Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Una exposición pictórica de Max Turiel y Tana Ibáñez inaugura la que debería ser la semana grande de Calamocha Una exposición pictórica de Max Turiel y Tana Ibáñez inaugura la que debería ser la semana grande de Calamocha
La exposición fue inaugurada por el alcalde de Calamocha, Manuel Rando (tercero por la derecha)

Una exposición pictórica de Max Turiel y Tana Ibáñez inaugura la que debería ser la semana grande de Calamocha

Podrá visitarse hasta el próximo 20 de agosto en la Sala José Lapayese
La sala José Lapayese de Calamocha ha inagurado este sábado una exposición que recoge más de 60 obras de los artistas locales, Tana Ibáñez y Max Turiel, aunque residentes fuera de la localidad. Distintos estilos y técnicas se reflejan en esta colección de cuadros que podrán contemplarse hasta el día 20 de agosto en horario de 11:30 a 13:30 y de 18:00 a 21:00 horas. Al acto de inauguración han asistido, entre otras autoridades, el Alcalde de Calamocha y presidente de la Diputación Provincial de Teruel, Manuel Rando, y la concejala de Cultura, Maite Beltrán.

Tana Ibáñez

Tana Ibáñez Laguía nació en Calamocha y, tras realizar estudios en la capital aragonesa, desarrolló su actividad a lo largo del territorio nacional recalando nuevamente en Calamocha para dirigir una entidad bancaria. Tras varios años se trasladó a vivir a Bélgica, por cuestiones, familiares y fue allí donde desarrolló esta pasión por pintar que ya, desde pequeña, llevaba dentro. Actualmente, vive en una ciudad a 20 kilómetros de donde naciera Vincent van Gogh “en donde se desarrolla una gran actividad cultural y tienes la posibilidad de realizar cursos de formación pictórica”, dijo Tana y eso es lo que hizo, formarse en la pasión que desde pequeña sintió por la pintura. Reconoce que pinta por necesidad y porque le relaja. Esta calamochina, afincada desde hace más de 17 años en Bélgica, quita horas al sueño para poder compaginar su afición por la pintura con su vida profesional y familiar. Aunque visita Calamocha todo lo que puede, reconoce que últimamente viaja más a Altea, otro foco de artistas, en cuya playas ha encontrado la inspiración de su nueva línea pictórica, “litos”. No obstante, como ella misma ha declarado, son muchos los estilos que practica: acuarela, óleo, cera, papel y diversos estilos, abstracto, realista, naturalista, retrato… “Realmente pinto lo que me emociona, no tengo que seguir las indicaciones de ningún galerista, de momento, por eso, según el lugar y el momento la obra refleja un estado emocional diferente”.

 

Max Turiel

 

Por su parte, Max Turiel Ibáñez, tiene una dilatada vida en el mundo artístico. Aunque, como él mismo dice, nació por azar en Zaragoza, “fui bautizado y me siento plenamente calamochino”.

Licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia, Diplomado en Estudios Internacionales por la Escuela Diplomática de España con el número uno, ejerce su profesión en Madrid. Como él mismo recuerda, empezó a pintar a los 11 años en el colegio. Tras unos años de abandono, volvió a la pintura en 1995 y a su afición pictórica se sumó sus creaciones de escultura, cerámica y diseño. Sus obras, además de en el Ayuntamiento de Calamocha, pueden verse en la Real Academia de la Historia, en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en la Universidad Juan Carlos I, entre otras instituciones. Su estilo más destacado es el abstracto.



 

El redactor recomienda