Síguenos
Marcos Ramos: “Ir en la primera posición de la carrera solo fue una anécdota” Marcos Ramos: “Ir en la primera posición de la carrera solo fue una anécdota”
El corredor Marcos Ramos, en su casa de Báguena después de haber dado por concluida la temporada de carreras

Marcos Ramos: “Ir en la primera posición de la carrera solo fue una anécdota”

El corredor del Raid Calamocha terminó en quinta posición e n la TDS de la UTMB
El nombre de Marcos Ramos resuena entre los grandes en el mundo del trail running. La presencia de este agricultor de Báguena, que corre con los colores del club Raid Calamocha en las pruebas más prestigiosas del calendario nacional, hace grandes a las carreras porque es uno de los candidatos seguros a la pelea por las posiciones de podio. Así lo demostró hace una semana en la TDS de la mítica Ultra Trail del Mont Blanc, una de las pruebas emblemáticas de esta cita considerada como una de las más importantes del plantea, si no la que más, en la que terminó quinto habiendo corrido en primera posición durante varios kilómetros y en la que superó el corte que se produjo tras el accidente mortal de un participante checo.

-Llega usted de correr una edición de la TDS, con sus 147 kilómetros, después de protagonizar una actuación destacada.
-Sí, llegué a ir primero, pero siempre dentro de un grupo de corredores muy definido. No fue una escapada ni nada por el estilo, sino que siempre hay algún rato de la carrera en el que alguien tiene que pasar primero por el punto de control. Ir primero fue una anécdota.

-Fue buena parte de la carrera en posiciones de podio.

-La verdad es que me encontraba muy bien y el ritmo era cómodo. No conocía en absoluto el circuito y opté por ir delante con gente de la zona para evitar posibles pérdidas. Por eso opté por ir lo más alante posible para evitar extravíos y estar atento a cualquier movimiento.

En carrera iba controlando. Mi objetivo era estar entre los cinco o diez primeros, pero viendo los ritmos que se llevábamos y con mi experiencia vi que podía aguantar con la cabeza de carrera.

La noche se me hizo bastante dura por el frío y el barro. Allí fue donde empezaron a aclararse los primeros puestos cuando se escaparon varios corredores. No vi opción de responder a ese ataque  y decidí soltarles y controlar el resto de la carrera gestionando las diferencias con los demás corredores hasta meta.

-¿Cómo vivió la noticia del accidente que le costó la vida a un participante?

-El primer corte de corredores que pasamos antes de que ocurriese el accidente pasamos el corte sin problemas y pudimos terminar. No supimos nada del accidente hasta después de haber cruzado bajo el arco de meta. Incluso la gente que llevo para asistirme en carrera, mi mujer y los amigos que me ayudaban, se debieron de enterrar a lo largo de la carrera pero la propia organización les advirtió al entrar a los puntos de control de que no nos dijesen nada.



-¿Por qué cree que se adoptó esa medida de silencio?

-Para que todos los que habíamos pasado ya por el punto del accidente siguiéramos corriendo  como si nada. Supongo que se hizo para dejar que se desarrollara la carrera con normalidad con los que no estuvimos implicados. 

Me imagino que si después de llevar diez o quince horas de competición me dicen que ha habido un accidente de esa magnitud en la carrera, a lo mejor no me hubiera visto con ganas de seguir corriendo o me habría parado, así que prefirieron dejarlo así.

-¿Cómo fueron las condiciones de carrera?

-Esta carrera salía siempre de madrugada, sobre las tres de la mañana,  para que los corredores completaran los primeros tramos de la carrera, que son más llanos y pisteros, más frescos y entrasen en la zona más de dura y más de montaña cuando se hacía de día. Este año,  después de que en las últimas ediciones se hubiera registrado en esas zona mucho calor, que produjo numerosas bajas de corredores, se decidió que se hiciera todo de noche para que la gente fuera más fresca. Pero se tuvo la mala suerte de que entró un temporal bastante fuerte de lluvia y frío que hacía más difícil moverse por ese tipo de terreno. No es que fuera peligroso, porque es montaña y uno ya sabe lo que hay. Además, había voluntarios  y material instalado en las zonas de pasos difíciles, pero es cierto que no es lo mismo pasarlas de día que de noche, obviamente.

-¿Se desenvuelve mejor cuanto más montañero sea el recorrido?

-Sí, esa es la etiqueta que me suelen poner. La verdad es que me desenvuelvo bien en carreras duras y técnicas ... al menos hasta el momento. Aunque también he hecho carreras más cortas y más fáciles, que eran uno de mis puntos débiles en los que estoy trabajando para mejorar.

-Esa facilidad para moverse por terrenos complicados ya la demostró el año pasado en la Canfranc-Canfranc.

-Sí, la gané el año pasado con récord incluido. Esa carrera también es muy dura, muy tenaz. El terreno es muy técnico.

-¿Cómo hace un vecino de Báguena para entrenar este tipo de carreras tan alpinas?

-Entreno a diario todo lo que es la carrera y también un poco de gimnasio. Después, cuando tengo tiempo los fines de semana y como me gusta mucho la montaña, suelo pasar muchas horas en ella corriendo, preparando circuitos y haciendo entrenamientos en alta montaña. Creo que es por todo eso por lo que estoy andando bastante bien.



-¿Con qué apoyos cuenta?

-Corro con la camiseta del club Raid Calamocha. Patrocinadores no tengo ninguno. Tampoco los he pedido, no me he vuelto loco con eso y con el apoyo que tengo voy funcionando.

-Tras el confinamiento se ha multiplicado la afición por los deportes de montaña. ¿Nota un incremento de la participación también en las carreras?

-Antes salías a entrenar y apenas te cruzabas con tres y cuatro, y nos conocíamos todos en la montaña. Ahora  vas por cualquier valle del Pirineo y te encuentras mucha gente con zapatillas y mochila practicando trail. Es bonito ver que el deporte crece.

En cuanto a las carreras, sí que se nota que se están profesionalizando mucho. Cada vez hay más gente más preparado y más competitiva para afrontar las carreras. Para mí es más bonito ver que hay más nivel.

-¿Cuál es su techo? ¿Cree que está en su mejor estado de forma?

-No sé cuál es mi techo. Para la edad que tengo, en este tipo de deporte soy joven. Me encuentro con gente que me saca ocho o diez años compitiendo a unos niveles impresionantes. Mientras lo disfrute y tenga salud para seguir practicándolo, seguiré. En cuanto al estado de forma, probablemente éste haya sido uno de los años que mejores resultados he cosechado con diferencia.

Con esta carrera doy por terminada la temporada porque dentro de 15 o 20 días llega la vendimia. Soy agricultor y este momento me exige dejar de entrenar. Lo aprovecho para hacer la transición de una temporada a otra

-¿Tiene alguna carrera marcada en rojo para el futuro?

-Probablemente vuelva al UTMB, aunque aún no sé a qué distancia. Volver al evento UTMB bien podría ser uno de los objetivos del año, que es la cita más importante del año en este deporte.
 

El redactor recomienda