Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Nerea Clavero: "Voy muy a gusto como copiloto, pero ahora sí me planteo probar como piloto"

La burbaguenense está inmersa en los entrenamientos para participar en la Baja Aragón, su segunda prueba nacional

La burbaguenense Nerea Clavero comenzó como copiloto en carreras de buggy a inicios de 2020. Apasionada del mundo del motor por la influencia de su hermano mayor amante de las motos, en estos momentos esta joven se encuentra inmersa en los entrenamientos para afrontar la próxima Baja Aragón, una de las citas más importantes del motor de Aragón.

-¿Cómo se inició en el mundo de las carreras?
-Hasta el año pasado solía acudir a ver las carreras en las que participaba Juanma Agoiz, el que ahora es mi piloto, cuando competía aún en categoría de quad. Nos acercábamos a las asistencias, a animarlo, etc. Llegó un momento en el que él no podía correr solo y necesitaba copiloto. Cada vez que salía yo me angustiaba porque iba solo. Al final, mis circunstancias laborales me permitieron poder competir y tener tiempo para entrenamientos y carreras. Lo hablamos y decidimos tirar hacia adelante, y ver cómo funcionábamos como equipo.

-¿De donde viene su pasión por el motor?
-Se podría decir que desde siempre. Soy la hermana pequeña, y mi hermano mayor siempre ha tenido afición por las motos. Las desmontaba y arreglaba, y yo le pedía que me dejara llevarlas. Más o menos siempre he estado dentro del mundillo del motor.

-¿Se había planteado competir alguna vez?
-No, quizás porque creía que no estaba capacitada para meterme en este mundillo y ser capaz de todo lo que se hace en una carrera. Pero a raíz de la amistad con Juanma y de esa cercanía con sus carreras decidí lanzarme.

-¿Y correr siendo piloto?
-Lo de correr como piloto no me lo había planteado nunca, pero claro, ahora, al estar siempre de copiloto dando las indicaciones, sí que me planteo el probar como piloto. Aunque para ello necesitas un copiloto y una serie de cosas, no es llegar y empezar. Yo creo que en algún momento de mi vida, algo tengo que hacer para saber qué se siente estando a la izquierda y no a la derecha. Porque yo confío en el piloto, pero no creo que confiara en mí misma porque volcaría seguro…(risas). Voy muy a gusto y segura como copiloto de Juanma, y no sé si sería capaz de poder confiar en otro piloto. A mí la seguridad me la da él, y creo que a él se la doy yo.

Prueba nacional

-Ha participado ya en varios tramos de tierra y una prueba nacional en Cuenca. ¿Cómo recuerda su  primera carrera?
-La primera fue muy divertida Tras la primera vuelta de anotaciones, al ir a salir y colocarme el casco, empezó a pitar y no podía comunicarme con el piloto porque se habían puenteado los cables, así que pedí ayuda y que me desconectaran el casco. Esa vuelta la tuve que hacer con señas manuales, que supongo que era como se hacía antes de los intercomunicadores. Obtuvimos un buen tiempo, lo recuerdo con especial cariño.

-¿Sintió presión por la puntuación en aquella carrera?
-Yo ahí tenía un permiso de participación, aun no tenía licencia deportiva, por lo que no puntuaba, y no existía esa presión, que a lo mejor ahora si que puede haber. Ahora mi objetivo es distinto, quiero ser campeona de copilotos en mi clase y posicionar muy bien en la general. Iba sin presión y además con anécdota incluida fue muy divertida.

-El primer año como copiloto obtuvo un buen resultado...
-Quedé campeona de copilotos de mi clase de tramos de tierra de Aragón. No soy una persona que le guste ir diciendo en qué puesto quedé, pero esa fue mi posición, no por hacer unos buenos tiempos, sino por la constancia. Algo que creo que también forma parte de una carrera. No todo es hacer un buen tiempo, a veces cuando ves que no puedes hacer buena marca, tienes que luchar por terminar, para lo que también tienes un tiempo marcado. Cuando te falla algo descartas ganar, y tu siguiente objetivo es terminar. Nuestro objetivo siempre es disfrutar, el siguiente terminar, y si se gana pues mucho mejor, claro.

-A día de hoy las carreras todavía cuentan con una mayor presencia masculina dentro de los equipos. ¿Cómo la han acogido desde el inicio en el sector?
-En mi equipo soy la única chica y no noto ninguna diferencia. Siempre digo que con el casco, todos somos iguales. Alguna vez cuando sales del vehículo y te quitas el casco todavía hay gente que se sorprende de que seas mujer, pero no he sufrido ninguna situación o comentario incómodo.

Género

-¿Qué opina sobre los premios por distinción de género?
-Si queremos igualdad debemos competir en de igual a igual, independientemente de nuestro género, experiencia, etc. No quiero que por llevar poco tiempo en las carreras me puntúen mejor. Si tengo que coger experiencia ya la cogeré y quedaré donde tenga que quedar. En la clasificación general no hay distinción como tal, pero a la hora de los premios no veo bien que otro copiloto que en la general esté mejor posicionado que yo no reciba ningún reconocimiento, y yo sí por categoría femenina.

-¿Cómo afronta la Baja Aragón, su segunda prueba nacional?
-Con mucha ilusión. Cuando llegue allí me entrarán los nervios y pensaré: “¿Qué voy a hacer aquí?”, pero tengo muchas ganas. La Baja Aragón ha entrado en el campeonato internacional, nosotros no llevamos idea de salir de nacional, por el momento. Acabamos de comenzar con la nueva montura de Polaris y ahora vamos a hacer nuestro primer rally tras varios tramos de tierra. Hay que ver que la máquina responde y que todo va como la seda, tras poner a punto y hacer los arreglos necesarios entre el equipo y con el apoyo incondicional de Autoterreno.

-Juanma y usted ponen por delante siempre la palabra “disfrutar”…
-Siempre hay que correr con ilusión y con ganas de salir a disfrutar. En el momento que sales y no disfrutas, no merece la pena correr. El día que pierda esa ilusión, la sensación de concentración o ese momento en el que se me ilumina la cara estando en la línea de salida, dejaré de correr. Hasta entonces, gas a la vida.

El redactor recomienda