Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

El centro de crisis contra las agresiones sexuales de Teruel podría abrir sus puertas en otoño El centro de crisis contra las agresiones sexuales de Teruel podría abrir sus puertas en otoño
María Goikoetxea, a la izquierda, Mayte Pérez, tercera por la izquierda, durante la presentación del punto violeta de María de Huerva

El centro de crisis contra las agresiones sexuales de Teruel podría abrir sus puertas en otoño

Mayte Pérez asegura que ocupará un espacio cedido por el IAJ y las obras comenzarán en breve
banner click 244 banner 244

El centro de crisis contra agresiones sexuales de Teruel tiene previsto poder abrir sus puertas durante el próximo otoño, según anunció este jueves la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales, Mayte Pérez. Será uno de los primeros en ponerse en funcionamiento y ocupará un espacio cedido por el Instituto Aragonés de Juventud.

Mayte Pérez hizo este anuncio en la localidad zaragozana de María de Huerva con motivo de la presentación del punto violeta con que contará este municipio para la celebración de sus fiestas que comienzan este fin de semana.

La consejera, que estuvo acompañada por la directora del Instituto Aragonés de la Mujer, María Goikoetxea, indicó que desde el departamento se está avanzando en la construcción de los centros de crisis contra agresiones sexuales en las tres provincias, y que el más avanzado es el turolense.

Pérez manifestó que previsiblemente estará listo en otoño y será uno de los primeros en el país que abrirá sus puertas. Estos centros pretenden configurar una red financiada por el Ministerio de Igualdad que ofrecerá atención tanto a las víctimas que acaben de sufrir la violencia como a las que la hayan padecido en el pasado. Se facilitará también acompañamiento y consejo a familiares y personas cercanas en caso de necesidad, y no será necesario interponer una denuncia para poder acceder a los mismos.

Tramitación

La tramitación de los tres centros de crisis aragoneses está muy avanzada, pero el de Teruel está más adelantado, hasta el punto que las obras empezarán en breve y estarán listas en otoño, explicó Mayte Pérez, quien destacó que ocupará un espacio que va a ceder el Instituto Aragonés de Juventud (IAJ) y será uno de los primeros en el país en abrir sus puertas.

En el caso de Huesca, ya está elegida la instalación, un local en la avenida de los Monegros que ha sido adquirido por el IAM con fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. Respecto a Zaragoza, hay abiertas conversaciones con el Ayuntamiento para decidir la ubicación final.

Pérez avanzó cuál es la situación de estos centros durante un encuentro con la prensa, acompañada por la directora del IAM, María Goikoetxea, en María de Huerva, donde se ubicará un punto violeta para las fiestas, que comienzan este fin de semana. Tanto esta instalación como los puntos violeta de Teruel y Huesca forman parte de una campaña impulsada por el IAM con otras acciones que se han dado a conocer en el acto.

“Estamos en el siglo XXI y seguimos con la lacra de la violencia machista. Cada día, cuatro mujeres son víctimas de violencia sexual. Nos compete a todos, a las instituciones y a la sociedad en general, y todos debemos tomar conciencia. Debemos apelar a la coordinación entre administraciones, a la formación y a que no se criminalice a la mujer”, afirmó la consejera de Presidencia.

Pinchazos

En cuanto a los pinchazos, Pérez hizo un llamamiento a la “tranquilidad” y argumentó que “el miedo no puede coartarnos, eso supondría que el agresor se ha salido con la suya. Debemos reforzar los mecanismos de control y de seguridad para que las mujeres podamos ejercer nuestros derechos sin ningún tipo de coacción”.

“La mejor manera de hacer seguros los espacios es ocuparlos, la libertad es también disfrutar libremente de las fiestas”, añadió por su parte María Goikoetxea.

En cuanto a la campaña, “se trata de medidas que tratan de abordar todas las violencias sexuales y para las que la colaboración interdepartamental es fundamental”, explicó la directora del IAM.

Dentro de estas acciones, el punto violeta de María de Huerva estará operativo las noches del sábado al domingo y del domingo al lunes de 24.00 horas a 8.00 horas y durante las noches del lunes al martes y del martes al miércoles de 24.00 horas a 4.00 horas. Contará con la una trabajadora social y una psicóloga para atender a quien lo necesite. “Se puede acercar cualquier persona que necesite atención o información sobre la violencia contra las mujeres”, recordó Goikoetxea.

En el punto violeta se repartirán abanicos promocionales de cuatro colores con distintas inscripciones. Además, en los flyers con la información de la instalación habrá un código QR que lleva a la web del IAM, con un enlace al servicio Alertcops de la Policía Nacional, un botón para llamada directa a la línea 900 o a la propia Policía Nacional y toda la información sobre el punto violeta de María de Huerva.

Servicio de urgencia

Otra de las iniciativas será la instalación, durante las fiestas del Pilar, de un servicio de urgencia psicosocial para atender a las mujeres que puedan sufrir algún tipo de violencia sexual. Se establecerá un servicio de urgencia dividido en tres puntos de atención: Interpeñas, Espacio Z y el centro de la ciudad, disponible desde las diez de la noche hasta las cuatro de la madrugada. Al frente de estos puntos habrá profesionale que prestarán atención psicosocial, contención y acompañamiento si fuese necesario.

Además, se está ultimando una guía para la atención a víctimas y otra de las acciones es la elaboración de un estudio sobre violencia sexual en Aragón en el que se va a analizará la incidencia de este fenómeno en la comunidad durante los cinco últimos años y donde se incluirán las nuevas formas de violencia existentes mediante nuevas tecnologías y en el ocio nocturno a través de sumisión química.

El redactor recomienda