Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

El acusado de matar a su novio en Alcañiz dice que le quería y que no recuerda lo ocurrido El acusado de matar a su novio en Alcañiz dice que le quería y que no recuerda lo ocurrido
El acusado, en primer término, durante el juicio en la Audiencia Provincial de Teruel. Efe / Antonio García

El acusado de matar a su novio en Alcañiz dice que le quería y que no recuerda lo ocurrido

El juicio se está llevando a cabo en la Audiencia Provincial de Teruel
banner click 244 banner 244

El joven juzgado desde este lunes por un jurado popular en la Audiencia de Teruel por el presunto homicidio de su novio durante el transcurso de una discusión en julio de 2020 ha asegurado que "le quería" y que no recuerda nada, puesto que los hechos ocurrieron después de que ambos consumieran grandes cantidades de alcohol en bares de la localidad de Alcañiz.

En su testimonio ante el tribunal, Jorge M.M., que tenía 29 años en el momento de los hechos, el 12 de julio de 2020, ha explicado que él y la víctima salieron de mañana de la casa en la que se alojaban, propiedad de los padres del procesado, y se acercaron a pie hasta Alcañiz para tomar "un par de cervezas".

Ha relatado, sin embargo, que el consumo del alcohol, después de las tres primeras jarras de litro consumidas por cada uno, se prolongó de forma continua hasta la siete de la tarde, momento en el que decidió llamar a su padre para que fuera a buscarles porque su pareja se había enfadado y había decidido volverse a la población en la que vivían ambos, Aldaia (Valencia).

El acusado, nueve años menor que su pareja, ha añadido que no recuerda nada de lo ocurrido desde que su padre le fue a buscar con el coche y que fue su progenitor quien le contó lo ocurrido cuando se despertó en el calabozo dos días después.

Encuentro

Ha comentado que su padre le contó que se encontraron a la víctima a poca distancia ya de la casa, situada a unos tres kilómetros de Alcañiz, que se bajó del coche y ambos comenzaron a discutir

A la discusión, según el testimonio que ha asegurado haber obtenido de su padre, siguió un continuo forcejeo hasta el portal de la vivienda durante el que ambos cayeron a la piscina, donde finalmente se ahogó la víctima.

"Yo he cometido muchos errores y todo por culpa de la droga, pero en ese momento tenía a mis padres, tenía a Jose (su pareja) y éramos felices", ha explicado el acusado, quien ha agregado que el día de los hechos "cambió la vida de una familia a la que no puedo mirar a los ojos, pero también de la mía".

Este testimonio ha sido cuestionado por la fiscalía y la representante de la acusación particular, para quienes el acusado no sólo forcejeó con la víctima, sino que ejerció su superioridad física debido a la discapacidad que padecía la víctima a causa de un cáncer de huesos durante su infancia, para estrangularle con una cadena metálica que el acusado llevaba al cuello y arrojarle posteriormente a la piscina para ahogarle.

Solicitud de pena

El ministerio fiscal solicita para el acusado por estos hechos una condena de 22 años de prisión por un delito de homicidio con la agravante de parentesco, así como indemnizaciones por más de 100.000 euros a los familiares de la víctima.

La acusación particular reclama a su vez una condena de 22 años de prisión para el procesado pero tipifica los hechos como un delito de asesinato, por el que también solicita indemnizaciones mayores así como 32 años de alejamiento de la familia de la víctima y 10 de libertad vigilada.

Ambas acusaciones han explicado al inicio de la vista que los indicios aportados por los investigadores apuntan a la comisión de un crimen intencionado, y que los antecedentes penales del acusado, uno por agresión sexual, otro por violencia doméstica y otros más por resistencia, evidencian su carácter violento.

Por su parte, la defensa considera que no hubo voluntad alguna de matar por parte de su cliente y propone una condena de 4 años por un delito de homicidio imprudente con una atenuante de intoxicación alcohólica y por el consumo de cannabis, así como una indemnización de 30.000 euros a los padres y de 5.000 a los hermanos.

Indicios

Este letrado, en contra de lo asegurado por las acusaciones, ha negado la existencia de indicios referidos a un estrangulamiento provocado con un collar y a un ahogamiento intencionado, afirmación que ha basado en los reiterados testimonios del padre del acusado, que se refirió a los hechos como un forcejeo durante el que ambos cayeron a la piscina.

Respecto a los antecedentes penales por hechos violentos, ha destacado que se produjeron durante un periodo en el que estuvo "enganchado a la cocaína" y a lo largo del cual, tras una violenta discusión, recibió una orden de alejamiento de sus padres, con los que, ha añadido, tardó en recuperar su confianza.

El juicio continuará mañana con los testimonios de los testigos y de los peritos y se prolongará hasta el miércoles con los informes finales de las partes y el inicio de las deliberaciones del jurado.

El redactor recomienda