Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Eneko Abad, propietario de The Hair Truck: “En Codos acicalamos a una mujer que llevaba 15 años sin pisar una peluquería” Eneko Abad, propietario de The Hair Truck: “En Codos acicalamos a una mujer que llevaba 15 años sin pisar una peluquería”

Eneko Abad, propietario de The Hair Truck: “En Codos acicalamos a una mujer que llevaba 15 años sin pisar una peluquería”

“En los pueblos, al igual que compran la carne o el pesacado, necesitan arreglarse, mejorar su imagen”
Cruz Aguilar
Eneko Abad es el propietario de la empresa The Hair Truck que, inspirada en los camiones de comida del continente americano, pretende llevar el servicio de peluquería al medio rural. La idea surgió en el pueblo de su socia y pareja, Natalia López, donde tenían que coger las tijeras cada vez que iban a descansar porque no hay peluquería.
-¿Cómo surgió la idea?
-Vi que cuando íbamos al pueblo, a Huesa del Común, estábamos cortando el pelo a todo el mundo. Detectamos que había una necesidad a partir de la que nos planteamos montar un negocio. Fue hace cinco años, yo había estado en México tres meses y allí, como en el resto de Latinoamérica, por las grandes distancias, es habitual que los negocios se monten sobre ruedas. Me planteé que en España no existía, aunque un peluquero de las Cinco Villas hacía algo parecido hace muchos años, iba por los pueblos cortando el pelo a navaja.
-¿Viven en Huesa?
-No, en Zaragoza, pero nos planteamos vivir en Teruel. En un principio, cuando empezamos hace año y medio íbamos los dos solos con una caravana, pero cada vez más pueblos querían el servicio. Al igual que compran la carne o el pescado necesitan acicalarse, mejorar su imagen. Psicológicamente para una señora es muy importante verse arreglada, se ve más feliz.
-¿Han ido a pueblos por los que hace mucho tiempo que no pasaba un peluquero?
-Pues el 80% de los que vamos. En Codos había una mujer que hacía 15 años que no iba a una peluquería y se lo arreglaban las hijas. La gente más joven tenemos coche, pero no la gente mayor, es mucho tiempo el necesario para llevarlos. 
-The Hair Truck pretende ser además una fuente de empleo, ¿no es así?
-Sí, lo que queremos hacer es crear unas sinergias para crear empleo, damos la opción a las peluqueras de tener su propio negocio y desarrollar sus propias ideas. Hay mucha gente joven en os pueblos que puede compaginar tener una peluquería con salir a los pueblos en invierno. 
-¿Qué inversión deben hacer los peluqueros que quieran sumarse a The Hair Truck?
-Entre 25.000 y 30.000 euros, que sería el pago de la franquicia y de la caravana totalmente equipada, pero estamos negociando para que una caja nos financie y que esa persona solo pague una cantidad en concepto de alquiler con opción a compra. La facturación es segura, está más que testada y podrá pagar ese alquiler y ganar entre 1.000 y 1.100 euros, que serán muchos más cuando pague la caravana. Esos suelos son buenos para una peluquera, no lo cobra por convenio y con la caravana si trabaja va a sacar, una vez que la pague, más del doble limpio. Va a ganar trabajando menos, aunque eso sí, viajando más. El target perfecto para este necio es para una pareja que uno es peluquero y al otro le gusta conducir.
-¿Van solo a pueblos sin peluquería?
-Sí, nuestra regla de oro es que donde hay peluqueras no vamos, ni aunque nos llamen. Tampoco a los sitios donde ya acude otra peluquera desde el pueblo de al lado, no queremos cortar el negocio de nadie.
-¿Les ha costado mucho poner en marcha el negocio?
-El proyecto lleva un año y medio de forma piloto y los principales impedimentos han sido burocráticos, es muy difícil solo acceder a la información. Aquí en Teruel hemos conseguido en poco tiempo lo que en otras provincias de Aragón y de España nos ha costado muchos meses, con los teléfonos de los alcaldes para ofrecerles el servicio. 
-En Teruel hay poblaciones muy pequeñas, otras que están muy dispersas y con malas comunicaciones. ¿Están dispuestos a llegar a todas?
-Sí, lo único que haremos rutas para poder atender a varias localidades a la vez y así contar con varios clientes.
-¿Qué necesitan en un pueblo para montar su peluquería?
-Un enchufe o dos y un grifo o una boca de riego para conectar el agua.
-¿Cuánta gente pueden atender en cada visita?
-Hemos llegado a hacer hasta 20 personas en un día, pero la media son doce con un solo trabajador.
-¿Qué es lo que más demanda la gente?
-Sobre todo servicios completos, costes y tintes en mujeres y cortes en caballeros. 
-¿Con qué periodicidad van a los pueblos?
-Cada mes, aunque en algunos es cada 15 días, sobre todo en verano que hay más gente. 
-¿Antes de poner en marcha el negocio realizaron un estudio de mercado?
-Sí, de todo Aragón, aunque empezamos por Teruel, donde hay 114 pueblos de menos de 300 habitantes sin peluquería. En Huesca hay 165 y en Zaragoza 152. Hemos empezado por la zona de Cuencas Mineras de Teruel, la semana que viene estaremos en el Altiplano y la idea es extendernos por toda la provincia y ampliar también a más territorios de Zaragoza, donde ya estamos, y Huesca.
-Tienen también un servicio para eventos, ¿no es así?
-Sí, nos desplazamos para una boda, un bautizo, las fiestas del pueblo o una feria. Son ocasiones en las que a la gente le gusta acicalarse y nosotros estaremos ahí.

El redactor recomienda