Síguenos

498_mia-1200x150.gif banner click 498 banner 498

Caja Rural de Teruel se compromete ante sus socios a mantener oficinas y empleos Caja Rural de Teruel se compromete ante sus socios a mantener oficinas y empleos
El director general y el presidente de Caja Rural de Teruel, David Gutiérrez y José Cuevas, durante la asamblea ordinaria celebrada en el Palacio de Exposiciones

Caja Rural de Teruel se compromete ante sus socios a mantener oficinas y empleos

Aprobadas las cuentas de 2021, con un beneficio antes de impuestos de 4,3 millones de euros
banner click 244 banner 244

Caja Rural de Teruel reiteró este jueves su compromiso con la inclusión bancaria y el medio rural durante la celebración en el Palacio de Exposiciones y Congresos de la capital de su asamblea general, en la que se aprobaron las cuentas del ejercicio 2021, que se saldó con un beneficio de 4,3 millones de euros antes de impuestos y en el que el ratio de solvencia CET1 de la entidad se elevó hasta el 20,87%. Los responsables de la entidad se mostraron cautos aunque optimistas sobre las perspectivas para este año dada la compleja situación internacional.

El presidente de Caja Rural de Teruel, José Cuevas, aseguró ante los 217 socios que asistieron a la asamblea que la cooperativa de crédito “ha demostrado, un ejercicio más, que otro modelo de banca es posible, ya que hemos reforzado nuestro compromiso con el mantenimiento de la red de oficinas y del empleo, y hemos continuado prestando nuestros servicios como siempre en todo el territorio en un año adverso, haciendo banca de personas para personas”.

En un contexto marcado por tipos de interés negativos y en el que el sector financiero continuó con el proceso de cierre de oficinas y reducción de plantillas, las cajas rurales se presentan como “la excepción”. De esta manera, si la media del territorio nacional es de una oficina bancaria por cada 2.320 habitantes, en la provincia es de una por cada 2.000 contando solo con las 68 de Caja Rural de Teruel, que además tiene 6 en las provincias de Zaragoza, Tarragona y Castellón.

En este punto, los responsables destacaron también que mantiene el servicio de caja en toda su red, atiende sin cita previa, ofrece la posibilidad de realizar cualquier gestión en horario de atención al público y presta servicios adaptados a sus más de 85.200 clientes, en especial a los mayores de 65 años.

El director general, David Gutiérrez, destacó también “el trabajo realizado por el equipo humano de Caja Rural de Teruel con el apoyo del consejo rector y de la Asociación Española de Cajas Rurales, en un año marcado por la incertidumbre a causa de la pandemia, que ha permitido continuar con la evolución positiva de las principales cifras de la entidad”.

Sobre las mismas, Gutiérrez informó que el pasado ejercicio terminó con un beneficio de 4,3 millones de euros antes de impuestos y destacó la solvencia de la entidad, cuyo ratio CET1 se situó en el 20,87%.

El margen de intereses alcanzó los 16 millones de euros, un 0,5% más que en 2020, mientras que el margen bruto se situó en los 28 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 8,31% respecto al año anterior.

La caja destinó a dotaciones y provisiones 6,7 millones de euros, un 73% más que en 2020, con lo que sigue la política “de saneamiento y prudencia emprendida en 2019 y fortalece su posición para hacer frente a los efectos que puedan derivar de la coyuntura económica actual.

Reducción de la morosidad

Por su parte, el crédito concedido a la clientela alcanzó un volumen de 795,69 millones de euros. En esta parcela, Gutiérrez destacó la mejora de la tasa de morosidad, que se ha visto reducida en 150 puntos básicos, por lo que sigue también la tendencia positiva iniciada en 2019. La cobertura del crédito dudoso se situó en el 57,7%, “un porcentaje que muestra el esfuerzo de saneamiento realizado durante los tres últimos años”.

