Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Una versión diferente del CD Teruel buscará prolongar el buen arranque ante el Deportivo Aragón Una versión diferente del CD Teruel buscará prolongar el buen arranque ante el Deportivo Aragón
Guille y Emaná combinan una jugada en el partido ante el Lleida de la primera jornada. J.Escriche/Archivo

Una versión diferente del CD Teruel buscará prolongar el buen arranque ante el Deportivo Aragón

Kepa y Lucho son las principales ausencias para el primer derbi de la temporada en Pinilla
banner click 241 banner 241
La temporada ha comenzado bien para el CD Teruel con una victoria en casa y un empate a domicilio. Aunque Víctor Bravo considera que los suyos podrían llevar seis puntos porque “el resultado contra el Olot se quedó algo corto”, el cuadro rojillo ha iniciado el curso de manera solvente, con un estilo definido en el que la defensa es la base y el dominio del balón no tiene un excesivo protagonismo. Sin embargo, el primer derbi de la temporada probablemente permita ver una versión distinta del conjunto turolense, que no podrá contar con Kepa ni con Lucho. La llegada del Deportivo Aragón a Pinilla no ha generado una preocupación mayor que la que genera cualquier otro rival al cuerpo técnico del CD Teruel. No obstante, sí que ha provocado un cambio de planes respecto al tipo de partido que se debe plantear para conseguir un nuevo triunfo que confirme el buen arranque liguero. Las cualidades del filial zaragocista harán que el cuadro local lleve la batuta del partido, aunque lo hará sin que sus cimientos defensivos se tambaleen en exceso. El partido de esta tarde más que un derbi es una prueba para ver si el Teruel puede alcanzar el éxito planteando un partido diferente a lo visto hasta el momento.

Un filial “atípico”

La rivalidad entre Teruel y Zaragoza se traslada al verde de Pinilla en el primer derbi aragonés de la temporada. El filial maño llega a la capital turolense después de haber arrancado con buen pie su andadura en una nueva categoría como la Segunda RFEF. Pese a ello, el Deportivo Aragón fue incapaz de sacar algo positivo en su último encuentro ante otro filial, el del Espanyol. Sin embargo, el equipo dirigido por Emilio Larraz ha tenido el tiempo suficiente para mostrar que no es un filial como otro cualquiera. “Es un equipo atípico para ser un filial. Están muy bien ordenados y juegan con mucha velocidad arriba. Tienen un gran potencial y hemos trabajado para contrarrestar todo eso”, confesó Víctor Bravo después de concluir el último entrenamiento antes del duelo ante el Deportivo Aragón.

Una imagen distinta

Ese es el principal motivo por el que el CD Teruel tendrá que poner encima de la mesa algo diferente para tratar de conseguir que los tres puntos se queden en Pinilla. El entrenador rojillo consideró que la imagen que muestra el bloque sobre el césped “va en consonancia a lo que propone el otro equipo”, por lo que  “probablemente veremos un Teruel diferente, con más posesión y muy centrado en defender cuando tenga el balón”. Ese es el propósito de un Víctor Bravo que remarcó la importancia de no olvidar el trabajo defensivo que hasta el momento ha servido al Teruel para sacar resultados positivos en los dos primeros duelos del curso: “Tenemos que seguir siendo un equipo serio y ordenado. Si nos generan ocasiones que sea mérito del rival más que demérito nuestro”.

De arriba para abajo

Para mantener el bloque defensivo, el trabajo de los once protagonistas sobre el terreno de juego es innegociable. Por el momento, todos y cada uno de los jugadores que han contado con minutos han demostrado que esfuerzo y ganas de trabajar no les faltan. De tal manera, los delanteros turolenses están realizando una labor excepcional a nivel defensivo en este inicio de temporada. “El bloque defensivo no solo lo hace la defensa. Eso se trabaja desde el punta hasta las bandas. La gente de arriba probablemente sea los que más corran de toda la categoría, y no precisamente hacia delante”, explicó el preparador del cuadro turolense. Esa capacidad de trabajo enorgullece en gran medida a un entrenador al que poco le preocupa la falta de acierto de sus hombres más adelantados: “Todas las temporadas se dice que tengo delanteros que no materializan las oportunidades. Me preocuparía más no generarlas. Al final, acaban llegando los goles”.
Mejorar el rendimiento de cara a portería es, por el momento, un asunto secundario para un Víctor Bravo que no podrá contar ni con Kepa ni con Lucho, ambos con contracturas de las que se espera que estén recuperados de cara a la siguiente jornada.

El redactor recomienda