Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

El Ministerio de Transportes estudia modificar las normativas para evitar que se repita el suceso de Bejís El Ministerio de Transportes estudia modificar las normativas para evitar que se repita el suceso de Bejís
Comisión de Transportes del Congreso para explicar cómo afectó al servicio ferroviario el incendio de Bejís, el miércoles. EFE/ Kiko Huesca

El Ministerio de Transportes estudia modificar las normativas para evitar que se repita el suceso de Bejís

Teruel Existe denuncia el estado de la línea y los grupos piden interventores en los trenes
banner click 244 banner 244

El Gobierno central se plantea introducir modificaciones legislativas para mejorar los protocolos  de actuación cuando se produzca un incendio que pueda afectar a la red ferroviaria, así como realizar simulacros que contribuyan a estrechar los canales de comunicación entre los diferentes actores implicados. Así lo anunció la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, durante su comparencia el miércoles por la tarde en la comisión de este ámbito en el Congreso de los Diputados (reunida en sesión extraordinaria) para explicar lo ocurrido con el tren de la línea Valencia-Teruel-Zaragoza que se vio afectado por el fuego de Bejís (Castellón) y en el que resultaron heridos varios pasajeros que bajaron del vehículo.

La ministra -que comparecía a petición propia y también a petición de los grupos parlamentarios Ciudadanos, Mixto (en el que está Teruel Existe) y Partido Popular- repasó los hechos ocurridos y aseguró que ni Adif, ni Renfe recibieron información por parte de ningún organismo ni del incendio ni de la afección de la vía y que fue la maquinista la que dio el aviso al centro de regulación de tráfico.

Asimismo, Sánchez que recordó que hay abierta una investigación judicial, por lo que pidió a los grupos parlamentarios “ser cautos y no utilizar el hecho como elemento de enfrentamiento partidista”, insistió en que se cumplieron todos los protocolos para las situaciones de emergencia “homologados con la legislación europea”.

Para la responsable de Transportes, lo ocurrido debe servir para mejorar los procedimientos y detalló que el ministerio está realizando estudios “exhaustivos y rigurosos” para “extraer lecciones de la situación”, así como analizar la necesidad de modificar normativas para que no se repitan estos hechos.

Asimismo, se va a estudiar un plan de contingencia ante situaciones de emergencia para asegurar la coordinación y comunicación con los diferentes servicios de las comunidades autónomas e incrementar los simulacros para entender el funcionamiento de Protección Civil y otros departamentos.

Para Raquel Sánchez, una de las líneas de mejora pasa por reforzar la información a los usuarios para dar a conocer “que los maquinistas y demás tripulantes son agentes de autoridad” y los únicos “interlocutores válidos” cuando se produce una situación como la vivida en Bejís. Sánchez recordó que está en tramitación la Ley del Sector Ferroviario y que se podrían incorporar estas cuestiones.

La ministra mostró su solidaridad con las personas afectadas por el incendio y recordó que se atendió a quince heridos en el incidente de este tren de la línea Valencia-Teruel y que tres personas han recibido atención psicológica, que evolucionan favorablemente, incluidos los dos que continúan hospitalizados.

Sánchez destacó la actuación de la maquinista y afirmó que los sistemas de ventilación y climatización del convoy funcionaron correctamente, incluidos lo antiincendios que impidieron la entrada de humo, salvo por la ventanilla que los pasajeros había roto.

La oposición pide personal

Los grupos de la oposición demandaron que se aclare lo ocurrido y se depuren responsabilidades. Una de las peticiones más repetidas fue la de que se incorporar la figura del interventor en estos trayectos de media distancia.

El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, reclamó que haya una “investigación profunda y rigurosa” para esclarecer los hechos, que se averigüe por qué falló la comunicación y se atribuyan responsabilidades.

Asimismo, el parlamentario turolense propuso la dotación de interventor en esta línea ya que argumentó que si hubiera estado esta figura no hubiera pasado lo que ocurrió.

En la misma línea, el portavoz de Ciudadanos en la comisión de Transportes, Ignacio López-Bas, que haber contado con un interventor “hubiera ayudado” a dar tranquilidad a los pasajeros. Por otro lado, criticó “el defectuoso” mantenimiento de la infraestructura.

También Joan Baldoví, del grupo Plural, defendió que habría que pensar en “la conveniencia” de dotar de interventores a las líneas de media distancia un tipo de ferrocarril sobre el que lamentó que “distintos gobiernos lo han abandonado”.

Desde Unidas Podemos, Marisa Saavedra, lamentó los recortes de personal desde 2003 que llevó a cabo el Partido Popular.

A pesar de que la demanda reiterada de ampliar la dotación de recursos humanos de los trenes, la ministra Sánchez insistió en que la normativa no recoge la exigencia de que, a parte del maquinista, tenga que haber en los trenes de media distancia una tripulación añadida, salvo si pueden darse carencias tecnológicas en los vehículos o problemas en la infraestructura y la responsable de Transportes puntualizó que no se daba “ninguna de estas excepciones” y reiteró que el maquinista es más que suficiente para estos servicios y lo argumentó destacando que desde 2003 en lo que se entró en vigor esta normativa se han realizado unos 4.300.000 servicios ya que hay una media de 620 trenes de media distancia y no se han producido situaciones como la de Bejís.

