Síguenos
Silvia Ayerra, Jorge Arévalo y Sonia Celma, ganadores de las Becas de Fotoperiodismo Silvia Ayerra, Jorge Arévalo y Sonia Celma, ganadores de las Becas de Fotoperiodismo
El Seminario de Fotografía de Albarracín ha dado por concluida la edición de este año y ya prepara la siguiente. J.García

Silvia Ayerra, Jorge Arévalo y Sonia Celma, ganadores de las Becas de Fotoperiodismo

Las Becas Albarracín 2023 fueron asignadas a otras cuatro personas

Josep García

Albarracín
 

Tras las deliberaciones por parte del jurado, formado por los responsables del seminario y una selección de ponentes, se falló que Silvia Ayerra Muruzabel obtuviera la Beca de fotografía la Fundación DKV Seguros dotada en 10.000 euros y entregada por Carolina Rojo, responsable del Centro de fotografía con causa f/DKV.

A su vez, Jorge Arévalo Rodriguez obtuvo la Beca EFTI pudiendo realizar gratuitamente el curso de Fotoperiodismo y Reportaje en el Centro Internacional de Fotografía y Cine (EFTI), valorado en 2.280 euros.

Dicho curso durará seis meses entre enero y junio de 2024 (fechas probables).

Tres meses son presenciales en Madrid y en los otros tres desarrollará un proyecto que contará con unseguimiento permanente de los coordinadores del curso con reuniones cada tres semanas.

Por su parte Jesús Mico entregó la beca "La Kursala” a la alumna terolense, Sonia Celma Alcober.

Y por último se entregaron las prestigiosas "Becas Albarracín 2023" a los siguientes participantes: Borja Abargues Carbó, Victor Cabo Baró, Susana Galbis Ibáñez y Miguel Gómez Muñiz.

También se concedió una mención especial dentro de estas becas a Aleksandar Aleksov, un alumno proveniente de Bulgaria.

A todos ellos les espera un intenso trabajo, que tienen que desarrollar en los próximos meses, supervisados por Sandra Balsells. Dichas becas otorgan la invitación a la edición del siguiente año y la oportunidad de presentar un proyecto fotográfico en pantalla grande ante todo el público.

Silvia Arreya y Carolina Rojo, las dos grandes premiadas. Josep García

En la mañana de la clausura, los encargados de cerrar las ponencias matinales fueron Arena Miserachs y Andreu Català Pedersen. Ambos hijos de dos prohombres de la historia de la imagen, considerados por los críticos como de extraordinarios referentes de la fotografía catalana de la segunda mitad del siglo XX.

Arena Miserachs

Arena, una de los dos hijas de Xavier Miserachs (1937-1998) explicó explicó como fue la cesión en febrero del 2011, acordada junto a su hermana del archivo de su padre al Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA).

En el centro de estudios y documentación de esta institución se guardan 80.000 imágenes fotográficas –60.000 en tiras de negativos y 20.000 en diapositivas o transparencias–.

A este fondo se le suman 2.500 hojas de contacto, cuadernos de notas y los volúmenes de su biblioteca personal.

Fruto del trabajo

Una vez ordenado y sistematizado este fondo, el museo mostró el fruto de todo el trabajo realizado con una excelente exposición en 2015 centrada exclusivamente en el prestigioso fotolibro Barcelona, ​​en blanco y negro, que Miserachs publicó en 1964 en la editorial Aymà, con textos de Josep Maria Espinàs y que hoy en día sólo se encuentra en librerías de viejo y segunda mano. En su volumen, Miserachs, con solo 27 años, captó con su cámara una Barcelona en pleno proceso de transformación.

El buen final del archivo de Miserachs contrasta con la polémica que persiguió la suerte del fondo documental de Agustí Centelles, y que hoy se guarda en el Archivo de Salamanca, tras una serie de desencuentros con la Generalitat.

Otros legados han podido permanecer en Cataluña. Es el caso del de un contemporáneo de Miserachs, Oriol Maspons, quien depositó sus fotografías –unas 1.500 copias–en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). Otro fondo, el de Francesc Català-Roca, se encuentra hoy en las colecciones del Colegio de Arquitectos de Cataluña, en Barcelona.

La organización del seminario que sumó a la celebración del centenario del nacimiento de Francesc Català-Roca (Valls, 19 de marzo de 1922 - Barcelona, 5 de marzo de 1998) invitando a su hijo quien basó su ponencia en loar la figura de su padre, con anécdotas de la vida y profesión. La relación con personajes como Joan Miró o Llorenç Artigas, así como con otros fotógrafos de su tiempo, y su pensamiento en torno a la fotografía.

Vanguardia

Siempre mantuvo vivo en su obra el espíritu de vanguardia y abrió caminos a toda una generación.

Fue pionero en insertar la fotografía en la publicidad, rompió los estrechos márgenes que el mundo del arte reservaba a la fotografía documental introduciéndola en las galerías y aplicó la fotografía al diseño y la arquitectura.

Finalmente, la jornada terminó con la exposición de las conclusiones por parte de Antonio Jiménez, director-gerente de la Fundación, de Sandra Balsells y de Gervasio Sánchez pusieron punto y final a cuatro días de frenética actividad y donde han primado los reencuentros, las enseñanzas y la pasión por una misma afición.

El redactor recomienda