Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

A la cárcel un hombre por maltratar  a su expareja en un pueblo de Teruel A la cárcel un hombre por maltratar  a su expareja en un pueblo de Teruel
Palacio de Justicia de Teruel, sede de los juzgados turolenses

A la cárcel un hombre por maltratar a su expareja en un pueblo de Teruel

Medidas cautelares de alejamiento en otro caso de violencia de género

El juzgado número 2 de Teruel, en funciones de guardia, emitió este fin de semana dos autos por sendos casos de presuntos delitos de violencia de género por lesiones en la provincia con diferentes medidas cautelares para la protección de las víctimas hasta la celebración del juicio.

El juez titular del juzgado número 2, Jorge-Oswaldo Cañadas, decretó este sábado la prisión provisional comunicada y sin finanza para el presunto autor de un delito de violencia de género por lesiones, en virtud del atestado de la Guardia Civil.

La Guardia Civil atendió el pasado viernes, sobre las 18.00 horas, la llamada de una mujer de un pequeño pueblo de Teruel que había sido maltratada por el investigado en el domicilio de ella que cuando llegaron los agentes estaba refugiada en casa de unos vecinos. La mujer, que estaba muy nerviosa, explicó que por la mañana su marido -con el que está en proceso de ruptura de su relación sentimental pero que conviven en la misma vivienda en plantas separadas-, le propinó varios puñetazos en la cabeza y patadas en el torso. Los funcionarios apreciaron lesiones visibles en el rostro y se quejaba de un fuerte dolor en la zona costal. La víctima manifestó que las agresiones eran reiteradas y que tenía mucho miedo de que algún día pudiera matarla.

El investigado niega los hechos pero el informe médico forense constata una multiplicidad de lesiones, en diferente estado evolutivo, leves y compatibles con el relato de la víctima. El informe policial concluye la posibilidad de que el investigado ejerza sobre la víctima violencia muy grave o letal.

Por otro lado, el mismo juzgado emitió otro auto en el que decreta libertad provisional para el investigado de otro presunto caso de violencia de género y orden de alejamiento de 300 metros de la víctima y prohibición de comunicarse con ella.

En este caso, la denunciante mantiene una relación de pareja con el denunciado de unos ocho meses y aseguró que se habían producido episodios continuados de golpes y gritos que no había denunciado hasta ese día, cuando había sido golpeada en la frente y había necesitado asistencia médica. También había sido encerrada por su pareja en dos ocasiones, una durante todo un día y otra, una noche.

Asimismo, la mujer relató vivir en una situación de miedo constante, hasta el punto de establecer una clave de comunicación con sus amistades para que, llegado el caso, como había sucedido, las mismas recabaran el auxilio de la policía.

El juez considera que estos hechos comportan una situación objetiva de riesgo para la víctima que requiere la adopción de medidas de protección. El investigado tiene prohibido aproximarse a menos de 300 metros de la mujer en cualquier lugar donde se encuentre, ni acercarse a su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por ella. Tampoco puede comunicarse con ella por cualquier medio.

El redactor recomienda