Síguenos
Roman Gubern y Sara Mesa, dos de las referencias del próximo número de Turia Roman Gubern y Sara Mesa, dos de las referencias del próximo número de Turia
Román Gubern es uno de los intelectuales españolas más carismáticos e influyentes

Roman Gubern y Sara Mesa, dos de las referencias del próximo número de Turia

La revista publicará sendas entrevistas con el intelectual y la escritora

Los lectores del nuevo número de Turia, la revista cultural que edita el Instituto de Estudios Turolenses (IET), que se distribuirá durante este mes de noviembre, presenta entre sus principales contenidos dos entrevistas en profundidad a dos autores de marcada originalidad, rigor y relevancia en sus respectivos ámbitos, Román Gubern y Sara Mesa.

Gubern (Barcelona, 1934) es uno de los intelectuales españoles más carismáticos por sus estudios sobre cultura de la imagen y comunicación audiovisual. Es un gran conocedor de la obra de Luis Buñuel y sus estudios sobre el cine mundial o durante la guerra civil, el lenguaje del cómic o la pornografía fueron pioneros en España. Puede decirse que, a sus 88 años, Gubern se ha convertido ya en una institución en si mismo, casi en una marca muy distinguida de las investigaciones fílmicas y las averiguaciones de la cultura visual.

Autor de cerca de una cincuentena de libros y de más de 200 artículos académicos, y colaborador en un centenar de obras colectivas más, su figura se caracteriza por una formación y trayectoria multidisciplinar, que abarca la historia, el derecho, las teorías de la comunicación, la estética y la filosofía. La imagen ha sido el eje central de sus estudios, tanto en lo referente a su historia, como a su función social, lenguaje y universo, siguiendo siempre de cerca la evolución de los lenguajes comunicativos y el papel de las nuevas tecnologías.

En la entrevista que Turia publica, y que ha elaborado Iván Moure Pazos, no sólo se realiza un repaso por su extensa obra y vida. También se abordan temáticas muy dispares: la ciencia de la imagen, la percepción visual, la figura del cineasta Val del Omar, el porno, la violencia, el cómic o el influjo de Pasolini. Además se habla sobre una de las tareas más singulares: su labor cinéfila en el Vaticano, que le permitió conocer la Filmoteca que alberga la Santa Sede, elaborar una propuesta de lista de mejores películas con valores ejemplares (en el libro hay tres listas vaticanas oficiales, donde las películas se clasifican según sus valores religiosos, sociales y humanos y artísticos) y participar en la designación del santo patrono del cine.

Entre sus afirmaciones, destacamos que para Gubern “sigue vigente la ley del mínimo esfuerzo en la comunicación de masas” y que “se aprende a ver”. También muestra su convencimiento de que “el cómic y el cine funden las potencialidades de las artes plásticas y las artes narrativas”.

Sara Mesa presentó recientemente ‘La familia’, su última novela

Por último, asegura Román Gubern en Turia, “la vida, en efecto, desde el punto de vista perceptivo es un largo plano-secuencia que se interrumpe cuando dormimos y se cancela cuando morimos. Pasolini (a quien traté un poco) era un marxista con mala conciencia, probablemente culpabilizado por su condición homosexual. Tal y como cuento en mi último libro, mi compañero Terenci Moix me aseguró que en Roma había tenido un affair con él.”

Sara Mesa

Por su parte, en cualquier nómina de las autoras actuales de referencia en español sobresale Sara Mesa, nacida en Madrid en 1976, pero criada desde niña en Sevilla. Es un valor seguro: sus novelas atesoran multitud de premios, son nombradas libros del año y aclamadas por la crítica. Posee una prosa hecha de sombras y desconciertos, sencilla, precisa y ciertamente irónica, que atrapa al lector y lo convierte en espectador privilegiado de cuanto nos cuenta en sus libros. Entre sus de éxitos literarios hay que citar títulos como sus novelas Cuatro por cuatro (finalista del Premio Herralde de Novela) y Cicatriz, el volumen de relatos Mala letra o la novela Un amor. Este último título, uno de los más aclamados en 2020, está siendo adaptado al cine por Isabel Coixet). Ahora, con su nueva novela La familia no ha hecho sino confirmar que es capaz de elaborar un retrato fiel de cómo el siglo XX ha moldeado a una generación que no se sentía perteneciente a la coyuntura histórica de la cual venía la generación anterior, y con ello, asumieron una identidad cuajada de contradicciones que siguen arrastrándose.

Turia publica una entrevista exclusiva con Sara Mesa elaborada por el periodista cultural Fernando del Val. Entre sus declaraciones destaca una que da la esencia de su trabajo creativo: “No creo en la imaginación sin asidero, esa especie de capacidad inventiva romantizada a la espera de que las musas la espoleen. La realidad es nuestro campo de minas, de ahí extraemos todo, pero transformándolo, pasándolo por el filtro de las personas que somos. En mi caso concreto, yo no creo que invente nada. Observo alrededor, ficcionalizo y escribo”.

Preguntada por su referentes, Sara Mesa señala a sus favoritos: Franz Kafka, Fleur Jaeggy y J.M. Coetzee. Añade también que “la mejor manera de ser autocrítico es leyendo mucho, pero leyendo a los buenos, a los grandes”. Reconoce, por otra parte, que “las tramas de los libros son artefactos, engaños, de los que a veces ni quienes escribimos somos conscientes”. Además, “hay Hay quienes leen como si se comieran una naranja, tratando de exprimir el jugo y dejando fuera todo lo demás, como si ese todo lo demás indescriptible no fuese precisamente lo más interesante.”

Reconoce Sara Mesa que “si no hay implicación personal, el texto puede ser perfecto pero carece de fuerza”. Y también cree que el valor de un texto literario está en el lenguaje: “Es gracias al lenguaje como creamos emoción, humor, miedo, curiosidad…, no a partir de las tramas ni de los temas”.

El redactor recomienda