Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

Cuatro décadas de la aprobación del Estatuto de Autonomía, que supuso para Aragón la recuperación de libertades e instituciones Cuatro décadas de la aprobación del Estatuto de Autonomía, que supuso para Aragón la recuperación de libertades e instituciones
Primer acto conmemorativo del 40 Aniversario del Estatuto, el pasado 5 de abril

Cuatro décadas de la aprobación del Estatuto de Autonomía, que supuso para Aragón la recuperación de libertades e instituciones

La Ley Orgánica cumple este miércoles 40 años
banner click 244 banner 244
La entrada en vigor del Estatuto de Autonomía de Aragón del 10 de agosto de 1982 marcó formalmente la recuperación de las libertades e instituciones perdidas en Aragón. En la memoria colectiva de los aragoneses de hace cuarenta años seguía perviviendo el germen de los valores vinculados al pacto, el entendimiento y al anhelo de construir juntos un futuro mejor. Aragón aspiraba a volver a activar su capacidad de autogobierno y la aprobación de su Estatuto de Autonomía marcó el desarrollo de la Comunidad Autónoma en las últimas décadas del siglo XX. Su aprobación supuso el renacer de un nuevo aragonesismo asentado sobre la base de sus instituciones, símbolos, actividades y proyectos.

 El Aragón de la última media centuria, a caballo entre los siglos XX y XXI, se ha construido desde las normas emanadas del texto aprobado en 1982 en desarrollo de la Constitución de 1978, la más duradera de la Historia de España.

Este marco referencial, sobre las ruinas del franquismo y el impulso de una sociedad ansiosa de cambios, democracia, participación, identidad, cultura y futuro ha llevado a Aragón hasta un tiempo de progreso pero también de incertidumbres en el que se plantean la búsqueda de nuevos retos, una vez alcanzados los anhelos de libertad y democracia a la que aspiraban los aragoneses desde la preautonomía.

El progreso de Aragón ha venido de la mano de la consolidación de la autonomía en un marco de estabilidad normativa. La Ley Orgánica que aprobó la norma institucional básica de la Comunidad Autónoma de Aragón en 1982 fue modificada inicialmente en los años 1994 y 1996, hasta llegar a la reforma del Estatuto de Autonomía mediante la Ley Orgánica 5/2007, de 20 de abril, vigente en la actualidad. Fruto de esta evolución del estado de las autonomías, el ejercicio de competencias en nuevos ámbitos, especialmente los vinculados a las personas en materia como la educación, la sanidad y los servicios sociales, ha permitido la adopción de políticas públicas dirigidas directamente a mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía.

El Gobierno de Aragón está inmerso este año en la celebración del cuadragésimo aniversario del Estatuto de Autonomía de Aragón. “Pensamos que el autogobierno a Aragón le ha sentado de maravilla”, aseguró el pasado mes de abril en Teruel el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, para quien el caso más claro de aprovechar la oportunidad que le ha blindado esta autogobierno está aquí. “Creemos que uno de esos lugares donde la oportunidad de la Democracia ha sido especialmente aprovechada ha sido Teruel”, aseguró.

Para ello animó a comparar el Teruel de hace cuatro décadas con el actual “un ejercicio didáctico e ilustrativo de la importancia y la dimensión del cambio”.

“Teruel era una ciudad del interior de España, postergada y desde cualquier punto de vista enquilosada y hoy es una ciudad envidiable”, manifestó.

Por ello, el Gobierno de Aragón quiso que el primer acto relevante de la celebración del 40 Aniversario del Estatuto de Autonomía se celebrase en Teruel el pasado 5 de abril. Consistió en la entrega de las medallas al mérito policial de Aragón, caracterizada por una carrasca, o encina del Sobrarbe, símbolo de Aragón.

Porque Teruel fue la ciudad elegida para comenzar. El 10 de julio de 1977, en plenas fiestas de la Vaquilla, ni si quiera un mes después de las primeras elecciones democráticas tras las dictadura de Franco, que se habían celebrado el 15 de junio de aquel mismo año, los representantes del pueblo aragonés se constituyeron en asamblea y tomaron el acuerdo de elaboración del Estatuto de Autonomía. En su sentido más amplio comenzaba el proceso autonómico aragonés.

“Lo que habría que venir no es posible entenderlo sin la conciencia de comunidad que alentaron y fueron capaces de despertar tras aquella histórica jornada de 1977” recordó en aquel primer acto de aniversario la consejera de Presidencia, Mayte Pérez. “Hoy el proyecto autonómico de la Comunidad se asienta en instituciones, en proyectos y en símbolos que acogen el significado de lo que somos y de lo que queremos ser”, continuó.

