Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Gonzalo Montón: “Me atrae un cine que destile a la vez calidad e inteligencia” Gonzalo Montón: “Me atrae un cine que destile a la vez calidad e inteligencia”
Gonzalo Montón acaba de ser reconocido para elegir los mejores largos y series. Carmen Julve

Gonzalo Montón: “Me atrae un cine que destile a la vez calidad e inteligencia”

El profesor y director de la revista turolense Cabiria vota los distintos Premios Feroz como nuevo miembro de la AICE

El anuncio de los nominados a los Feroz 2022 se realizará el próximo jueves en rueda de prensa desde el Auditorio de Zaragoza, ciudad que acogerá la celebración de los premios el próximo 29 de enero. Entre las nuevas incorporaciones de la entidad organizadora, la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE), se encuentra el turolense Gonzalo Montón, que se suma así a este grupo de expertos, más de 230 periodistas y críticos dedicados a informar sobre cine y series en televisión, radio, prensa escrita e Internet de todo el país. Asimismo, los aragoneses Daniel Monserrat y Salvador Cored son también dos de sus fichajes recientes.

Y es que el 25 de noviembre, los actores Elena Rivera y Brays Efe desvelarán la lista de las candidaturas que concurrirán a la novena edición de estos galardones, acto que se retransmitirá para el resto de España por el canal de YouTube de los Premios Feroz. En primera ronda, los miembros de la AICE votan para elegir los candidatos de cada categoría entre 118 largometrajes (90 dramas y 28 comedias) y 53 series de ficción (37 dramas y 16 comedias). Mientras llega la esperada cita, entrevistamos al flamante hombre de cine que desde Teruel participa en todo este rugerío en una gran selva de pantallas.

-Enhorabuena, usted ya forma parte de los que eligen los ‘Globos de Oro’ de cine y series españolas.

-La verdad es que me hace mucha ilusión entrar a formar parte de la AICE. Así puedo tener una panorámica muy amplia de las producciones audiovisuales españolas que cada año se presentan a premios como el Feroz. A mí siempre me ha gustado el cine español; creo que hay que ponerlo constantemente en valor. Es una imprescindible propuesta cultural y de entretenimiento que nos identifica, y que refleja cómo es nuestra sociedad, nuestro país, y no podemos medirlo con la misma vara que al cine norteamericano, cuyo presupuesto económico está a años luz del nuestro.

-Y a fin de cuentas, el Segundo de Chomón, que usted alienta y da vida en este año aniversario, también estaría orgulloso de que le reconozcan como ‘feroz’.

-Yo creo que sí. El desconocimiento que durante décadas ha habido de Chomón por parte de los espectadores es injusto, porque nuestro turolense es un cineasta de los pies a la cabeza, que desarrolló muchas técnicas cinematográficas y trucos visuales, como el color, el travelling, el stop motion o la iluminación con fines dramáticos, que trabajó para algunos de los directores más importantes del principios del siglo XX. Debemos difundir permanentemente su figura y sus sorprendentes e imaginativas creaciones cinematográficas.

-¿Cómo definiría periodismo cinematográfico?

-Consiste en transmitir una información fidedigna de las novedades cinematográficas, bien sea cine de ficción, documentales o series televisivas, orientando a los espectadores sobre su contenido; consiste en analizar e interpretar con rigor su lenguaje mixto, basado en palabras, imágenes y música, que se combinan para crear obras con una intención artística; consiste igualmente en provocar una reflexión entre el público y estimularle para que disfrute cuando vaya al cine o acceda por cualquier medio a las producciones audiovisuales.

-Desde su labor como docente y la dirección de la revista ‘Cabiria’, también se trata de alfabetizar desde el cine, sus lenguajes y emociones.

-Esta alfabetización es importantísima si queremos formar desde las aulas, y también al público en general, con un pensamiento crítico y un sentido estético de todo lo que contempla y le entra por los sentidos de la vista y el oído. Y esto no se consigue si no se instruye desde edades tempranas en el conocimiento de las herramientas narrativas y dramáticas que se emplean en el cine, y también a ser creativos con la realización de pequeño vídeos. Como todos sabemos, el medio audiovisual integra elementos procedentes de las diversas expresiones artísticas (teatro, arquitectura, pintura, música, danza…), pues es un arte total. En cuanto a la revista Cabiria, con sus publicaciones anuales, un gran grupo de colaboradores amantes del cine compartimos en ella noticias, análisis, estudios divulgativos y reflexiones sobre el mundo cinematográfico.

-¿Qué es lo que más valora a la hora de analizar y poner en valor una película?

-En primer lugar el guion, que es la masa madre con la que se empieza a modelar una película. También la dirección y la interpretación de los actores, por supuesto, y muchos otros aspectos. Pero si un guion no está a la altura de las imágenes que se quieren mostrar, el resto de los complejos componentes cinematográficos se resiente.