Respecto a los recursos fuera de balance, informó que se han incrementado un 23% y destacó que el patrimonio gestionado de fondos de inversión creció un 37%. Por su parte, los recursos dentro de balance (cuentas corrientes, libretas de ahorro y plazos fijos) aumentaron un 4%.

El director general destacó la evolución del área de Seguros, “que se ha convertido en uno de los pilares en los que se han sustentado los resultados del pasado ejercicio”. Las primas de nueva producción creció un 53%, especialmente en los ramos de salud, hogar, auto y responsabilidad civil, además de revalidar su posición de liderazgo en el segmento de seguros agrarios.

Así mismo, mantuvo su dominio en la gestión de las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) con una cuota de mercado del 52% y un incremento en los anticipos del 18,66%.

El número de socios de Caja Rural de Teruel creció en 675 nuevas personas hasta un total de 25.520 y el capital social de la caja se situó en 108,3 millones.

El Fondo de Educación y Promoción (FEP) contará este año con una dotación de 365.669,72 euros, que se destinarán al apoyo de asociaciones culturales, deportivas y educativas, así como a diversas oenegés.

En 2021, la cooperativa de crédito turolense colaboró a través de sus fondos sociales con 199 iniciativas realizadas en todo el territorio y firmó 44 convenios con colectivos sociales, culturales, educativos y empresariales de la provincia.

Caja Rural de Teruel aprovechó la asamblea para presentar a sus socios y clientes la nueva campaña que ha preparado bajo el nombre Estamos en una tierra de sueños. Estamos con Teruel, con la que muestra su compromiso con la inclusión bancaria a través de un vídeo corporativo y un libro ilustrado.

En el audiovisual pueden verse diferentes localizaciones que recorren la práctica totalidad de la provincia, parte de la red de oficinas compuesta por 74 sucursales, 68 de ellas en localidades con menos de 5.000 habitantes y 42 en pueblos con menos de 1.000, así como una representación de los 197 empleados de la entidad, de los que 121 son hombres y 76 mujeres. La plantilla se ha incrementado un 8,8% en los últimos 8 años.

Entre tanto, el libro ilustrado por Juan Iranzo recorre las diez comarcas turolenses con la compañía de un viajero “intergaláctico” que descubre la provincia a través de sus tradiciones, historia y patrimonio, al mismo tiempo que conoce la labor que realiza la entidad para el desarrollo de todo el territorio.

Gutiérrez se suma a la solicitud de las ayudas al funcionamiento empresarial

El director general de Caja Rural de Teruel, David Gutiérrez, se sumó a la demanda de las patronales sobres las ayudas al funcionamiento empresarial autorizadas por la Comisión Europea en las provincias de Teruel, Soria y Cuenca por su baja densidad, y que debe aplicar el Estado. En su opinión, “supondrían un acicate a la implantación de nuevas empresas y podrían contribuir al desarrollo económico y social del territorio”.

Gutiérrez, que este jueves disfrutó de su primera asamblea al frente de la entidad sin limitaciones de aforo, hizo hincapié en que las ayudas al funcionamiento, que pueden suponer bonificaciones de hasta un 20% de los costes salariales, “pueden ser muy beneficiosas para la provincia y cumplir con su objetivo de combatir la despoblación”.

Estas ayudas “bien invertidas”, unidas a los proyectos ligados al Nudo Mudéjar de Andorra y el Fondo de Inversiones de Teruel (Fite), “han generado expectativas”, admitió Gutiérrez, quien a añadió que también confían en que los sectores agrícola y hostelero mantengan su dinamismo.

“Si le va bien a la provincia, nos irá bien a nosotros”, comentó. En este sentido, recordó que es la única entidad turolense, con domicilio fiscal y social en el territorio.

El presidente de Caja Rural de Teruel, José Cuevas, compartió la opinión de Gutiérrez y añadió que la entidad y el empresariado debe trabajar “sin complejos” por el desarrollo del territorio a pesar de la difícil situación internacional.

El redactor recomienda