Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Laura Agustí, ilustradora y escritora de Valdealgorfa: Laura Agustí, ilustradora y escritora de Valdealgorfa:
Laura Agustí en Zaragoza, antes de presentar su último libro en la FNAC. Haiku

Laura Agustí, ilustradora y escritora de Valdealgorfa: "Quien tiene un gato sabe que pasas más horas con él que con cualquier amigo o familiar"

La artista evoca su infancia en Valdealgorfa en su último libro ilustrado, original e incalificable
banner click 244 banner 244

Laura Agustí es una ilustradora de Valdealgorfa afincada en Barcelona que acaba de publicar una pequeña joya. Se trata de Historia de un gato (Lumen), una suerte de autobiografía a pachas entre la autora y su gato Oye, que compartieron 17 años de vida, delicadamente ilustrado.

-¿Qué podemos encontrar en  ‘Historia de un gato’?
-Es un libro que nace del proceso terapéutico de superar el duelo, de superar la pérdida de mi gato, casi como un homenaje. Pero para explicar la pasión que siento por los gatos y por el resto de animales tenía que ir al origen, a mi infancia en Valdealgorfa, y explicar cómo es crecer en un pueblo pequeño, y qué relación tienes con la naturaleza cuando el patio de tus juegos es un monte. Así que al final termina siendo también algo así como mi propia historia, además de la historia de mi gato Oye.

-No se trabajó demasiado el nombre, ¿no?
-(Risas). ¡Yo creo que sí! Pensaba que si le llamaba así me haría más caso, pero me equivoqué.

-¿Cómo y por qué llego a su vida Oye?
-Pues tuve gato en cuanto pude tenerlo. Toda la vida he estado con animales, pero cuando me fui a estudiar a la universidad la casera no me dejaba, y tuve claro que en cuanto pudiera tendría uno. Y de hecho cuando me trasladé a Barcelona tuve gato antes de encontrar piso, porque la gata de mi tía tuvo cachorros. Uno era Oye y se vino conmigo. Yo tenía entonces 23 años y vivió conmigo hasta los 40, hasta hace dos años.

-’Historia de un gato’ tiene también algo de guía para amantes de los gatos...
-Así es. He combinado el relato autobiográfico y las ilustraciones con páginas de interés general que tienen que ver con las cosas que me han sucedido con los gatos, y que sirven para que cualquiera que tenga o quiera tener uno sepa todo lo que le espera. También explico el papel de los gatos en el arte, su trato en las diferentes culturas, su relación con los perros, hablo de gatoterapia... Cuento un montón de cosas sobre los gatos, aunque me consta que la mayor parte de los lectores del libro (que ya va por la tercera edición) están conectando con la parte en la que hablo del duelo, de enfrentarse a su muerte.

El duelo

-¿Se vive el duelo de una mascota igual que el de una persona? Eso puede parecer una frivolidad...
-Cuando perdí a Oye consulté muchos libros sobre enfrentar esa pérdida, y llegué a la conclusión de que se vive exactamente igual que la pérdida de un familiar. Quien no tiene o no ha tenido animal puede parecerle exagerado, pero esa opinión está sesgada porque no se basa en la experiencia. La realidad es que pasas con tu gato muchas horas, más que con nadie, más que con cualquiera de tus familiares... compartes muchas cosas, éxitos, fracasos... llega a convertirse en el elemento en común que tienen todos los momentos de tu vida. Es una relación muy intensa.

-¿Dónde cree que arranca esa pasión por los animales?
-Supongo que tiene que ver con el haber crecido en un pueblo. Nuestro contacto con la naturaleza es más fuerte y más cotidiano. El vínculo con la naturaleza en la gran ciudad es muy diferente, aunque se está haciendo necesario porque hay cada vez más gente que si no fuera por sus perros, a los que tiene que pasear, no se relacionarían con las personas de su barrio.

-El gran boom de las mascotas en las ciudades tiene pinta de ser terapéutico...
-Sobre todo desde el confinamiento, no solo porque te permitía pasear, sino también porque nos dimos cuenta de lo solos que estamos. Por desgracia el coronavirus disparó las adopciones y ahora está habiendo muchísimos abandonos.

-¿Es cierto que los perros y los gatos no pueden ni verse?
-¡Qué va! Yo he convivido con Oye y con un perro durante diez años, y se llevaban fenomenal. Eso es un tópico y, como todo, depende de cómo les eduques. De hecho yo creo que ambos animales forman una combinación perfecta para compartir tu vida.

Fiables


-¿Y eso de que los gatos son menos de fiar que los perros?
-También depende de cada animal y no se puede generalizar, aunque lo habitual es que para un perro tú lo seas todo, y eso se nota en su mirada, y para un gato tú no lo eres todo, más bien tú estás a su servicio y ya está. Y es cierto que son mucho más independientes, pero de algún modo ellos también te necesitan.

-Profesionalmente usted se dedica a ilustrar libros de otros autores, pero ‘Historia de un gato’ es el primer libro que ilustra y que escribe, y el primero se titulaba ‘Gatos en la cabeza’.
-Sí, pero no se parecen en nada,. El primero era una especie de diario de sueños, de ideas, y el título es un juego de palabras que hace referencia a la expresión tener pájaros en la cabeza, expresando que lo que yo tengo en la cabeza son gatos. El texto tenía poco peso en la obra y lo importante eran las ilustraciones. En este segundo libro, sin embargo, el peso corresponde a los textos aunque también está cuidadosamente ilustrado.

-Y está teniendo éxito...
-¡Sí! Vamos ya por la tercera edición, y están los derechos vendidos para Francia, Italia, Polonia, Alemania, Rusia y Portugal... Me hace gracia lo que pensarán en todos esos lugares tan dispares cuando conozcan un pueblo tan pequeñito como Valdealgorfa.

El redactor recomienda