Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

Juanma Agoiz y Nerea Clavero posan junto al Polaris con el que competirán en la Baja Aragón este fin de semana

Juanma Agoiz quiere llevarse el oro en buggies a Burbáguena

El piloto del Jiloca ha competido en diez ediciones
banner click 241 banner 241
El objetivo es ganar. Después de haber terminado en segunda posición el año pasado, el equipo de Burbáguena integrado por Juanma Agoiz y  Nerea Clavero regresarán a la rampa de salida de la carrera turolense para acabar descorchando el cava el domingo. 

La pasión al mundo del motor y el off road no le es nueva a Juanma Agoiz para quien su pasión por esta carrera le viene “de pequeño”.  “La afición al motor la he tenido desde niño”, recordó para explicar cómo hace diez años, cuando la Baja Aragón desembarcó en la provincia de Teruel en 2013 decidió participar. “Siendo aragonés y de Teruel, y celebrándose la Baja en la provincia de Teruel, fue que decidí correrla”, explicó el piloto. 

Así, Agoiz cumplirá su décima participación este fin de semana. “Las he corrido todas desde 2013 menos el año de la pandemia que no se celebró”, recalcó. 

Ahora Agoiz participa en la categoría de buggies a los manos de un Polaris al que se le han realizado diferentes mejora tanto en el motor como en el equipamiento para lograr las mejores prestaciones. “Es un buggie de última generación y llevamos una preparación especial que hemos hecho para este vehículo que saca más de 200 CV.  Lo hemos aligerado muchísimo de peso y hemos hecho un vehículo muy competitivo para estar arriba”, detalló el piloto.

“Empecé a correr en quad pero a partir de 2018 empecé a participar en buggie. Esta será tercera edición que voy a correr con buggie”, recordó el de Burbáguena, que se reconfortaba a.l recordar que las cuatro ruedas con “otro mundo”.

Sin embargo, Agoiz no restó dificultad a esta modalidad. “Los buggies de hoy en día ya no son como los de antes. Son vehículos para poder luchar arriba”, explicó.  Y con ese objetivo llegará hoy al parque cerrado: Agoiz quiere subir a lo más alto del cajón, después de haber terminado en segunda posición el año pasado. 

Sobre su experiencia en la Baja, Agoiz destacó el hecho de correr por pistas que conoce bien. “Es un recorrido muy bonito. La zona de Teruel me encanta. Son recorridos preciosos en los que hay un poco de todo, no como en las antiguas carreras de Monegros en las que solo había pistas  y más pistas. Este es un recorrido más técnico en el que se pasa por zonas más ratoneras y en el que hay muchos cambios de  terreno pasando por terrenos muy lentos y otros más pedregosos con zonas rápidas y zonas lentas”. Todo ello hace de la Baja Aragón una “carrera muy técnica”, valoró el piloto diferenciándola de las “típicas Bajas de velocidad” y coincidió en que en Teruel es imprescindible “guardar mucho la máquina porque enseguida se puede romper”.

Para hacer frente a las altas temperaturas que se prevé azoten a los participantes en la carrera, este equipo ha estado entrenando para conducir en circunstancias sofocantes. El pasado fin de semana participaron en la carrera de Castelserás a más de 40 grados y en junio, durante la primera ola de calor, estuvieron rodando durante tres jornadas en las horas centrales del día para aclimatarse mejor. “El calor nos preocupa pero lo hemos trabajado”, añadió.

El equipo llegará esta tarde al parque cerrado de Los Planos para poder pasar las verificaciones técnicas el viernes por la mañana. 

El redactor recomienda