Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

Alain Ambialet, presidente de la Federación de Truficultores francesa: Alain Ambialet, presidente de la Federación de Truficultores francesa:
Alain Ambialet tomó parte los días 18 y 19 de octubre en la asamblea del GETT celebrado en Sarrión y Mora

Alain Ambialet, presidente de la Federación de Truficultores francesa: "Francia consume al año 150 toneladas de trufa, de las que el país solo produce 50"

"Hay que encontrar la forma de comunicar sobre trufa, formar al consumidor y enseñarle a apreciar el producto"
banner click 244 banner 244
Cruz Aguilar

Alain Ambialet es el presidente de la Federación de Truficultores Franceses y durante la pasada semana estuvo en Teruel participando en la reunión del Grupo Europeo de Trufa y Truficultura, que celebró su asamblea anual en las localidades de Mora de Rubielos y Sarrión.

-¿La trufa negra que recolecta en Francia es silvestre o de plantación?
-Silvestre prácticamente no hay, es casi toda de plantación y somos los segundos productores, detrás de España.

-¿En cuestión de consumo nos llevan la delantera?
-Sí, en Francia se consumen 150 toneladas de trufa.

-¿Producen suficiente?
-No, producimos 50 toneladas y el resto, hasta las 150, se compran principalmente a España.

-¿Se recolecta trufa en todas las zonas del país?
-Prácticamente en toda Francia, salvo en Bretaña. Tenemos 44 variedades de trufa y hay zonas donde no se recoge melanosporum, como en Borgoña, pero tenemos otras muchas variedades, como Tuber aestivum.

-¿Cómo van las investigaciones para el cultivo de Tuber magnatum?
-Están haciendo un estudio y hay dos zonas experimentales para ello, el año pasado se anunció que ya se había recolectado alguna, pero no hay más información sobre el tema.

-¿Cuántos truficultores hay en Francia?
-5.000

-¿Todos ellos viven de la trufa o la complementan con otras actividades?
-Que vivan de la trufa hay muy pocos, es como un complemento económico para la mayoría. En eso España está más profesionalizada que Francia.

-¿Qué imagen tiene la trufa de Teruel en Francia?
-Hablamos siempre de un mismo producto, Tuber melanosporum, no hay un conciencia expresa de su procedencia.

-¿Cómo ve al sector?
-Yo vengo a España cada dos años y creo que está evolucionando mucho la producción, se observa una gran voluntad de crecer.

IGP Teruel

-Teruel quiere obtener una IGP para su trufa. ¿Cree que con este salto la trufa que se consume en otros países se venderá ya bajo la marca de Teruel?
-Es Tuber melanosporum, pero se conoce internacionalmente como Trufa del Perigord y esto a la de Teruel le incomoda.

-¿Por eso mismo cree que la IGP será una forma de que se le llame por su nombre?
-No quiero opinar sobre eso.

-En la reunión del GETT se habló de los problemas que entraña la irrupción de los productos con aroma que nada tienen que ver con la trufa. Esto en Francia les afectará menos porque el consumidor allí conoce más el producto y, por tanto, lo sabe diferenciar, ¿no es así?
-Sobre todo en Francia es donde más afecta porque es donde más se consume y las empresas que trabajan con aromas y productos derivados se centran en Francia porque hay mucho mercado, comercializan allí sus productos.

-La imagen que tenemos de Francia es de una gran cultura de trufa, ¿no es así?
-No tienen tanto conocimiento, hoy en día hay un fallo de comunicación, el gusto y el aroma de la trufa está desviado y sobre todo en la restauración, es un gran problema.

-¿Qué solución hay para frenar esta problemática relacionada con el aroma?
-La solución sería encontrar la forma de comunicar, a través de los medios de comunicación, editando folletos… Hay que educar al consumir, mostrar la verdadera trufa, hacer que se conozca.

-En España apenas se usa en las cocinas particulares. ¿En Francia está presente en muchos hogares?
-Sí que lo está desde hace muchos años, pero hay que insistir, formar al consumidor y enseñarles a apreciar el producto.

-¿Habría que insistir con las nuevas generaciones?
-Es difícil porque no es un producto demasiado accesible, aunque realmente no es así. Se habla del precio por kilo, pero habría que hablar de precio por gramo y saber organizar actividades para darla a conocer.

-¿Para qué sirven las reuniones del GETT?
-Nos permite reunirnos a todos los representantes de la trufa de Europa y poner en común proyectos e inquietudes, además de plantear y construir proyectos, tanto relacionados con la investigación como con la comunicación o la promoción de la trufa.

-Ahora va a contar con la estructura del Instituto Europeo de Micología (EMI) para lograr impulsar proyectos con ayuda de Europa. ¿Cómo lo ve usted?
-Sí, hay algunos temas en los que el GETT está planteando tomar otra dimensión. Pretende ser una estructura reconocida a nivel europeo.

El redactor recomienda