Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Laura Aparicio prepara en un simulador la tercera carrera del Regional Laura Aparicio prepara en un simulador la tercera carrera del Regional
El ex piloto y gerente del Guadalope Experience hace indicaciones a la piloto alcañizana Laura Aparicio sobre la simulación del circuito de Calafat

Laura Aparicio prepara en un simulador la tercera carrera del Regional

La piloto alcañizana llega al ecuador de la competición en Calafat como segunda de su categoría
El circuito de Calafat espera. Laura Aparicio apura las horas antes de viajar a Navarra donde este fin de semana se disputará la tercera prueba del Campeonato de Aragón de Velocidad de Turismo, en el que la alcañizana ocupa la segunda posición. Aparicio ya se conoce al dedillo el trazado catalán después de haber pasado un buen número de horas en el simulador Guadalope Experience, en la capital de Bajo Aragón, para mejorar su adaptación al recorrido y al coche.

La competición llega a su ecuador, después de haber se disputado y dos de las cinco carreras que componen el calendario. El CET llega a Calafat, donde la turolense Laura Aparicio no ha corrido nunca. “Me pasó lo mismo en el circuito de Cheste, en Valencia”, reconoció el piloto, que asegura que afronta la prueba “con mucha ilusión y ganas de seguir aprendiendo”.

Aparicio quiere seguir aprendiendo sobre el circuito y también sobre su coche, un BMW de tracción trasera que requiere una conducción radicalmente distinta a la que estaba acostumbrada con el Seat Ibiza Cupra con el que había competido hasta este año. 

Un coche complicado


El piloto turolense confiesa que le "está resultante en complicado" hacerse con el coche porque "siempre" ha pilotado coches de tracción delantera y "es una conducción diferente". Además, su presupuesto ajustado no le permite realizar sesiones de entrenamiento fuera de los fines de semana de carrera por lo que Laura Aparicio trata de exprimir tanto como puede las tandas de entrenamiento para hacerse con las sensaciones de su BMW. “Cada vez que salga a pista intentaré ir bajando los tiempos y hacerme al coche y al asfalto”, explicado el deportista, finalista en la última edición de la Gala Provincial del Deporte Turolense. 

Aparicio describió el circuito de Calafat como "ratonero" con en un trazado de "muchas curvas" en el que "un coche tan largo y tan pesado es más difícil de manejar frente a otro más corto y ligero", reconoció.

El piloto está encontrando dificultades en la negociación de los vértices ya que el coche de tracción trasera presenta, por definición, cierto subviraje, provocando incluso algo de deslizamiento al abrir gas. Eso es lo que más le está costando a la piloto, que reconoce que el problema lo tiene "al salir de las curvas" y que está aprendiendo a "dar un gas muy progresivo y con el volante", algo a lo que Aparicio " no estaba acostumbrada ”Sin embargo, también reconoce que“ ahora, la entrada en las curvas es mucho más rápida que antes porque los pesos del coche están muy bien repartidos y la frenada es muy limpia y no se escapa el coche por ningún lado como sí lo hace al salir ”del giro. 

Simulador


Para tratar de compensar la falta de horas al volante de su coche y la imposibilidad económica de probar los trazados del Campeonato, el piloto está pasando muchas horas en el simulador Guadalope Experience, en Alcañiz. Se trata de un simulador de última generación con realidad virtual y 4D gracias a un puesto de conducción que interactúa con las acciones del coche virtual.

"Voy con Jorge Campanetas y me enseña las mejores trazadas, cómo entrar y salir de las curvas con mi coche, cómo hacer esa aceleración progresiva o cómo y dónde puedo atacar a otros coches", relató la piloto, que ayer mantuvo su última carrera virtual . Aparicio consideró que “es también una buena forma de entrenar”, sobre todo ante la dificultad de hacerlo con el coche. 

“Yo, cuando llego al circuito me lo sé”, apuntó la deportista, que analizaba que “no es lo mismo llegar a un circuito sin haber rodado nunca allí y sin saber por dónde va la pista que habiéndolo practicado antes”.

El aparato resulta extraordinariamente fiel a la realidad. Además de que el conductor utiliza unas gafas de realidad virtual que permiten una perspectiva panorámica en cada momento, el asiento replica los movimientos de paso por curva, aceleración y frenada de cada instante. 

Al frente de este simulador está Jorge Sánchez Campanetas, que ha sido una de las figuras emblemáticas del motor en el Bajo Aragón.

En constante evolución


Además, “el coche va a ir evolucionando carrera a carrera”. En esta cita el equipo le va instalar “unas nuevas caídas detrás para que tenga un poco más de agarre”, dijo la deportista, que apuntaba que “para otras carreras, y si el presupuesto acompaña, le añadiremos el autoblocante para que las dos ruedas giren al mismo tiempo al salir de las curvas ”. 

Unas mejoras que apenas tiene oportunidad de probar en la realidad del asfalto y solo puede testar las sensaciones y la efectividad de las nuevas piezas o reglajes en las tandas de entrenamientos previas a las carreras. “Yo solo tengo presupuesto para correr las carreras del Campeonato. No puedo hacer test ”, explicó la piloto, que dejó la puerta abierta a poder hacer alguna sesión de entrenamiento privada a final de temporada si sus finanzas se lo permiten para que“ en la última carrera, si nos estamos jugando el campeonato o posiciones de arriba de la clasificación, aprovechar todo lo que tengamos. Pero ahora no puedo ir entrenando uno o dos fines de semana antes de las carreras porque si tuviera un accidente y tuviera que cambiar piezas se iría el presupuesto y no podría terminar el Campeonato ”,

Con unas cuentas tan ajustadas en lo económico, Laura Aparicio reconocía que procura arrancar las carreras con cautela, huyendo de las montoneras de coches donde es fácil romper partes del coche. Sin embargo, también confesó que con el paso de las vueltas su ánimo se va calentando. “Yo tengo cabeza siempre, pero si en el momento de la salida veo que se va a formar montonera estoy al tanto para ver por dónde pasar para no tocarme con nadie ni que nadie se toque conmigo y poder terminar la carrera. Y eso lo he conseguido en las dos pruebas anteriores porque el coche ha terminado ileso ”, relató la alcañizana que, sin embargo, reconocía que“ luego, estoy en carrera ”lo piensa, pero“ no tanto ”porque, como dice,“ las carreras son lo que son ”.

Segunda en Clásicos


La piloto alcañizana llega al ecuador de la competición afincada en la segunda posición de la clasificación de la categoría de Clásicos. Aparicio solo ha sido superada por otro coche, un Mercedes AMG con más del doble de potencia que el BMW de la bajoaragonesa. “Yo no puedo hacer nada contra él porque aunque estamos en la misma categoría de Clásicos, para coches de 1995 o anteriores, no se contemplan otras características como los caballos”, lamentaba Aparicio cuya única oportunidad de poder superar al actual líder pasaría por un eventual fallo mecánico o de conducción que la permitiese sumar más puntos en meta. “Por eso yo intento terminar siempre las dos mangas, para puntuar y poder estar ahí si él falla”, descrito. 

Aparicio llegará a Calafat con “esperanzas de poder acabar en posiciones de podio” y poder revalidar una carrera más su segunda posición. 

El redactor recomienda