Síguenos
Casi la mitad de los pueblos de la provincia de Teruel han realizado espectáculos taurinos este año Casi la mitad de los pueblos de la provincia de Teruel han realizado espectáculos taurinos este año
Un festejo taurino celebrado este verano en Cantavieja, el lugar de Teruel con más sesiones de toros. Jesús Ángel Gómez

Casi la mitad de los pueblos de la provincia de Teruel han realizado espectáculos taurinos este año

Con 860 sesiones, el incremento ha sido de un 15 % respecto a 2019
Cruz Aguilar

Un total de 860 festejos taurinos populares y 24 mayores se han realizado hasta el 11 de octubre en el conjunto de la provincia de Teruel, donde el 45,7% de sus localidades realizaron actos con los astados como protagonistas.

Según los datos facilitados por la Delegación del Gobierno de Aragón en Teruel, hasta el 11 de octubre de 2022 se han autorizado 410 festejos de vaquillas y suelta de reses, 347 sesiones con toros embolados, 32 ensogados, 54 encierros urbanos y a caballo y 18 corridas de lidia. Además, se han concedido siete permisos para exhibiciones de recortadores.

Según explicó el delegado territorial, Benito Ros, este año ha habido un incremento de en torno a un 15% con respecto a las celebraciones con toros de 2019, el año previo a la pandemia. Detalló que en 2022 se han autorizado 864 sesiones, mientras que en 2019 se permitieron 442 jornadas de festejos, pero en cada uno de estos días se podían celebrar varias exhibiciones por lo que las cifras no se pueden comparar.

Los municipios, en cifras

Cantavieja es la localidad donde más sesiones taurinas autorizó el Gobierno de Aragón, con un total de 46, realizadas en quince jornadas diferentes y con espectáculos que han ido desde los astados embolados a la suelta de reses o los encierros.

Le sigue Formiche Alto, que aglutina un total de 16 festejos a los que hay que sumar otros 12 que se autorizaron en la pedanía de Formiche Bajo. Sarrión tiene gran tradición taurina como muestran las 27 sesiones con toros que figuran en el registro del Gobierno de Aragón. Por encima de la veintena de sesiones con astados están Mosqueruela (25), Manzanera (22), Mora de Rubielos (21) y Cedrillas, Cella, Montalbán y La Puebla de Valverde, con una veintena.

En otros muchos municipios se autorizaron más de una decena de festejos, se trata de La Iglesuela del Cid y Rubielos de Mora, con 19; Alcalá de la selva, con 17; Albentosa, Linares y Valbona (16); Albarracín (14); Royuela y Valdelinares con 13; Puertomingalvo, con 12 o Albalate del Arzobispo, Aliaga y Gea de Albarracín con un total de 11.

Por comarcas, Gúdar-Javalambre es la que más tradición taurina tiene ya que únicamente en Abejuela no se llevaron a cabo este tipo de festejos. También en el Maestrazgo y la Sierra de Albarracín celebran actividades con vaquillas y toros prácticamente todos los pueblos. Las zonas con menor actividad son Cuencas Mineras y Matarraña.

En la capital turolense y sus barrios y pedanías se han hecho en 2022 un total de 55 festejos, de los que 25 han sido vaquillas, 15 toros embolados, 13 ensogados y dos actos con recortadores.

De todas formas, el delegado del Gobierno de Aragón especificó que estos días todavía está firmando autorizaciones para nuevos festejos que se desarrollarán en próximas fechas.

Cabe recordar que los dos últimos años apenas se llevaron a cabo actos taurinos porque había numerosos condicionantes debido a la covid. En el año 2020 tuvieron lugar cinco festejos en las localidades de Mas de las Matas, Formiche Bajo, Cretas y la capital turolense, todos ellos durante los meses de enero y febrero, antes de que estallara la pandemia sanitaria.

Las cifras de autorizaciones no fueron mucho más elevadas en el año 2021, con un total de 19 festejos, catorce de ellos menores. El lugar donde más celebraciones con toros se hicieron en 2021 fue Sarrión, que concentró seis de las 19 autorizaciones. Durante ese ejercicio se llevaron a cabo cinco festejos mayores, dos en Calanda, dos en Cella y el quinto en Andorra.

Maestrazgo taurino

Cantavieja es el pueblo con más sesiones taurinas y la afición no solo se mide en el número de festejos, sino también en que su Peña Taurina tiene 350 socios, un elevado número en un pueblo de poco más de 700 habitantes. Las diferentes comisiones de festejos se ocupan de la organización, pero el Consistorio colabora con todo el papeleo administrativo y costeando la mitad de los gastos sanitarios y de seguros, pero no los animales, matiza el alcalde, Ricardo Altabás.

En 2022 ha habido 46 sesiones, pero el primer edil matiza que “han sido los mismos días de vacas”, aunque añade que han concentrado a numeroso público porque “había muchas ganas de toros” tras dos años de parón. Altabás apunta que su pueblo es un referente taurino a nivel nacional y hasta los espectáculos se desplazan personas no solo de toda la provincia de Teruel, sino también de Madrid, Navarra, Comunidad Valenciana o Cataluña. El alcalde comentó que hasta la capital del Maestrazgo han llegado este año reses de las mejores ganaderías de vacas de corro del país.

El redactor recomienda