Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Luis Agustín para antes de la meta en una media maratón en Valencia para dejar más fácil el récord Luis Agustín para antes de la meta en una media maratón en Valencia para dejar más fácil el récord
Luis Agustín, detenido antes de cruzar la línea de llegada en L’Alcudia. Mitja Marató del Kaki L’Alcudia

Luis Agustín para antes de la meta en una media maratón en Valencia para dejar más fácil el récord

El atleta de Sarrión se detuvo más de 40 segundos a unos centímetros de la llegada
banner click 241 banner 241
“A ver si aflojo dos kilómetros antes y luego, por relajarme porque el crono no es el que yo llevo en la muñeca, no bato el récord por hacer el tonto”. Así pensó el deportista de Sarrión, Luis Agustín, mientras se acercaba a la línea de meta de la Media Maratón del Kaki, en L’Alcudia, en la que el turolense se impuso este domingo batiendo el récord de la carrera establecido hasta ahora en 1:09:20 y llevándose el bote de 150 euros que tenía la prueba para quien lo hiciera.

“Cuando llegué a la alfombra, unos metros antes, empecé a andar. Luego estuve parado un rato y después entré”, reconoció el deportista que, de no haber parado, hubiera firmado un crono de menos de una hora y ocho minutos. Finalmente, cruzó la meta en 1:08:45. 

La imagen de Luis Agustín detenido apenas unos centímetros antes de la cinta de meta mirando el reloj durante casi un minuto se ha difundido por todo el país tanto en medios de comunicación como en redes sociales. 

El corredor, que está preparando la Media Maratón de Valencia como su próximo objetivo principal, relataba tras la prueba que “de primera, no iba con intención de batir el récord” porque no quería “exprimirme mucho”. Pero al ver que se movía con soltura junto a un corredor marroquí y que rodaban a ritmos de mejorar la marca de la carrera, dejó atrás a su compañero al cabo de 12 kilómetros y comenzó su particular cabalgada en solitario hacia la meta.

Sin embargo, a Luis Agustín le despistó que su reloj GPS marcaba el paso de los kilómetros con un desfase de 200 metros respecto de las marcas que había dejado la organización de la carrera en el suelo. “Yo sabía que lo iba a batir pero el reloj me estaba pitando 200 metros antes de cada marca. Y 200 metros son  entre 30 y 40 segundos”, confirmó el corredor  a Diario de Teruel, y añadía a su explicación que pensó que si se relajaba, ese desajuste podía hacerle perder el récord. 

Agustín se dijo que quería  asegurarse de que iba a lograr la marca, pero “no en exceso” para que de cara a que al año que viene él u otros atletas, sigue habiendo este premio, no ponerlo tampoco muy duro” para volver a batir el registro. Así, el corredor se plantó delante del crono oficial de la carrera durante más de 40 segundos hasta cruzar la línea de meta. “Me paré, esperé unos segundos y luego entré”, dijo el deportista.

Aunque el atleta de sarrión es consciente de que “de aquí al año que viene pueden pasar mil cosas”, no descarta que si le “cuadra  el calendario” participará de nuevo en la Media Maratón del Kaki de L’Alcudia para tratar de batir el récord.

“No he hecho nada ilegal”, recalca una y otra vez el atleta, que señala que no es raro ver estos hecho en atletismo. “Es todo legal y se puede hacer”, sentenció el corredor, que recordó que es una práctica habitual en otras modalidades como, por ejemplo, la pértiga, en la que “se va centímetro a centímetros para batir el récord y llevarse los bonus”. 

Ahora, dice Agustín, la promoción para la próxima edición de la carrera “está hecha” para un récord que no ha quedado tan difícil.

El redactor recomienda