Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

Sonia Villarroya, o el mito clásico contaminado por la distopía tecnológica Sonia Villarroya, o el mito clásico contaminado por la distopía tecnológica
Varios estudiantes de arte durante la apertura de la exposición de Sonia Villarroya, que puede verse hasta el día 4 en la Escuela de Arte de Teruel

Sonia Villarroya, o el mito clásico contaminado por la distopía tecnológica

La Escuela de Arte de Teruel expone una muestra de pintura inspirada en la mitología griega
La ilustradora turolense Sonia Villarroya conecta la mitología y la tecnología; la estética recuperada en el Renacimiento con el de la decadencia post-postmodernista, la era del culto a la tradición clásica y la de la experimentación del arte sintético y NFT, dando un salto de varios siglos con Metamorfosis, una colección pictórica que puede visitarse en la sala de exposiciones de la Escuela de Arte de Teruel hasta el 4 de marzo, en su horario habitual de lunes a viernes entre las 19 a 21 horas.

Villarroya aplica su cosmovisión para representar, a través de la acuarela y el óleo, algunos mitos clásicos como el de Escila, a quien los celos convirtieron en el monstruo que acosó al bueno de Ulises durante su Odisea; Narciso, que murió consumido por el amor hacia su propia figura reflejada; o Gea, la diosa griega de la creación, madre del tiempo Cronos y abuela, paterna y materna al mismo tiempo, del mismísimo Zeus.

La muestra, que está comisariada por Mario Torres Julián, Cristina Ramo, Lucía Gil de Gómez y Diego Saura, recrea a través de doce imágenes otros tantos mitos clásicos, que a través del  imaginario tan profundamente escatológico, sexual, violento y apasionante de la mitología griega explican el mundo en clave de amor, celos, ira, ambición, traición, poder, guerra, destino, conflicto o suerte. Las doce imágenes, entre acuarelas y óleos, pertenecen al proyecto que desarrolló
Villarroya hace ya cerca de una década, durante su formación en Bellas Artes en el campus de Teruel, que consistió en un libro ilustrado basado en La metamorfosis de Ovidio, poema que el poeta romano teminó de escribir hacia el año 8 de nuestra era, y que narra la historia del mundo desde su creación hasta los tiempos de Julio César.

La obra original de Ovidio se centra en 250 mitos de diferente índole, con especial profusión de los mitos bélicos, aunque la turolense decidió centrarse en aquellos que tenían que ver con el fenómeno de la metamorfosis “porque entiendo que son mucho más sugerentes y desde luego me inspiraban mucho más a la hora de plasmarlos en imágenes, porque son más pictóricos”.   

En concreto las piezas de Sonia Villarroya que pueden verse en la Escuela de Arte de Teruel son representaciones de los mitos de Apolo y Dafne; Ocirroe; Io; Acteón; Narciso; La Envidia y Aglauro; Cuervo; Coronis y Corneja; las hijas de Cécrope; Polidoro, Polimestor y Hécuba; Latona y los Licios; Cicno; Calisto; y Cadmo y Harmonía.  Son los doce “que me parecieron especialmente interesantes para exponer al público en cuanto a los temas que tocaban”, explica Villarroya. “Hablan sobre determinadas emociones muy inspiradoras, el amor, los celos, o por ejemplo la envidia”, recogida a través de Némesis, “que es un concepto muy poco representado en la mitología clásica”.

La tecnología irrumpe


Lo que hace más particular la exposición de Sonia Villarroya es la revisión estética de estos mitos, llevados desde una perspectiva muy personal a la era de la tecnología. Los dioses, titanes y héroes antaño relacionados íntimamente con la naturaleza ahora lo están con aquello que representa el desarrollo tecnológico. Y esta desempeña un papel incluso más terrible, fatal y determinista que aquella.
 