Los inicios


Ese 10 de julio de 1977 se constituyó en Teruel la Asamblea de Parlamentarios de Aragón, formada por los diputados y senadores electos tras las elecciones generales del 15 de junio. En esta reunión se crea un Comité Permanente para ejecutar los acuerdos de la Asamblea, entre ellos la elaboración de un proyecto de Estatuto de Autonomía.

El proceso no fue nada fácil. En noviembre de 1977 se inicia un periodo de información pública del anteproyecto de Decreto-Ley de autonomía de Aragón, que había sido aprobado por la Asamblea el 30 de octubre en Albarracín. Este texto no fue aceptado por el Gobierno central, que presentó como alternativa un borrador de decreto-Ley. Este borrador fue aprobado por la Asamblea en Fraga, tras un intenso debate, el 20 de enero de 1978, y se publicó como Real Decreto-Ley 8/1978, de 17 de marzo, por el que se aprueba el régimen preautonómico para Aragón. En la reunión del 9 de abril de 1978, en Calatayud, se constituye la Diputación General de Aragón por lo que se disuelve el Comité Permanente de la Asamblea de Parlamentarios.
 
El Boletín Oficial de la Diputación General de Aragón (BODGA)  del 21 de diciembre de 1978, publicaba el Acuerdo sobre el futuro Estatuto de Autonomía aragonesa, adoptado por el Consejo de Gobierno de la Diputación General de Aragón.

El 1 de septiembre de 1979, el Consejo manifestó su deseo de que las provincias de Huesca, Teruel y Zaragoza accedieran a su autogobierno y constituyeran la Comunidad Autónoma de Aragón, para conseguir el pleno reconocimiento y potenciación de su identidad histórica, la mejor defensa y promoción de sus intereses y el desarrollo equilibrado de Aragón; consideraba que, para el logro de tales objetivos, era necesario que las diputaciones provinciales y los municipios de las tres provincias se pronunciaran a favor de la autonomía de Aragón y, en consecuencia, recomendaba que, por las corporaciones interesadas, se adoptaran, en el menor plazo posible, los correspondientes acuerdos de iniciación del proceso autonómico.  

El 17 de diciembre de 1979 se reunió la Asamblea de Parlamentarios de Aragón y se acordó la constitución de una Comisión Mixta de parlamentarios y representantes de los partidos políticos de Aragón, que se encargaría de redactar, antes del 1 de febrero de 1980, unas bases del futuro Estatuto de Autonomía.

El  27 de diciembre de 1980 se constituyó en Zaragoza la Mesa de Partidos, en la que participaron representantes de UCD, PSOE, PAR, PCE Y CD, y cuyo objeto era sacar del atolladero el proceso autonómico, que se encontraba bloqueado.

El  13 de junio de 1981 se reunía, en la Iglesia del Monasterio alto de San Juan de la Peña, la Asamblea mixta de parlamentarios y diputados provinciales prevista por el artículo 146 de la Constitución Española y aprobaba  las bases del Estatuto de Autonomía aprobadas por la Mesa de Partidos.  Asimismo, se procedió al nombramiento de la Ponencia que se encargaría de redactar el anteproyecto de Estatuto de Autonomía de Aragón.

El 25 de junio de 1981 la Ponencia se reunió en el Parador de la Concordia, de Alcañiz y elaboró el anteproyecto de Estatuto de Autonomía, que fue remitido a la Mesa de la Asamblea Mixta. Finalmente, el 10 de agosto de 1982 se aprobaba la Ley Orgánica.

Sesiones en Teruel


Tras la aprobación del  Estatuto de Aragón, el 10 de agosto de 1982, las  primeras elecciones autonómicas se celebraron el 8 de mayo de 1983. Salió elegido presidente el socialista Santiago Marraco.

Entonces las instituciones recién creadas continuaron con su presentación a la sociedad aragonesa. El 20 de octubre de 1983, una iglesia de San Pedro que estaba entonces en obras se adecuó para acoger una sesión plenaria de las Cortes de Aragón, como se ve en la imagen.

Unos meses después, el 23 de abril de 1984, Teruel acogía por primera vez el acto institucional del Día de Aragón que el año anterior se había celebrado en Huesca, con todo el despliegue institucional que conllevaba.

Y en esta ciudad se estrenaban también los Premios Aragón, con los turolenses Pedro Laín Entralgo y Pablo Serrano como primeros galardonados, distinciones que desde entonces han servido para hacer profetas a aragoneses ilustres.

El redactor recomienda