Síguenos
El Utrillas suma un punto de oro ante uno de los favoritos de la categoría (1-1) El Utrillas suma un punto de oro ante uno de los favoritos de la categoría (1-1)
Partido entre el Utrillas y el Robres, que ha acabado en tablas

El Utrillas suma un punto de oro ante uno de los favoritos de la categoría (1-1)

Los mineros desplegaron un juego serio, vertical y descarado en el que hubo hasta una chilena
banner click 241 banner 241
El campo de La Vega se rindió ayer a su equipo después de que el recién ascendido Utrillas lograse sobreponerse a la ventaja que se cobró el Robres en la primera mitad y empatase un partido que se antojaba complicado. El conjunto zaragozano, filial del CD Ebro, llegaba con la vitola de la quinta posición en la que terminó el año pasado la liga regular y que le dio una plaza en el playoff por el ascenso.

Los jugadores del conjunto minero plantearon un partido muy serios y sin complejos ante uno de los equipos llamados a ser favoritos en la Tercera aragonesa. Los utrillenses se pusieron el mono de trabajo y no pararon de pelear hasta el último instante. Primero para remontar y lograr la igualada y, después, en busca de un gol que les diera la victoria y que terminó por no llegar. El Utrillas de Pitu Lerga saltó a por todas en el tercer partido de la temporada en Tercera Federación. Tras su ascenso a la máxima categoría del fútbol regional, los mineros pusieron una marcha más para tratar de sumar los primeros tres puntos de la temporada. Con un equipo sembrado de bajas y ausencias, el míster Lerga confeccionó un once de garantía para enfrentarse a uno de los colosos del Grupo XVII aragonés con el objetivo de frenar las embestidas de los amarillos. Así, el juego se repartió por igual entre las dos áreas en la primera media hora de juego en la que los locales dispusieron de la ocasión más clara a los veinte minutos del arranque del choque con un disparo de Monti por la izquierda que se fue desviado por poco mientras la grada de La Vega se ponía en pie dispuesta a celebrar ya el tanto que no llegó a subir al luminoso. Apenas unos minutos después llegó la ocasión visitante con un balón suelto en el área de Láinez.

Utrillas seguía al pie de la letra el guión que había escrito su director de orquesta en el que se dejaba en el vestuario cualquier complejo de inferioridad ante rivales de entidad. Y ayer lo demostró plantando cara y presionando a los zaragozanos. Lerga montó un sistema parecido pero con nombres diferentes. La punta de lanza se desdobló entre Monteiro y Tena, que incidían por la banda izquierda y derecha, respectivamente, y que se convirtieron en un verdadero dolor de cabeza para los defensores visitantes. Paki y Adrián pivotaban en el centro del ataque minero buscando un hueco por el que penetrar.

Gonçalves protagonizó una internada por la izquierda que, con floritura incluida, dejó el balón suelto en el área pequeña de César pero si jugada no encontró continuidad en sus compañeros y la el Utrillas desbarató la ocasión. El Robres se volcaba en busca de ventaja con una línea de ataque de, al menos, tres jugadores. El propio Gonçalves, Eloy y Charlez trataban de generar el caos en la zaga utrillense y el 10 visitante lo logró deshaciéndose de Júdez para sacar oro de un pase largo con el que superó también a Láinez y anotó a placer en una portería ya vacía el 0-1.

El gol le dio alas al Robres que trató con contundencia de rematar a su rival herido. El gol provocó cierta desorganización en las filas locales pero los mineros no tardaron en volver a sus posiciones, agachar la cabeza y tratar de frenar las embestidas que, sobre todo por la banda izquierda con el virtuosismo de Gonçalves, encarrilaban los zaragozanos.

Tras la reanudación el partido se abrió aún más. Utrillas se echó hacia arriba en busca del gol y el Robres aprovechaba los huecos que dejaban los mineros. La Vega se estremeció cuando Stock aprovechó un rechace y colgó la pelota en el área donde Adrián estuvo a punto de reeditar su hazaña de Copa del Rey y marcar de chilena, pero esta vez no encontró el hueco y la ocasión se quedó en nada. Tras el primer empentón del Robres, el partido retomó los derroteros de la primera mitad, con alternativas en los dos campos pero con el Utrillas luchando como un animal herido. 
La tuvo de nuevo Adrián, que tras un pase de la muerte obrado por Monti rozó la igualada y solo un despeje en última instancia de su defensor pudo evitar el empate. También lo tuvo Tena que poco minutos después superó con una vaselina al portero visitante Lite pero no encontró el camino entre los tres palos.

Tras cumplirse la hora de juego llegaron algunos de los momentos más apurados  para el Utrillas. Torcal tuvo una oportunidad de oro que desaprovechó En el minuto 62 chutando por encima del travesaño un balón que le había quedado franco. La tuvo de nuevo Torcal unos minutos después con un balón colgado en a frontal del área que le dejó solo ante el portero para disparar a placer, pero Láinez despejó fuera.

Empate

Y entonces llegó el gol del empate. A quince minutos del final el colegiado señaló los once metros tras una falta del Robres dentro del área. Adrián no dudó y batió por bajo a Lite para devolver las tablas al luminoso de La Vega (1-1), enloquecido con la igualada. A partir de ese momento, y después de que el Robres se quedara con diez jugadores en el césped de La Vega, el partido que ya había sudo contundente se tornó aún más. La defensa en todo el campo del equipo visitante cortaba cualquier acción de los mineros forzando incontables interrupciones del juego. El final del partido fue frenético. El Utrillas, crecido por el gol, se lanzó con descaro a por la victoria poniendo contra las cuerdas al sistema zaragozano que apenas logró articular alguna contra que aunque llegaba con cierto peligro no logró desbordar la cerrada defensa local.

El redactor recomienda