Síguenos
Cepyme pide que la oferta educativa se adapte a la demanda laboral de las empresas Cepyme pide que la oferta educativa se adapte a la demanda laboral de las empresas
Juan Ciércoles, María Jesús Lorente y Fernando Luna en la presentación del informe

Cepyme pide que la oferta educativa se adapte a la demanda laboral de las empresas

Las firmas turolenses necesitan trabajadores para hostelería y construcción

El 45 % de los trabajadores en activo no tiene la titulación profesional adecuada para el puesto laboral que ocupa y por ello, Cepyme busca la manera de acreditar esa competencia a través del programa de la Agencia de las cualificaciones empresariales de Aragón (PEAC), según refleja el informe que presentó este miércoles en Zaragoza la organización empresarial sobre los puestos de trabajo más demandados en la Comunidad.

También se aprecia que las realidades son bastante diferentes en cada una de las tres provincias, aunque la falta de mano de obra, tanto cualificada como no, es uno de los principales problemas.

La presidenta de Cepyme Aragón, María Jesús Lorente, junto a los presidentes de Huesca y Teruel, Fernando Luna y Juan Ciércoles, y la responsable de Empleo, Pilar Burgués, presentaron este miércoles el informe que recoge las 25 ocupaciones con mayor demanda en la Comunidad en 2022, año en que se publicaron 27.911 ofertas de empleo y 47.104 puestos de trabajo.

Por sectores, el mayor número de ofertas correspondió al sector de la logística (10,4 %) seguido por la hostelería (9,4 %), mientras que en puestos de trabajo, al sector comercial fue el 12,8 %, seguido por la logística, con el 11,4 %.

Lorente resaltó que una vez cerrado 2022, en Aragón se realizaron 522.000 contrataciones y de ellas, un 40 % correspondió a personal de baja cualificación, mientras que el 7 % lo era de alta cualificación.

El informe refleja que las ocupaciones con más ofertas de empleo publicadas han sido para puestos de limpieza y relacionados con hostelería, logística y metal, frente a los puestos de teleoperadoras y operarios industriales, que fueron los más solicitados.

Puestos más demandados

También pusieron de manifiesto las diferencias en las puestos más demandados entre las tres provincias, de modo que mientras que en Zaragoza sobresalen los de teleoperadoras, en Huesca lo lideran los camareros y en Teruel, los relacionados con la hostelería y la construcción.

En concreto, el 12,9 % del total de los puestos demandados pertenecen al sector hostelero, con ocupaciones de camareros, cocineros, pinches...

Por otro lado, el desmantelamiento de la central térmica de Andorra ha generado una gran cantidad de puestos de trabajo en el sector de la construcción y el energético (albañiles, conductores de maquinaria de construcción, operadores de grúa…). Igualmente cabe mencionar los puestos relacionados con el sector agroganadero, especialmente esquiladores y operarios de la industria agroalimentaria.

Ciércoles explicó que en la provincia turolense se mantiene la demanda de trabajo en la hostelería y destaca el crecimiento en la construcción procedente de Andorra, por el desmantelamiento de la central térmica y el montaje de parques solares, donde además no encuentran mano de obra cualificada y donde, anticipó, ahora es “el 5 % de lo que está por venir”.

“Todavía quedan por construirse 16 o 17 parques por lo que la necesidad de mano de obra del sector de la construcción va a ir en aumento”, subrayó el presidente de Cepyme Teruel.

“Y al problema de la falta de mano de obra se va a sumar el de la vivienda que hay en el mundo rural para acoger a todos esos trabajadores. Si queremos tener actividad empresarial, los recursos básicos son imprescindibles”, añadió Ciércoles.

Otro aspecto en el que incidieron es en alcanzar una solución conjunta para los estudiantes, tanto de Formación Profesional como universitarios, para adaptar los estudios a las necesidades de los empresarios, además de realizar una actualización a las necesidades actuales y para ello, dotar de presupuesto la formación.

Por ello, Cepyme Aragón reclama una mayor relación entre el mundo educativo y el empresarial para adecuar la oferta y la demanda del mercado laboral y insiste en la necesidad de romper con la creencia de que los estudios universitarios son los que más oportunidades laborales ofrecen, ya que, debido a la progresiva tecnificación del mercado laboral, muchas profesiones no necesitan de estudios superiores y convierten a la Formación Profesional en el mejor camino para responder a las necesidades reales de las empresas.

El redactor recomienda