Gea, la diosa griega de la creación primigenia, origen de todo, según la artista turolense Sonia Villarroya
Las obras combinan los elementos más o menos propios de la estética de la mitología clásica, o más bien de la reinterpretación que de ella nos llegó procedente del Renaciento, y además incorpora cableados, tuberías, piezas metálicas e implantes cibernéticos que apelan directamente a un escenario de ciencia ficción.

Como se refleja en el catálogo de la muestra, esa implicación del factor tecnológico en la estética relacionada con la mitología no está exenta de un sentido crítico, en cuanto a que “no solo no aporta” nada de interés “a las finalidades reflexivas y liberadoras” que le son propias al arte, “sino que refuerza sistemas de pensamiento, valores y poder, muchas veces reaccionarios y caducos”, dando al discurso de Metamorfosis una vertiente distópica. En ese sentido, en las doce piezas expuestas de Sonia Villarroya se detecta mayor presencia de este elemento tecnológico en los mitos revestidos por mayor violencia, dramatismo o fatalismo, como explica la propia autora.

Así, en su representación de Calisto, que fue transformada en osa por Juno como castigo por haber dado a luz a un hijo de Zeus, Sonia Villarroya da forma a una criatura humanoide en plena transformación, acosada por unas tuberías industriales que incrementan su tormento; u Ocírroe, transformado a su vez en caballo por revelar los secretos de su padre, Quirón, es un cyborg equino de largas crines pelirrojas.

El interés de Sonia Villarroya por la mitología la ha acompañado desde pequeña, “al principio más relacionado con periodos como el egipcio, pero después y sobre todo con el periodo grecorromano a raíz de estudiar con más detenimiento
el arte clásico”. Según la artista turolense, “muchas de esas lecturas de mitor y leyendas clásicas son muy inspiradoras para mí, a la hora de plasmarlas en imágenes, por la fuerza que tienen las emociones inmersas en ellas”.

Sonia Villarroya (Teruel, 1989), es licenciada en Bellas Artes y máster en Creatividad Publicitaria. Durante estos años ha combinado su actividad profesional como diseñadora gráfica y web en diferentes empresas con su obra personal en pintura e ilustración. Obsesionada por “crear pinturas que transmitan algo y no se apaguen en el olvido”, buena parte de su obra está centrada en la mitología o en la poesía de autores como Carl Jung o Rimbaud, más allá de otros campos menos personales como el paisajismo o el retrato. El concepto de transformación, la naturaleza a través de la fauna  y el cuerpo humano son alguno de sus referentes conceptuales preferidos, en un trabajo que la lleva sobre todo a “coger lo que otros ven en la literatura y trasladarlo a la pintura, ya no solo como ejercicio sino también como parte de lo que a mí me motiva: ir más allá de la palabra”. 

Comisariada por cuatro estudiantes de Bellas Artes


La exposición Metamorfosis de Sonia Villarroya Sanahuja está organizada por Mario Torres Julián, Cristina Ramo, Lucía Gil de Gómez y Diego Saura, alumnos de 4º del grado de Bellas Artes en el Campus de Teruel. El comisariado de la muestra responde a una actividad lectiva de la asignatura Diseño y Gestión del Espacio Expositivo, que desde hace años es responsable de no pocas de las exposiciones de arte que pueden verse en la capital turolense. Según explica Mario Torres, “el tema de la mitología y de las implicaciones del arte en asuntos actuales, como la tecnología, es un interés común para los cuatro comisarios”, por lo que la obra de Sonia Villarroya cuadró perfectamente con el proyecto.

Los alumnos de Bellas Artes han gestado la exposición en todas sus facetas, desde la elección del artista hasta la elaboración del excelente catálogo de la muestra, pasando por la elección del espacio expositivo. “Aunque no era la única la Escuela de Arte de Teruel era una de nuestras primeras opciones”, explica Torres, ya que Cristina Ramo estudió en el centro Bachiller de Artes y conocía las posibilidades del espacio. “Hablamos con Ernesto Utrillas, director de al Escuela, visitamos la sala de exposiciones y vimos que era el lugar idóneo para esta muestra”.

El redactor recomienda