar la labor que se realiza en la provincia entre los propios turolenses. “Queremos que se vaya conociendo lo que investigamos y tenemos que hacer acciones periódicas que nos permitan presentar nuestra actividad a cualquier interesado”, subrayó el director de la FUA.

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, también subrayó la importancia de esta actividad para la capital y la provincia. “Teruel es una ciudad de 36.000 habitantes y para nuestro tamaño se hace mucha ciencia. Por eso, soy una convencida de que Teruel Ciudad de Conocimiento Científico es algo que tiene que calar en la sociedad porque nos tenemos que sentir orgullosos de todo aquello que se hace en Teruel y que en muchos ámbitos tiene que ser una marca de calidad de nuestra ciudad”, afirmó.

Buj recordó que esta era la segunda exposición vinculada a este proyecto y destacó que “trata de dar a conocer a todos los turolenses la gran cantidad de ciencia que hay en Teruel a través de la Universidad, el Cefca, el Aeropuerto, Dinópolis, el Cita y empresas privada que están investigando en nuestra ciudad. Tenemos que sentirnos muy orgullosos del capital humano que tenemos en la ciudad de Teruel y de todas aquellas investigaciones que se están llevando a cabo”, afirmó la alcaldesa.

Sobre la temática de la muestra, comentó que también en política es importante medir, “ser capaces de cuantificar los resultados que las políticas públicas tienen para los ciudadanos”.

Tras la inauguración, los representantes de las entidades investigadoras explicaron los doce paneles. El director de la Fundación Conjunto Paleontológico, Alberto Cobos, explicó dos proyectos uno que analiza la capacidad cerebral de determinados dinosaurios y otro que explica cómo se hacen las medidas del tiempo en base a la magnetoestratigrafía (la capacidad de las rocas de adquirir una magnetización remanente paralela a la dirección del campo magnético terrestre presente cuando estas se forman) y de la evolución de los roedores.

Encarna Esteban, del grado de ADE, habló del valor de las cosas que no tienen precio

Por su parte, el director del Aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim, habló de la importancia y la utilidad del llamado número Mach y la velocidad supersónica en la aeronáutica.

Marta Barba, coordinadora del centro del CITA en Teruel, explicó que el brix es una medida esencial para la calidad de la fruta y que analizar la cantidad de azúcar en una fruta puede ser muy útil para adoptar decisiones para la selección genérica por ejemplo del melocotón de Calanda.

El responsable del Cefca, Javier Cenarro, explicó los dos paneles presentados desde este centro de investigación. Por una parte, detalló la importancia de medir la luz para conocer mejor el Universo y cómo es fundamental disponer de dispositivos lo más precisos posibles para captar hasta el último fotón. Además, se explicó la importancia de medir las distancias y recordó el proyecto del gran cartografiado del cielo que se está haciendo desde el Cefca.

La directora de la Escuela Universitaria de Enfermería de Teruel, María Ángeles Camacho, recordó que en esta disciplina se utilizan escalar para poder objetivar algunas cuestiones que son subjetivas como, por ejemplo, el dolor y que esto facilita la elección de los cuidados y los tratamientos más adecuados para cada paciente.

La directora de la EUPT, Inmaculada Plaza, explicó la importancia de medir la calidad

La Escuela Universitaria Politécnica de Teruel cuenta con dos paneles en la exposición. Su directora, Inmaculada Plaza, señaló que habían querido huir de complicadas fórmulas matemáticas y hablar de cuestiones más vinculadas a las personas. Por un lado, explicó la certificación de calidad de este centro donde “la medición ayuda a mejorar” y, por otro, se presentó una de las líneas más potentes de investigación de la EUPT, la relacionada con el uso de la tecnología para mejorar la salud y el bienestar de las personas.

La Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de Teruel ofrece tres paneles. Su decano, Luis Miguel Pascual, explicó el trabajo del ámbito de la Psicología sobre el que detalló que muchas estrategias para evaluar comportamientos o medir la inteligencia. Mientras, la investigadora de Educación Carmen Soguero explicó cómo aprendemos a medir, desde niños y que hay una serie de procesos para conseguir este conocimiento. Finalmente, Encarna Esteban, de Administración y Dirección de Empresas, especialista en Economía y Medio Ambiente, habló de cómo se puede medir lo que no tiene precio pero sí tiene valor. Reconoció que aunque con la Cumbre del Clima se habla de cuestiones como la reducción de emisiones no hay una “contrarreplica” de lo que supone económicamente no proteger el medio ambiente.

Visitas guiadas

La exposición ‘En buena medida’ se puede visitar en el Banco de España hasta el 14 de noviembre de lunes a viernes de 17.30 a 19.30 horas; los sábados, de 11.00 a 13.00 y de 17.00 a 19.00 horas y los domingos, de 11.00 a 13.00 horas. Además, existe la posibilidad de concertar con la Fundación Antonio Gargallo para organizar visitas con escolares u otros grupos que tengan interés.

El redactor recomienda