Las intervenciones más críticas fueron las del Partido Popular y Vox. El parlamentario popular Óscar Clavell afirmó que el tren “nunca debió salir de Valencia” y exigió que no se busquen culpables entre la maquinista ni el pasaje.

“Sepa que lanzó a un peligro de muerte a cincuenta personas y de no ser por la valiente y decidida actuación de la maquinista estaríamos lamentando” muertes, aseguró el diputado del PP.

Clavel reclamó a la ministra que aclarará qué organismo es el que debería haber notificado la situación a las empresas que gestionan el servicio de ferrocarril.

Por otro lado, el diputado del PP aseguró que la línea férrea en esta zona del Alto Palancia es “un polvorín”, como denunciaron varios alcaldes tras producirse incendios en los meses de abril, mayo y junio, lo que achacó a la falta de mantenimiento.

La ministra Sánchez afirmó que “es falso” que no se hubieran hecho trabajos de mantenimiento y detalló las diferentes actuaciones de limpieza que se han acometido con un tren herbicida, además de siegas y podas.

Por su parte, Patricia De las Heras, de Vox, lamentó que “el gobierno más caro de la historia” no supo informar a Adif de la existencia de un incendio. “No se escude en su fanatismo climático, lo ocurrido es el resultado de su gestión, la falta de coordinación y de información son los único culpables”, reprochó.

Sánchez defendió la transparencia del Gobierno y aseguró que había ofrecido la información de la que dispone el ministerio y criticó a Vox por lanzar otras hipótesis de forma “poco rigurosa y muy alarmista”, generando una situación de desconfianza en los servicios públicos.

Guitarte asegura que lo ocurrido muestra el olvido de esta línea férrea que es vital

El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, aseguró en la Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Congreso de los Diputados, que lo ocurrido con el tren en el incendio de Bejís refleja los problemas de los territorios más despoblados, denunció las graves deficiencias de la línea Valencia-Teruel-Zaragoza y reclamó mejoras en las comunicaciones para la provincia de Teruel.

El parlamentario turolense señaló que este suceso obliga a evaluar dos problemas de la España vaciada, por un lado, se refirió a la virulencia de los incendios este verano que achacó al abandono de las zonas rurales que hace que los campos y los montes estén menos limpios y sea más peligroso cuando se produce un fuego.

Seguidamente, Guitarte se centró en denunciar las carencias en las comunicaciones de la provincia y lamentó “el olvido de una línea férrea vital para el desarrollo del territorio”. Lo ocurrido -dijo- ha puesto al descubierto “las gravísimas deficiencias del tren en Teruel”.

El parlamentario de Teruel Existe entregó a la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, el documento elaborado en 2019 con la Plataforma del Ferrocarril, e hizo un repaso de las carencias de esta línea que lamentó que tiene “un trazado del siglo XIX y una velocidad de principios del siglo XX”.

Guitarte lamentó la falta de taquillas presenciales y máquinas expendedoras de billetes, que unido a la falta de interventores en los trenes, hace que los números de viajeros no se corresponda con los reales.

El diputado de la agrupación de electores recordó algunas de las demandas del territorio como un servicio que una Teruel, Zaragoza y Madrid sin trasbordos que seguró que solo requiere de “una decisión política”.

Asimismo, Tomás Guitarte indicó que para el servicio Valencia-Teruel-Zaragoza se reclama una línea de alta capacidad con doble vía electrificada para transporte mixto de mercancías y pasajeros.

Acuerdo de investidura

El diputado de Teruel Existe recordó que el reto de transformar esta línea en “un ferrocarril del siglo XIX” formaba parte del acuerdo que esa formación alcanzó para apoyar la investidura del socialista Pedro Sánchez como presidente pero lamentó que “se está apostando, pero muy lentamente y solo en la mejora del existente” (en referencia al proyecto del Cantábrico-Mediterráneo).

Recordó que la modernización del tren en la provincia “fue sacrificada por dos veces”: primero en 2001 cuando no se incluyó en el trazado del AVE Madrid-Cuenca-Valencia y después de 2004, cuando se anunció que en lugar de incluir a Teruel en esta línea se compensaría con la línea que uniría Bilbao con Valencia, el corredor Cantábrico-Mediterráneo ,que criticó que “20 años después no está”.

Por su parte, la ministra de Transportes aseguró en su respuesta a Guitarte que desde el ministerio que dirige “se está haciendo un importante esfuerzo inversor para esta línea” con un presupuesto cercano a los 450 millones de euros. “Nos gustaría llegar antes e invertir más, pero se están cumpliendo los compromisos”, aseguró Raquel Sánchez que detalló las diferentes actuaciones que se han acometido y que se están tramitando para mejorar el servicio de ferrocarril en la provincia de Teruel.

El redactor recomienda