Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Ruth Gabriel: “Para mí Desafío Buñuel es un soplo de aire fresco, es volver a creer en el entusiamo del cine” Ruth Gabriel: “Para mí Desafío Buñuel es un soplo de aire fresco, es volver a creer en el entusiamo del cine”
Ruth Gabriel ofreció un taller de cine en el Centro Cultural de San Julián

Ruth Gabriel: “Para mí Desafío Buñuel es un soplo de aire fresco, es volver a creer en el entusiamo del cine”

“La pandemia ha propiciado que los teatros ahora se llenen y que haya complicidad entre público y actores”
banner click 244 banner 244
Cruz Aguilar

Ruth Gabriel llega a Teruel tras recorrer escenarios de toda España con La casa de Bernarda Alba, dirigida por José Carlos Plaza. No es la primera vez que participa en el Rally Cinematográfico Desafío Buñuel, ya lo hizo en su primera edición como actriz colaboradora, poniéndose a las órdenes de Ester Llorens. En esta quinta edición ha impartido uno de los talleres de cine para aficionados a la interpretación.

-¿Es fácil crear un personaje?

-Puede serlo o puede no serlo, lo que más necesitas es que te guste, que te divierta, que tengas esa necesidad, que haya algo dentro de ti que te llame a crear otra cosa. ¿Es fácil componer una canción o escribir un poema?. Cualquier cosa que te llame hacia algo te va a resultar mucho más fácil que si no tienes ese estímulo o esa llama, que te va a pillar muy a trasmano. El taller pretendía encontrar esa llamita que todos tenemos y jugar con eso.

-¿Interpreta el ciudadano de a pie en su día a día?

-Normalmente sí, pero cuando hablamos de interpretación a mí me gusta hacer una distinción fundamental. Creo, y además también lo he estudiado a nivel neural porque me dedico a la neurolingüística, que a nivel neuronal  estamos compuestos de muchas características dentro de nosotros mismos, por eso lo que hacemos realmente es utilizar en ciertas ocasiones aquellas características que nos facilitan el momento. Lo interesante es saber utilizarlas y no dejarnos llevar siempre por la predominante, sino saber que en un momento determinado podemos calmar nuestra pasión, ira o rabia y utilizar algo que quizás nos resulte más acorde con lo que necesitamos en ese momento.

-¿Qué técnicas sigue usted para meterse en los personajes que va a interpretar?

-Miles, cada personaje me requiere una cosa distinta, algunos una preparación muy física, otros requieren un trabajo mucho más intelectual, otros requieren dejarse ir y ver qué pasa como que las cosas sucedan. Cada uno tiene su manera, yo leo mucho, tomo notas y  con mayor y a partir de ahí pienso qué es lo que me pide y comienzo a trabajar.

-Viene de familia de actores. ¿El actor nace o se hace?

-Todos tenemos un actor dentro, pero como en cualquier disciplina te tienes que hacer, hay un momento en el que tocas techo y necesitas una técnica para poder superar esos vericuetos que te puedas encontrar como a esos próximos retos.

-¿Es España un país fácil para labrarse una senda en el mundo de la interpretación?

-Sinceramente ninguno lo es,  cada vez más personas nos queremos dedicar a esto porque hemos descubierto que a nivel personal es algo muy gratificante y  emocionante. La competencia es dura, los personajes son lo que son, y más para las mujeres, porque sigue habiendo problemas para permitir que las actrices envejezcan o que hagan personajes de cierta solidez.

-Su primera película le valió un Goya a la mejor actriz revelación. ¿Fue un gran empujón?

-Para mí fue la bienvenida a la profesión, fue muy bonito porque es un premio que dan los mismos académicos, el Goya Revelación no existía hasta entonces.

-¿Qué metas se marca alguien que ya tiene un Goya con su primera interpretación?

-Seguir creciendo porque esta profesión lo hermoso que tiene es que no dejas de crecer.

-¿Qué cree que puede suponer para la ciudad desarrollar eventos como el Desafío Buñuel?

-Es fantástico, no sé realmente para Teruel lo que supone pero para los de fuera es muy importante, para mí volver aquí es un soplo de aire fresco; es volver a confiar y creer en el entusiasmo del cine, desde la raíz; es ver que no te queda más que resolver, sin comerte la cabeza , sin darle vueltas a las grandes cosas, resuelve, resuelve, resuelve, sácale partido, saca tu creatividad, haz lo que tengas que hacer pero resuelve. Eso para mí es un chute de frescura maravilloso y por eso vuelvo. 

-Todos los trabajadores vinculados al mundo del espectáculo se han visto muy afectados por el patrón de estos dos años, pero, una vez recuperada la actividad. ¿Cree que la pandemia va a suponer un aumento del consumo de cultura?

-Ha pasado algo muy curioso , los teatros están no solamente llenos, sino que el público está precioso, tiene una gran implicación y una sensación de reverencia que yo no había visto en mi vida, es verdaderamente emocionante. Cuando estrenamos, sentimos esos aplausos, a pesar de tener el aforo reducido, nunca había vivido un aplauso igual, día tras día tras día hasta el final de la gira el 5 de junio. Ha supuesto la vuelta al teatro en sus orígenes, a esa conexión entre los actores y el público, que forma parte de la obra, desde esa tos al que abre un caramelo, todo forma parte de esa obra de teatro en ese momento. El público ha cambiado, sin embargo la gente no está bien yendo al cine porque se ha acostumbrado a verlo en casa. 

-¿Ha beneficiado entonces a unos espectáculos y perjudicado a otros?

-Ha beneficiado a los espectáculos en vivo, que se han convertido en una especie de comunión, de algo que vivir y compartir en comunidad, mientras que  el cine se ha vuelto privado. Me da mucha pena porque no hay nada como ver a una película en una sala , eso está claro.

El redactor recomienda