Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Diez años conectando San Julián: el barrio de la capital celebró el aniversario del ascensor Diez años conectando San Julián: el barrio de la capital celebró el aniversario del ascensor
Ascensor de San Julián iluminado, que el sábado cumplió diez años. Antonio García

Diez años conectando San Julián: el barrio de la capital celebró el aniversario del ascensor

Cinco millones de viajes se han realizado en todo este tiempo

Atalaya ha demostrado que lo que era bueno para el barrio de San Julián lo ha sido también para toda la ciudad de Teruel. Un 26 de septiembre de 2011 se ponía en funcionamiento el ascensor  que conectaba esta área de la ciudadcon la ronda Ambeles a la altura de la estación de autobuses. Era un viejo anhelo de sus vecinos, pero con el tiempo se ha demostrado que de él se beneficia toda la ciudad. Como muestra, los 5 millones de viajes que se han hecho hasta la fecha.

A los habitantes de San Julián les ha facilitado la vida y mucho, ir al Centro de Salud o al mercado es más rápido y fácil ahora que hace una década. Aparcar en la rambla y subir en ascensor al Centro o a la estación de autobuses es solo uno de los ejemplos del uso que se hace de este mecanismo por parte de los habitantes de otros barrios de la ciudad y en sentido inverso bajan en él para conectar con el parque de Las Arcillas, para ir a jugar al frontón y desde hace unas semanas también visitar los alfares de los hermanos Górriz.

Desde su puesta en funcionamiento aquel 26 de septiembre y en los diez años que ha estado en marcha se han contabilizado un total de  5.179.533 viajes. Curiosamente se utiliza más el derecho, con 2.638.682 viajes que el izquierdo.

En diez años ha funcionado prácticamente todos los días, en total 3.365 por lo que todos estos datos se traducen en 1.542 viajes diarios y 4.626 personas al día, lo que supone una media de tres pasajeros, aunque cada uno de los ascensores tiene capacidad para 10 plazas. Hay que  tener en cuenta que durante la pandemia, el número de pasajeros quedó restringido a una persona o unidad familiar.

Un espectáculo de luces y sonido iluminó la noche turolense. Bykofoto/Antonio García

Todos estos detalles se ofrecen en una de las lonas que se han situado en la glorieta del Esperanto, en la base del ascensor, donde se recogen imágenes del proceso de construcción de Atalaya. Cuando comenzaron las obras se dejaron atrás los debates sobre cuál era la mejor ubicación para acometerlo o si era mejor un ascensor o cualquier otro tipo de acceso mecánico.

Esta lona forma parte de una exposición más amplia donde se recuerda  la reivindicación vecinal. Como recuerda alguna de las imágenes expuestas, en enero de 2008 se hizo una inauguración “virtual” de lo que más de tres años después iba a ser una realidad. También se recoge el concurso de ideas que se convocó para elegir el proyecto ganador, que resultó ser el del arquitecto turolense Joaquín Andrés.

Este arquitecto ha firmado un nuevo proyecto para levantar otro ascensor, en el este caso entre el barrio del Carmen y la plaza del Seminario. Los vecinos de San Julián saben que ese nuevo acceso mecánico va a ser prioritario para el Ayuntamiento pero después vendrá otra de sus reivindicaciones en accesibilidad, una conexión mecánica a la altura del parque de San Antón y el barrio del Ensanche. Esta infraestructura pública, de nuevo, no solo beneficiará a los vecinos de San Julián sino también a toda la ciudad. Será la vía de acceso más fácil de una parte importante de la capital turolense para acceder al conservatorio de música y al nuevo centro sociocultural.

La alcaldesa y el presidente de la asociación de vecinos dirigieron unas palabras al público presente en el acto a los pies del ascensor

Centro sociocultural

San Julián celebra estos días no solo el décimo aniversario del ascensor Atalaya, también los 30 años de su asociación de vecinos y la apertura esta próxima semana de este centro, tantas veces reivindicado. Un sueño hecho realidad a pesar de los años transcurridos desde que comenzó a hablarse del proyecto. Ahora toca pasar esa página y escribir una nueva, la de sus espacios llenos de actividades de todo tipo, desde culturales y educativas a gastronómicas o deportivas. Un amplio abanico de posibilidades, que solo ha hecho que desplegarse. Este miércoles 20 de octubre y el sábado 23 se celebrarán jornadas de puertas abiertas con aforo limitado a grupos de 20 personas a partir de las 17 horas y para todo el mes se han programado presentaciones de libros, proyección de películas y un espectáculo de magia

La visita para conocer el centro será también un buen momento para recorrer el Museo de Cielo Abierto de Teruel, cuyo plano también se inauguró en la rampa del ascensor de la estación de autobuses. La realización de 40 murales artísticos en diferentes puntos del barrio de San Julián y aledaños ha sido una constante en los últimos años, así como la colocación de placas con diferentes coplas. Ahora se han recopilado todos en este plano para que quien lo desee pueda visitar sus ubicaciones, en medianiles, tapias, fachadas o persianas. Una explosión de color que no deja indiferente a nadie.

Como tampoco los cabezudos del barrio, Antonia, Julián, Pepón y Gorrino, que quisieron acompañar a los vecinos y a las autoridades que acudieron a celebrar el aniversario.

En el acto de celebración del décimo aniversario y descubrimiento de la placa, el presidente de la asociación vecinal de San Julián y de la Federación de asociaciones vecinales de Teruel, Pepe Polo, recordó las tres Aes que reivindicaba la asociación a principios de este siglo: Asilo, Ascensor y Alfares. Hoy se puede decir que ya son una realidad.

Pero el Ayuntamiento quiere seguir trabajando en las demandas de este barrio y la alcaldesa, Emma Buj, explicó en el acto que ya se ha licitado la redacción del proyecto de adecuación de las laderas que incluirá un estudio geotécnico para instalar un acceso mecánico que conecte San Julián y el Ensanche. Y también se ha previsto seguir actuando en los alfares, una vez que ya se ha abierto el de los hermanos Górriz.

El redactor recomienda