-Soy de los que piensa que hay tantos críticos de cine como espectadores. ¿Está usted de acuerdo?

-Está bien que cualquiera pueda expresar su opinión sobre la película o serie. El juego consiste también en eso, en reflexionar, en compartir opiniones y en sacar conclusiones sobre el filme que acaba de degustar. Ahora bien, los críticos son un referente nada despreciable, porque nos guían en el análisis cinematográfico y nos aportan una información y unas claves para comprender mejor una obra que a veces el espectador común desconoce. No tenemos por qué coincidir con ellos en la crítica; pero nos abren puertas de entendimiento.

-Un consejo útil y necesario con el cine, con verlo y hacerlo, que dé usted a tantas generaciones de estudiantes que han pasado por sus clases y aulas.

-Que cuando vean cualquier producción audiovisual tengan siempre en cuenta que es un trabajo de equipo, que se ha conseguido con el ilusionante trabajo de muchas personas implicadas, entre artistas, creadores y técnicos. Les pido que se disfruten la película y se entreguen sin prejuicios a la historia que te quieren contar, pero que se fijen en cómo nos lo quieren contar: el orden temporal se los sucesos, el tamaño de los planos

-Destaque cine y series españolas, algunas obras que han merecido su detenimiento y sorpresa en positivo.

-De las recientes que he visto, para mí destacan El buen patrón, de Fernando León de Aranoa, y Maixabel, de Icíar Bollaín. Son dos directores muy solventes; en estas pelis destaca asimismo el guion y la interpretación actoral. Por las mismas razones me gustó mucho también La hija, de Manuel Martín Cuenca. A mí me atrae un cine que destile a la vez calidad cinematográfica e inteligencia humana, que te haga volar desconectando de ti mismo por un rato, que sepa contar una historia y te olvides de que eso que estás viendo es ficción.

-‘Maixabel’ acaba de superar el medio millón de espectadores, se dice pronto. Aparte, ¿un clásico del cine al que siempre vuelve?

-Hay muchos, pero ahora mismo me vienen a la memoria varias escenas de la película Amarcord, de Federico Fellini. Su escenario onírico y sus personajes variopintos, entre extravagantes, tiernos y pícaros, me recuerdan al ambiente de mi pueblo cuando yo era más joven. La he visto un montón de veces.

-¿Y una serie para disfrutar de manera atemporal?

-Hay muchas: Retorno a Brideshead, por ejemplo, la llevo en el corazón desde hace mucho tiempo, es de 1981. Me gusta de ella los actores protagonistas, la historia que se cuenta, la novela en la que se basa (de Evelyn Waugh), la ambientación y la música… es mágica.

-En estos días, en otras acciones en las que usted también participa, el modernismo es también todo un mundo y un lenguaje social, ¿no es cierto?

-La Fundación Bodas de Isabel, con Raquel Esteban en la vanguardia, seguida de un equipo de eficientes trabajadoras y participantes voluntarios de Teruel y otros lugares, está consiguiendo que la población turolense, los turistas que a ella se acercan, puedan transportarse a 1912 y conozcan a diversos personajes que entonces transitaban nuestra ciudad: Pablo Monguió, Domingo Uriel, doña Visitación Garzarán, los marqueses de La Florida, por citar solo algunos, y hasta el mismo Segundo de Chomón en un divertido juego ucrónico.

La Semana Modernista ayuda a cohesionar a la gente a través del divertimento cultural, transmite buenas vibraciones, es divertido vestirse de personaje de época y mimetizarse en el ambiente. Y se cuidan mucho los detalles en los vestidos, los sombreros y demás adminículos para conseguir una cuidada verosimilitud, cada modernista lleva interiorizado el personaje que le ha tocado, y durante dos o tres días debe comportarse como tal, por lo tanto ha de tener memorizada más o menos su biografía, e interactuar con los compañeros y con el público; eso es parecido al método Stanislavsky, ¿verdad?

-(Risas) Verdad. Y en el sosiego de la noche, ¿qué le sigue diciendo, qué le susurra don Segundo permanentemente en sueños?

-Me susurra que sus paisanos turolenses, y toda la comunidad mundial amante del cine, debemos seguir siendo persistentes en nuestro deseo de que su importancia como pionero del cine no sea solo del conocimiento de unos pocos. Me pide Segundo de Chomón que divulguemos sus obras, que proyectemos sus películas en el formato que sea, que para eso las creó él, para que los espectadores nos divirtamos con sus fantasmagorías, conseguidas gracias a su creatividad y su ingenio en el desarrollo de brillantes técnicas cinematográficas.

El redactor recomienda