Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Adif adjudica la instalación de  la catenaria que permitirá a los trenes alcanzar los 200 por hora Adif adjudica la instalación de  la catenaria que permitirá a los trenes alcanzar los 200 por hora
Adif ha adjudicado las obras de instalación de la línea aérea de contacto en el tramo ferroviario Zaragoza-Teruel

Adif adjudica la instalación de la catenaria que permitirá a los trenes alcanzar los 200 por hora

La obra en la línea entre Zaragoza y Teruel tendrá un coste de 41,5 millones

El Consejo de Administración de Adif autorizó en la reunión celebrada el mrtes la adjudicación a la Unión Temporal de Empresas formada por las compañías Electren, Cobra Instalaciones y Servicios Elecnor de las obras del proyecto de instalación de la línea aérea de contacto en el tramo ferroviario entre Zaragoza y Teruel, por un importe de algo más de 41,5 millones de euros.

El contrato al que se le ha dado vía libre incluye la instalación de la catenaria en un tramo de 184 kilómetros con una alimentación de 25 kV, apta para admitir velocidades máximas de 200 kilómetros por hora.

Plazo de ejecución

La electrificación de la línea entre Zaragoza-Teruel- Sagunto es uno de los proyectos más relevantes del Plan Director de esta línea, que es eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, que con esta nueva decisión recibe un nuevo impulso, y de los imporantes.

El proyecto de instalación de la línea aérea de contacto tiene un plazo de ejecución estimado de 24 meses. En él se prevé el montaje de la catenaria para la electrificación del trayecto de bifurcación de Teruel-Caminreal-estación de Teruel, de 184 kilómetros de longitud.

La línea aérea de contacto estará alimentada a 25kV en corriente alterna, que es la misma que se utiliza en las líneas de alta velocidad, apta para velocidades máximas de 200 kilómetros por hora. El contrato ha sido adjudicado a la Unión Temporal de Empresas formada por Electren, Cobra Instalaciones y Servicios Elecnor.

Para el montaje de la catenaria este tramo de línea férrea, donde existen trece instalaciones, diez túneles y ochenta y cinco pasos superiores, se llevarán a cabo, entre las principales actuaciones, la cimentación de postes y anclajes, mediante al excavación y hormigonado de los macizos y el izado de los postes y el tendido del hilo sustentador y del hilo de  contacto, ha explicado el Adif.

También se llevará a cabo el montaje de otros elementos asociados al sistema de electrificación, como son las ménsulas, atirantados, equipos de compensación, conexiones, aisladores, seccionamientos mecánicos y eléctricos, péndolas, feeders, seccionadores y equipos de protección.

Alimentación

Para poder alimentar la línea área de contacto a lo largo del tramo Zaragoza-Teruel, se han diseñado subestaciones y autotransformadores a lo largo de todo el trazado.

Todos estos trabajos contribuyen a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como es el número 9 que tiene entre sus metas el desarrollo de infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad contrastada.

Con este nuevo paso administrativo se sigue avanzando en el desarrollo del Plan Director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, con una inversión global de 441 millones de euros, de los que hasta la fecha ya se han movilizado más de doscientos millones de euros, y que tiene por objeto asegurar la competitividad de esta línea como eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo. El Objetivo del Plan es mejorar de forma significativa el estado de la infraestructura actual para seguir potenciando el tramo Zaragoza-Teruel- Sagunto, especialmente para el tráfico de mercancías permitiendo la circulación de trenes de 750 metros, facilitando las conexiones ferroportuarias y con centros logísticos en este eje ferroviario estratégico, de gran importancia al discurrir por territorios que representan el 21% del PIB del Estado.

Mayor capacidad

Una vez completado todo el Plan, la línea afectada dispondrá de una mayor capacidad, se reducirán de forma sustancial los tiempos de viaje tanto para los viajeros como para las mercancías, mejorará también la competitividad de los servicios de carga, se incrementará la velocidad máxima de circulación, aumentará la eficiencia en el transporte, se podrán incorporar trenes de tracción eléctrica, reduciendo así las emisiones, y ofrecerá mejores parámetros de fiabilidad y de confort, se reducirá la probabilidad de incidencias y la infraestructura será plenamente interoperable con los corredores Atlántico y Mediterráneo.

El redactor recomienda