Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

El CV Teruel solo tiene cuatro días para curar heridas y preparar el partido con el Boiro El CV Teruel solo tiene cuatro días para curar heridas y preparar el partido con el Boiro
Martina remata una pelota ante el bloqueo de Monteagudo y Vildósola y bajo la atenta mirada del técnico Miguel Rivera en Los Planos. Archivo/Bykofoto

El CV Teruel solo tiene cuatro días para curar heridas y preparar el partido con el Boiro

El equipo naranja afronta una semana más corta de lo habitual tras la derrota contra Melilla
La derrota contra Melilla registrada el pasado sábado por el Club Voleibol Teruel en Los Planos deja sensaciones encontradas. A pesar de que haberse dejado dos, o incluso tres, puntos por el camino, los jugadores del conjunto naranja demostraron un gran nivel de juego y solo pequeños detalles dejaron abierta la rendija por la que los africanos pudieron construir su ventaja. 

El CV Teruel tendrá que dar  por bueno el punto logrado en el partido correspondiente a la tercera jornada, aunque su entrenador reconocía ayer en el primer entrenamiento tras el encuentro, que quería haber sumado más. “Siempre es mejor sumar uno que ninguno”, espetó el técnico naranja, Miguel Rivera, para lamentar después no haber logrado la victoria. Sin tiempo para lamerse las heridas, el equipo turolense apura ahora las escasas sesiones de preparación de que dispone para preparar el desplazamiento de este fin de semana contra el conjunto gallego del Rotogal Boiro. Los naranjas emprenderán su viaje el viernes, por lo que tendrán que sacrificar uno de los días de entrenamiento de esta semana para preparar el encuentro.

A pesar de estas contingencias, el técnico del CV Teruel, Miguel Rivera, aseguraba que ésta es “una semana normal” en la que la derrota no va hacer “cambiar absolutamente nada porque, al final, la competición es así”. De hecho, Rivera ya advirtió de la mayoría de circunstancias que se produjeron en el encuentro del sábado. El técnico madrileño del CV Teruel avisó de la posibilidad de que el partido fuera largo, de los sistemas de juego melillenses y del peligro que Giustiniano suponía para los rivales del conjunto de la ciudad autónoma. 

“Al final el partido fue muy igualado en todos sus sets, excepto quizás el quinto”, recordó Rivera, reconociendo que el resultado pudo decantarse para cualquiera de los dos equipos con cualquier marcador posible. 

“Ciertos matices”


Desde el momento en el que el último balón dio el último punto a los jugadores de Abdelkader, el entrenador de los turolenses, Miguel Rivera, lleva insistiendo en los mismo: “el partido podía haber caído de los dos lados”, y solo se decantó a favor del conjunto visitante por “ciertos matices”. 

El encuentro del sábado fue “muy táctico, con muchísimas variantes por parte de los dos equipos y sus cuerpos técnicos para cambiar algunas situaciones”, explicó Rivera, que recordó que al final del primer set  hizo “algunos ajustes en la rotación inicial, táctica de saque y un poquito también la táctica de bloqueo”. Unas medidas que dieron resultado y que contribuyeron a darle la vuelta al marcador y a la dinámica del partido.  Pero a mediados del cuarto juego Melilla apretó un poco más con el saque y Teruel, que se sentía ya con la victoria al alcance de la mano, no supo  responder  hasta que la rotación llevó a Monfort a la línea de saque para atascar a los naranjas, que terminaron perdiendo el cuarto juego y, después, el partido. 

Rivera aseguró que “todavía es pronto para sacar conclusiones” tras ser preguntado por si su equipo habría perdido el punch que le había caracterizado hasta ahora en los finales de set y recordó que el año pasado el grupo vivió “partidos parecidos”, incluido el propio contra Melilla en Los Planos, que se resolvió también con derrota de los aragoneses con idéntico resultado. 

Desplazamiento largo


El calendario de competición llevará este fin de semana a la expedición naranja hasta Galicia para jugar contra el coruñés Rotogal Boiro en uno de los desplazamientos peninsulares más largos de la temporada. 

Para afrontar las doce horas de autobús hasta el municipio gallego en el que el central del CV Teruel Pablo Bugallo debutó en el deporte del voleibol, el equipo partirá el viernes por la mañana.

En la s filas del CV Teruel ´no se prevé que viaje el receptor Venezolano y capitán, Thomas Ereú, quien todavía no se ha recuperado de sus problemas de rodilla. Quien sí podría viajar con el equipo será el segundo opuesto, Martin Dimitrov, quien ya está prácticamente recuperado de la rotura muscular que le ha mantenido alejado de la dinámica normal del grupo durante varias semanas.

Giustiniano, MVP

El receptor argentino del Melilla Mariano Giustiniano ha sido elegido como el mejor jugador de la jornada. A pesar de no haber sido el máximo anotador del partido disputado en Los Planos el sábado, en el que el opuesto naranja Andrés Villena anotó la friolera de 35 puntos, el jugador melillense fue determinante en el resultado de su equipo. El argentino fue una pieza clave en el importante triunfo melillense en su visita a CV Teruel. El receptor consiguió unos espectaculares números: 22 puntos, 1 saque directo y 3 bloqueos para aparecer en las clasificaciones individuales. 

Acompañándole en el siete ideal de la jornada está su  compañero de equipo Juan Martín Riganti en el puesto de colocador, decisivo también en el triunfo del bloque de Salim Abdelkader en Los Planos.

Dos jugadores sitúa también en el siete ideal CV Guaguas con el líbero Alejandro Fernández y el central Borja Ruiz, que está acompañado en el centro de la red por el brasileño Igor Iuri Silva de Río Duero Soria. Pablo Kukartsev se sitúa como el opuesto del equipo ideal tras liderar el triunfo de Unicaja Costa de Almería ante Rotogal Boiro, mientras que la dupla de receptores la completa Thiago Vanole de Conectabalear CV Manacor.

El redactor recomienda