Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

El Gobierno de Aragón anuncia la próxima declaración de los Pozos de Caudé como Lugar de Memoria El Gobierno de Aragón anuncia la próxima declaración de los Pozos de Caudé como Lugar de Memoria
Celebración del acto de homenaje en los Pozos de Caudé, que congregó este año a numerosas personas después de no haberse podido celebrar en 2020 y 2021

El Gobierno de Aragón anuncia la próxima declaración de los Pozos de Caudé como Lugar de Memoria

La directora general de Patrimonio pide a la asociación sus aportaciones para concluir el expediente
banner click 244 banner 244

La directora general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Marisancho Menjón, anunció en Teruel la próxima declaración de los Pozos de Caudé como Lugar de la Memoria, una figura por la que se reconoce y protege este espacio por su importancia para la memoria democrática. Menjón lo comunicó así durante el homenaje que cada 1º de Mayo se hace en los Pozos de Caudé a las víctimas del franquismo, en el que participó y aseguró que el trámite está ya prácticamente concluido, a la espera de las aportaciones que pueda hacer la asociación del mismo nombre, para sacarlo a información pública y proceder después a su declaración.

El reconocimiento supondría sumar los Pozos de Caudé a otros enclaves y espacios de la Comunidad Autónoma que se consideran lugares en los que se preserva la memoria democrática. El anuncio fue recogido con satisfacción por los familiares de las víctimas de la represión franquista que se juntan todos los años en el memorial que hay en Platea para homenajearlos y recordarlos. En los dos últimos años no se pudo celebrar por la pandemia, y el acto, enmarcado en las XVI Jornadas de Memoria Histórica que organiza la Asociación Pozos de Caudé, estuvo muy concurrido, así como la ofrenda floral, ya que nunca antes se habían colocado tantas flores por parte tanto de los familiares como de los sindicatos y las instituciones políticas.

El acto, que reúne a familiares de las víctimas en una jornada de confraternización que continúa después con una comida en Cella, permitió a Menjón conocer la intensa actividad que desarrolla la asociación así como sus inquietudes, puesto que le plantearon varios proyectos como la instalación de una cubierta en cuyas paredes figurarían los nombres de las personas cuyos restos están en los Pozos de Caudé, y que serviría también para dar sombra y estar a cubierto cuando se celebran actos como el del 1 de Mayo.

La directora general intervino al final del acto para comunicar a los asistentes que el informe para la declaración de este sitio como Lugar de la Memoria está ya preparado, y cuyo objetivo es tanto la difusión del mismo como su protección. Menjón expresó igualmente su compromiso de que todas las reclamaciones trasladadas de las asociaciones memorialistas se tendrán en cuenta, y opinó que nunca antes como ahora había habido “tantas instituciones volcadas con la memoria”.

En declaraciones a la prensa antes de su intervención ante el público, Menjón explicó que los técnicos de la DGA han elaborado ya un informe de oficio, en el que se expone y justifica la importancia de la declaración, y ahora han pedido a la Asociación Pozos de Caudé que haga aportaciones para completarlo.

La directora general de Patrimonio, Marisancho Menjón (i), se dirige a los asistentes al acto de los Pozos de Caudé

Una vez que esté resuelto saldrá a información pública para que puedan presentarse alegaciones, que una vez solventadas permitirán publicar ya en el Boletín Oficial de Aragón la declaración como Lugar de Memoria.

“Es un reconocimiento al lugar”, aseguró la director general, que explicó que mediante esta figura se garantiza que nadie pueda destruir estos espacios. Pero sobre todo incidió en que es fundamental porque constituye un “reconocimiento” para que tenga una “mayor difusión” y se conozca lo que ocurrió en ellos.

Menjón comentó que cada vez son más los ayuntamientos que muestran interés por preservar estos lugares, así como por hacer rutas de la memoria para divulgar lo ocurrido en ellos para que “todo eso se reconozca y sirva como un elemento didáctico” para toda la población.

Durante el acto ante el público, la directora general incidió en la importancia de recuperar los nombres de tantísimas personas que fueron represaliadas, así como en la labor de las exhumaciones de las fosas comunes que hay. “Tantas fosas sin identificar es una mancha en nuestra historia que no nos podemos permitir más”, dijo Menjón.

A preguntas de los medios de comunicación sobre si sería posible exhumar la fosa que hay en los Pozos de Caudé, al haber sido arrojados allí los cuerpos de cientos de represaliados durante los primeros meses de la guerra, Menjón reconoció la complejidad de esa labor en un sitio como ese al tratarse de un pozo que tiene 84 metros de profundidad. “La extracción resultaría tremendamente dificultosa”, dijo, puesto que los restos de las primeras capas “quizás sería factible”, pero al profundizar se complicaría porque no podría hacerse la labor arqueológica.

Expresó el compromiso de la dirección general de poder estudiar las opciones posibles, como hacer un pozo similar al lado del que sirve de fosa común para poder entrar y hacer la labor arqueológica, de igual forma que estudiarán posibles soluciones a la fosa que hay en Singra, ya que parte de la misma se mete debajo de un bloque de nichos.

Museo de la Guerra Civil

También a preguntas de la prensa la directora general de Patrimonio dijo que Tragsa ha entregado ya el proyecto de construcción del Museo de la Guerra Civil, sobre el que se han introducido algunos cambios, y dijo que se licitará en breve, “en pocas semanas”, precisó, para empezar a hacer la primera fase que es la más voluminosa. La idea es hacer también un memorial en el jardín exterior o en la fachada, donde se puedan poner al menos los nombres de todas las víctimas de la Guerra Civil en Teruel.

De la celebración en los Pozos de Caudé aseguró que la relevancia de estos actos es que “dignifican” a las víctimas y “mantienen la memoria viva”, además de ser un “bálsamo” para las familias y permiten “dar a conocer lo que sucedió”.

El redactor recomienda