Síguenos
Llega el Backyard Castillo de Mora: solo puede ganar uno (o ninguno) Llega el Backyard Castillo de Mora: solo puede ganar uno (o ninguno)
Uno corredor cruza un puente medieval en al Media Maratón de Mora de Rubielos. Last Race Studio

Llega el Backyard Castillo de Mora: solo puede ganar uno (o ninguno)

La capital de Gúdar Javalambre estrena un sistema de carrera con formato eliminatorio
banner click 241 banner 241
El próximo 10 de junio los corredores que participen en el I Backyard Castillo de Mora, en Mora de Rubielos, solo tendrán dos opciones: Correr o caer eliminados. La capital de la comarca de Gúdar Javalambre estrenará un formato de competición tan exigente como divertido con la celebración de la primera carrera Backyard que se organiza en la zona y en la que incluso podría cerrarse sin declarar un ganador.

El Backyard es una suerte de carrera de eliminación en la que los participantes compiten en tandas eliminatorias hasta que finalmente solo quede uno que será el vencedor. Todos los demás serán perdedores en un duelo que acabará en un agónico uno contra uno en el que los contendientes podrán llevar en sus piernas más de la distancia de un maratón.

En el I Backyard Castillo de Mora los participantes deberán completar en un tiempo máximo de una hora un recorrido circular de 6.705 metros en el que se combinarán tramos urbanos con otros de pista o senda, pero en cualquier caso con cierto nivel de exigencia por el desnivel positivo que se deberá superar en cada giro. En caso de no haber llegado a la meta en esos sesenta minutos resultarán descalificados.

Las salidas se darán cada hora y desde la plaza de armas del Castillo de Mora de Rubielos, y en ellas deberán estar todos los participantes que sigan aún en competición, por lo que todos aquellos que no hubieran completado la vuelta anterior no podrían tomar esa nueva salida y resultarán descalificados.

A pesar de que el ritmo que se exigirá para completar el recorrido, la presión de llegar a tiempo se combinará con la estrategia de cada participante, que deberá ponderar el ritmo de carrera con la posibilidad de disponer de unos minutos para descansar antes de que se de comienzo a la siguiente vuelta.

De la carrera solo se puede conocer la hora de la primera salida y la distancia de cada giro. No se puede saber ni la distancia que completarán los corredores ni el la hora de finalización, ya que dependerá de cuantos corredores tomen cada salida y cuántos resulten eliminados en cada giro.

Así, si el último participante hubiera tenido que disputar siete rondas habrá completado la distancia de un maratón de montaña. No obstante, cabe la posibilidad de que la carrera quede desierta, sin un ganador, si en la última carrera ninguno de los deportistas lograse completar el giro en el plazo estipulado de una hora. Y para añadir un poco más de pimienta a la carrera, la primera salida se dará a las 19:00 horas, por lo que es previsible que las últimas eliminatorias se disputen de noche y los competidores que sigan vivos en la carrera tengan que utilizar un frontal para iluminarse en los tramos extraurbanos.

La próxima semana se abrirá el periodo de inscripciones.

El redactor recomienda