Síguenos

487_perolico-1200x150.gif banner click 487 banner 487

498_mia-1200x150.gif banner click 498 banner 498

Más de 800 personas se congregan en Andorra para no dejar de soñar nunca con gigantes Más de 800 personas se congregan en Andorra para no dejar de soñar nunca con gigantes
El baile de todos los gigantes puso la guinda al XX Encuentro. Ayto. de Andorra

Más de 800 personas se congregan en Andorra para no dejar de soñar nunca con gigantes

El XX Encuentro de porteadores de Aragón pone a bailar a 30 comparsas al son de tambores y dulzainas
483_300x250-bunuel.gif banner click 483 banner 483

Una treintena de comparsas de gigantes de todo Aragón sacaron ayer domingo a las calles de Andorra 88 gigantes y 13 giganticos en el primer Encuentro regional tras la pandemia. Hubo destacadas incorporaciones como Alcañiz y Torrecilla de Alcañiz en un evento que aglutinó a más de 800 personas entre porteadores, músicos y los carismáticos cabezudos.

El XX Encuentro de Gigantes de Aragón dejó un dulce sabor de boca en la villa minera. Los tambores y las dulzainas pusieron a danzar a coloridos personajes, tan representativos como José Iranzo ‘el Pastor de Andorra’, Los Amantes de Teruel, Noel y Pepinero, ‘el Boticario’ José Pardo Sastrón, Don Quijote, Labordeta y muchos personajes más.

Labordeta entusiasmó al público a su paso por la avenida de San Jorge. M. N.

El mayor acto de exaltación gigantero de Aragón llegó pasadas las 13:30 horas, cuando todas las comparsas, reunidas en la plaza del Regallo, ofrecieron al público un baile conjunto al ritmo de las piezas musicales Bal de Benás y la Jota del último toro.

La mañana comenzó con la recepción y acreditación de las diferentes delegaciones, a lo que siguió un completo almuerzo con el que los porteadores cogieron fuerzas para lo que se les venía encima: estructuras de 40 kilos de peso y un sol de justicia propio de finales de primavera.

A partir de las 11 de la mañana, las comparsas de gigantes comenzaron a desfilar por las principales calles de Andorra. Desde la plaza Europa iniciaron el recorrido por el paseo de las Minas, cogieron la avenida Deportiva para enlazar con San Jorge, Casimiro Escrig, La Fuente y plaza del Regallo.

El Pastor de Andorra desfila rodeado de los cabezudos locales. Ayto. de Andorra

Tras el baile final y regreso al lugar de origen tuvo lugar una comida de hermandad entre todos los participantes: Alagón, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Belchite, Borja, Calatayud, Cariñena, Cartuja Baja, Cerveruela, Fraga, Gallur, Graus, Híjar, la provincia de Huesca, La Almunia de Doña Godina, La Puebla de Híjar, Luceni, Mas de las Matas, Monzón, Sena, Teruel, Torrecilla de Alcañiz, Torrevelilla, Valdealgorfa, Zaragoza y Zuera. Todos quedaron en verse en el próximo encuentro, el XXI, que tendrá lugar en Magallón en 2023.

El presidente de la Asociación de Porteadores, Músicos y Amigos de los Gigantes de Aragón (Apomaga), Santiago Lorén, puso en valor que después de dos años de pandemia se ha podido celebrar el encuentro “con 90 gigantes y 800 personas”, unas cifras muy buenas teniendo en cuenta las bajas que ha habido. No obstante, “ha venido gente nueva como Alcañiz”, que concurrió con Noél, Pepinero y los Reyes, o Torrecilla de Alcañiz, que aportó a Bruna al encuentro.

San Jorge, en forma de gigantico, no se perdió el evento. M. N.

“Este evento es el momento culminante de los gigantes en Aragón. Juntar a todas las figuras de toda la geografía aragonesa una vez al año tiene una atracción muy grande”, dijo Lorén. El público variopinto -sobre todo familiar- que abarrotó las calles de Andorra le dio la razón.

El responsable puso en valor que cada vez hay más gigantillos, lo que habla de que “los niños se

van enganchando y esto crece”.

Soñar en gigante

Lorén valoró el esfuerzo económico que ha realizado la Concejalía de Cultura y Turismo de Andorra, así como la imprescindible colaboración de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Andorra. Su responsable, Nicolás Escudero, se mostró emocionado ante la repercusión que adquirió el evento: “Es muy especial, no se puede explicar con palabras. Que se haga el encuentro en Andorra nos da un plus de motivación, de afición y, sobre todo, de sentimiento por este mundillo en el que estamos metidos”.

La amplia cuadrilla de Teruel posa para el recuerdo. Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Teruel

La comparsa andorrana movió once cabezudos y cuatro gigantes: Pascuala e Iranzo, y Macario y Bárbara. El Rey y la Reina están en reparación para agilizar peso. Les acompañaba Labordeta, gigante de Apomaga.

La asociación andorrana goza de buena salud, pues crece “con 12 miembros y están 11 de cabezudos”. En este momento “hay mucha gente que se quiere animar a la hora de sacarlos y tenemos una lista de espera exagerada”, indicó Escudero.

“En Zuera se batió el récord en 2019 con cerca de 140 gigantes y aquí estamos rondando cerca de 100, que después del parón que ha habido no nos podemos quejar. Aquí lo único que queremos es animar, que esto siga creciendo y recordar aquella frase que nos dijo una niña: Que nunca se deje de soñar en gigante porque los sueños se cumplen, y hoy nosotros estamos cumpliendo el nuestro”, concluyó el gigantero anfitrión.

La comparsa de Alcorisa aportó abundantes gigantes al encuentro. M. N.

La concejala de Cultura y Turismo de Andorra, Margarita Santos, destacó la gran afluencia. “Después de la vuelta hay mucha ilusión y ganas de volver a juntarse y ha sido un día de convivencia. Estamos muy contentos y la participación de los andorranos y las andorranas ha sido inmejorable”, subrayó.

Días como este sirven para “promocionar nuestra cultura y folclore popular”, dijo Santos, que agradeció la colaboración de Apomaga, la comparsa de Andorra, la Policía Local, el club senderista, Atadi, Protección Civil y “todos los que se han sumado a un día inolvidable”. El calor apretó y hubo que disponer de varios puntos de agua para saciar la sed de los porteadores.

Pepinero y Noél, de Alcañiz. M. N.

Exposiciones

El espíritu gigantero estará presente en Andorra hasta el 10 de junio en forma de exposición fotográfica. Los gigantes y cabezudos de Andorra. Tradición y emoción es el título de una muestra que puede disfrutarse en el bar Más que tapas. Comprende una selección del archivo fotográfico de la asociación local, con instantáneas retocadas por el fotógrafo andorrano Miguel Pedrosa.

Además, hasta el 2 de junio se puede disfrutar también, en el patio de la Casa de Cultura de Andorra, de una exposición gráfica de los gigantes y también contemplar el gigante Labordeta, cedido por Apomaga.

El redactor recomienda