Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Descienden un 31,5% las denuncias por violencia contra la mujer en la provincia de Teruel Descienden un 31,5% las denuncias por violencia contra la mujer en la provincia de Teruel
Sede de los juzgados turolenses en el Palacio de Justicia de Teruel en la plaza San Juan

Descienden un 31,5% las denuncias por violencia contra la mujer en la provincia de Teruel

Durante el primer trimestre de este ejercicio se registraron 39 frente a las 57 que hubo hace un año

Las denuncias por violencia machista registradas en la provincia de Teruel durante el primer trimestre de este año descendieron un 31,5% con respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos estadísticos facilitados ayer por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género. La tendencia a la baja es similar a la experimentada  en el conjunto del país, donde el descenso fue del 3,21%, si bien en Aragón se produjo un incremento del 13,3%.

Los datos facilitados ayer por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género a través del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) recogen que en los tres primeros meses de este año se presentaron 39 denuncias en la provincia por violencia sobre la mujer, frente a las 57 que hubo el año pasado en el mismo periodo de tiempo.

Desde el Observatorio se apunta que esa disminución a efectos estadísticos no supondría un descenso real de la violencia machista puesto que entre enero y marzo todavía se estaba bajo el estado de alarma por la pandemia y la movilidad estaba limitada, lo que habría permitido a los maltratadores tener un control absoluto sobre sus víctimas.

Habrá que esperar a los datos del segundo trimestre, que es cuando se levantó el estado de alarma, para poder ver la evolución real de la violencia machista una vez que se ha empezado a recuperar la normalidad.

De las 39 mujeres que fueron víctimas de la violencia machista entre enero y marzo de este año, 27 eran españolas y 12 extranjeras. La mayoría de las denuncias presentadas fueron a través de atestados policiales, en 30 de los casos con denuncia de la víctima, en 2 con denuncia de un familiar, y en 4 por la intervención directa policial. En otros dos casos se debió a la presentación de la denuncia directamente en el juzgado, y un caso fue por el parte de lesiones recibido directamente en el juzgado. En ninguno de los casos la víctima se acogió a la dispensa a la obligación de declarar como testigo.

También descendieron durante el primer trimestre del ejercicio las órdenes de protección y las medidas cautelares tomadas por asuntos de violencia sobre la mujer. La tendencia en la provincia es similar a la registrada en el conjunto del país, aunque mucho más pronunciada en términos porcentuales, puesto que las solicitudes en Teruel disminuyeron un 66,6% mientras que en el Estado lo hicieron en 1% solo.

En total se solicitaron en la provincia 7 órdenes de protección y medidas entre enero y marzo, frente a las 21 de los mismos meses de 2020. De esas siete órdenes solicitadas, 6 eran de mujeres españolas mayores de edad y el séptimo caso era de una extranjera. A instancias de las propias víctimas se presentaron 4 y a petición de la Fiscalía se incoaron otras 3, y en los siete casos fueron admitidas.

Por otra parte, durante ese periodo fueron enjuiciados 5 hombres frente a los 12 que se juzgaron entre enero y marzo del año pasado. De los casos juzgados en el primer trimestre de 2021, se condenó a dos hombres de nacionalidad española y a otros dos varones extranjeros, mientras que se absolvió al quinto enjuiciado, de origen español, lo que supone que el 80 por ciento de los enjuiciados fueron condenados.

El Observatorio informó a nivel nacional a través del CGPJ que la disminución del número víctimas, denuncias y órdenes de protección solicitadas a los órganos judiciales pone de manifiesto que las consecuencias de la crisis sanitaria causada por la covid se han mantenido también durante el primer trimestre de este año.

De acuerdo con las estadísticas facilitadas ayer, entre el 1 de enero y el 31 de marzo se registraron 35.001 denuncias en todo el país, un 3,21% menos que hace un año y hubo 34.350 víctimas (en Teruel el número de denuncias es igual al de víctimas), lo que equivale a un descenso del 1,38%.

A nivel de todo el país se solicitaron ante los juzgados de violencia sobre la mujer y ante los juzgados de guardia un total de 10.506 órdenes de protección, apenas un 1% menos que hace un año. Aumentaron por el contrario un 13,3% el número de sentencias dictadas por los distintos órganos judiciales, que fueron 13.049, frente a las 11.515 dictadas en el primer trimestre de 2020.

En cuanto a la evolución de la violencia machista en la Comunidad Autónoma de Aragón, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) informó de que a diferencia de la tendencia que se había producido en el conjunto del país, en la región aragonesa se registró un incremento del 12,2% en el número de víctimas de violencia de género durante el primer trimestre de este ejercicio.

Extranjeras

En total fueron 672 mujeres las que sufrieron violencia de género de acuerdo con los datos del Observatorio. La estadística pone de manifiesto que las mujeres extranjeras fueron las que más sufrieron esta violencia incrementándose su cifra en un 21,2%, mientras que el aumento entre las españolas fue del 7,1%.

En total, el número de asuntos ingresados en los juzgados de Aragón por cuestiones relacionadas con violencia sobre la mujer  se incrementaron de enero a maro en un 28,4%.

Las denuncias presentadas en la región aumentaron un 13,3%, según el TSJA, y siguiendo la tendencia alcista se incrementaron en un 28,4% las mujeres que renunciaron a su derecho a declarar como testigo. El TSJA destacó que mientras las renuncias entre las mujeres españolas disminuyeron un 31,8%, entre las extranjeras aumentó por el contrario en un 165,56%.

En cuanto a las órdenes de protección, en los tres primeros meses del año los juzgados en Aragón adoptaron un 10,1% más de medidas que el año anterior. Del total de órdenes de protección y de las medidas solicitadas, los juzgados aragoneses incoaron 181 asuntos, de los cuales se adoptaron medidas de protección en el 85% de ellos. Asimismo, se juzgaron a un 19% más de hombres y se dictaron un 12,6% más de sentencias condenatorias.

Una disminución que no supone un cambio real de esta gran lacra social

La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, Ángeles Carmona, advirtió ayer que los datos estadísticos del primer trimestre del año no deben llamar a engaño por el descenso que se ha producido. Carmona alertó que la disminución del número de denuncias, víctimas y órdenes de protección “no supone un descenso real de la violencia machista en nuestro país”, según la nota de prensa difundida por el Observatorio, sino que “esos números son aún reflejo del efecto causado por la crisis sanitaria en este ámbito, donde las restricciones a la movilidad han supuesto un escollo más para las víctimas a la hora de dar el paso y denunciar”. De hecho, advierte, “desde que se decretó el estado de alarma, el 14 de marzo del pasado año, se ha producido un descenso más o menos acusado, pero constante, de esos indicadores”.

En opinión de Carmona, los asesinatos ocurridos desde el 9 de mayo, que han sido uno cada 3 días, “ponen de manifiesto que la violencia machista ha estado larvada durante la crisis sanitaria y, con el regreso a nuestros hábitos previos a la pandemia, se ha vuelto a mostrar con toda su crueldad”.

Recordó en este sentido que las restricciones a la movilidad permitieron a los maltratadores tener el control absoluto sobre sus víctimas, y con la vuelta a la normalidad la situación ha cambiado al desaparecer ese férreo control con la consecuencia trágica que está habiendo.

El redactor recomienda