Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Javier Marta, campeón de España sénior de bádminton en dobles: “Compaginar el deporte no profesional, como el nuestro, con la vida es muy jodido” Javier Marta, campeón de España sénior de bádminton en dobles: “Compaginar el deporte no profesional, como el nuestro, con la vida es muy jodido”
Javier Marta, tras su gran éxito

Javier Marta, campeón de España sénior de bádminton en dobles: “Compaginar el deporte no profesional, como el nuestro, con la vida es muy jodido”

El turolense considera que el triunfo en el Campeonato de España Sénior es “un premio a tanto esfuerzo”

Ser el mejor de España en cualquier disciplina es un gran logro. Conseguirlo representando a Teruel y sin ser profesional todavía supone un mayor orgullo. Javier Marta lo consiguió el pasado fin de semana al proclamarse campeón de España Sénior de bádminton en la categoría de dobles. El turolense conquistó Vitoria, con la compañía de Eduardo Marco, y su próximo objetivo es situar a Teruel en lo más alto del bádminton mundial.

-De vuelta en Teruel tras un gran fin de semana. Imagino que estará contento.

- Sí. Sabíamos que teníamos opciones, pero no somos una pareja consolidada. Jugamos en clubes distintos. Él es Binéfar y yo soy de Teruel y es muy complicado entrenar juntos. Formamos la pareja por unas circunstancias concretas y nos fue genial.

-Han sido campeones acabando con todos los favoritos. Así da todavía más gusto, ¿no?

­-Nos tocó el lado bueno del cuadro porque aunque nos tocaba en semis contra los primeros cabezas de serie, era mejor que la parte baja del cuadro. Tuvimos la mala suerte de no poder jugar los octavos y teníamos un partido menos para compenetrarnos. Eduardo y yo llevamos jugando veinte años el uno contra el otro y eso nos sirvió para conocernos bastante a la hora de jugar.

-Después del éxito, ¿va a consolidarse esta pareja?

-Me gustaría. Los dobles me gustan mucho. Fue una ocasión que se planteó porque nuestras parejas de mixtos no estaban bien físicamente.

-Y casi sin darse cuenta se convierten en campeones de España.

-Casi sin quererlo no. Lo queríamos. Lo hablamos en los torneos previos. Durante la pandemia se podía competir, pero éticamente a mí no me parecía lo correcto. Hubo gente que siguió compitiendo para conseguir puntos de cara al Mundial. A mí me hacían falta esos puntos, pero ya jugué solo en categoría individual.

-Con este triunfo, ¿se confirma su presencia en el Mundial?

-En principio, sí. Si no entendimos mal las directrices de la Federación Española, el campeón de España va directo al Mundial. Sería lo justo. El partido de la final fue muy disputado, pero ellos no tuvieron ninguna posibilidad de ganar un set.

-En caso de confirmarse su presencia, ¿cuál sería el objetivo?

-Sería mi segunda experiencia internacional porque ya jugué en 2018 el Europeo y no fuimos a vivir la experiencia. Fuimos a competir. Una vez llegas, quieres estar en las mejores condiciones.

-¿Qué se siente al ser campeón de España?

-Una alegría enorme. Es un sacrificio muy grande. No somos profesionales y todos tenemos nuestros trabajos y nuestras familias. Yo estoy muy agradecido a mi mujer porque para que yo pueda entrenar ella se tiene que hacer cargo de todo. Es jodido. Compaginar el deporte no profesional, como es el nuestro, con la vida es muy jodido. Este campeonato es un premio a tanto esfuerzo.

-En el aspecto individual, ¿se le quedó una espinita clavada tras la eliminación en cuartos?

-El partido previo a los cuartos fue muy duro mentalmente. En ese partido me jugaba una hipotética clasificación al Mundial. Jugué con miedo. El miedo a perder y la gestión de los nervios hizo que el partido fuese mentalmente muy duro. El chico que me eliminó quedó segundo y solo perdió contra el número uno .

-¿Qué ambiente se respira en un nacional sénior?

-Es maravilloso. Yo me fui solo porque mi mujer no podía venir. Un día estuve cenando con los compañeros de Soria, otro día con los de Madrid. Hay un gran compañerismo. Puedes ir solo y no te sientes abandonado. En la grada todos somos amigos.

-Actualmente usted es la referencia del bádminton en Teruel. ¿Qué se siente?

-Llevar el nombre de Teruel por ahí me llena de orgullo. Vas por España y la gente te conoce y te pregunta: “¿En Teruel también jugáis al bádminton?”. El otro día en la Gala del Deporte estuve hablando con Carolina Marín y su entrenador y les estuve contando el proyecto de la escuela con más de sesenta alumnos.

-¿Cómo se llega hasta lo que hoy en día es?

- Son muchos años. Yo empecé en el bádminton con doce o trece años a nivel escolar. Con 16 o 17 años, te proponen entrenar . Luego llega la fase de estudiar y empezar a trabajar. Ahí lo abandonas un poco, pero luego te vuelven a picar y vuelves a retomarlo. Te entra el gusanillo y la competición es lo que te motiva. Entrenar para nada es como estudiar si sabes que no tienes un examen.El tema es querer siempre ir a más.

-¿Quién fue su referente?

-En Aragón tenemos la suerte de que hemos tenido muy buenos jugadores. El mejor jugador de España de todos los tiempos (Pablo Abián) es de Calatayud. Hemos jugado con él de pequeños y hemos ido viendo la progresión meteórica. Luego llegó Carolina Marín y desbancó todos los logros del bádminton español.

-Parece que el bádminton cada vez tiene más seguidores, ¿es así?

-En Teruel se empezó con el bádminton recién llegado a España, por lo que tiene bastante tradición. El problema es que tenemos las limitaciones que tenemos de espacios deportivos, de personas que se van fuera a estudiar...Pero estoy contento porque estamos haciendo todo lo que podemos con lo que tenemos.

-¿Qué futuro le depara a este deporte?

­-El futuro es prometedor, pero luego está el compromiso. Los padres cada vez somos más protectores. Cuando se nos exige un poco más, cuesta mucho. Es prometedor porque hay cantera. Solo espero que esos críos tengan un futuro en Teruel y que en ese futuro de estudios o de trabajo también puedan compaginar el deporte en sus vidas.

El redactor recomienda