Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

El PP critica que Correos quiera cobrar 850 euros  al mes por sus cajeros y la empresa le acusa de querer generar una El PP critica que Correos quiera cobrar 850 euros  al mes por sus cajeros y la empresa le acusa de querer generar una
Imagen de un cajero en una oficina de Correos

El PP critica que Correos quiera cobrar 850 euros al mes por sus cajeros y la empresa le acusa de querer generar una "polémica absolutamente estéril"

banner click 244 banner 244

El alcalde de Lidón, el popular Joaquín Juste, criticó este lunes por la mañana que Correos pretenda cobrar a los ayuntamientos 850 euros al mes por la instalación de cajeros automáticos en aquellos municipios afectados por la exclusión financiera. La empresa pública desmintió esa información por la tarde y más tarde su directora de Relaciones Institucionales aseguró que se había querido generar una “polémica absolutamente estéril” por parte del PP a cuenta de una propuesta que se hizo a varias diputaciones que lo habían pedido y que no tiene nada que ver con los cajeros que Correos instalará gratuitamente en localidades de toda España. Juste, que es presidente provincial del PP y diputado autonómico, ha presentado una iniciativa en las Cortes de Aragón para pedir explicaciones.

La instalación de cajeros automáticos en pueblos que carecen de este servicio fue anunciada el año pasado por el presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, durante su participación en el foro de Adea Teruel es futuro celebrado en la capital turolense en octubre del año pasado. En julio, Serrano ya había firmado con el Gobierno de Aragón un convenio marco de colaboración para el desarrollo de servicios para el medio rural, entre  los que figuraba la instalación de cajeros automáticos para extraer dinero en pueblos que carecen de este servicio.

A finales del mes pasado, el alcalde de Lidón asegura que recibió una llamada de la oficina de Correos de Monreal del Campo para comunicarle que su municipio había sido seleccionado entre los pueblos donde se iba a instalar un cajero y le explicaron las condiciones. Pidió que se lo remitieran por escrito y cuando lo recibió se lo explicó a los concejales, que coincidieron en que era excesiva la contraprestación que se pedía de 850 euros al mes para un pueblo que solo tiene 57 habitantes censados.

Juste convocó este lunes a los medios de comunicación para dar a conocer esta situación e informar de la iniciativa parlamentaria que ha llevado a las Cortes de Aragón para su debate en la Comisión Institucional. En la misma se insta a la DGA para que solicite al Gobierno de España “que habilite los medios necesarios para que los municipios de menos de mil habitantes puedan tener acceso a cajeros automáticos con costes asumibles”.

En un segundo punto se pide “revisar el convenio firmado entre el Gobierno de Aragón y Correos, para que como empresa pública que es, establezca servicios con remuneraciones proporcionadas, para poderlos implementar en los municipios con poca población”.

Juste explicó que cobrar 850 euros al mes a un municipio como Lidón era desproporcionado porque suponía 10.200 euros anuales, cuando el pueblo por la participación de los impuestos del Estado recibe mensualmente 830 euros.

En las condiciones que remitieron al alcalde se explica que el Ayuntamiento tiene también que habilitar un sitio para establecer el cajero con luz e internet, según explicó Juste, y que como contraprestación, al finalizar el año Correos emitirá una factura de abono al consistorio resultante de multiplicar el número de operaciones de reintegro por 0,20 euros o por 0,40 euros si también se ha contratado el servicio de Correos Pay para el pago de impuestos.

Juste calculó que para compensar el coste de este servicio se tendrían que hacer a diario 139,7 extracciones de dinero durante todo el año. “En los pueblos somos pocos pero no somos tontos”, dijo el alcalde, quien se mostró indignado por las condiciones de este servicio que pretende atender el problema de la exclusión financiera en las zonas despobladas. Consideró en este sentido que les “están tomando el pelo”, porque ve acertado que se pueda establecer un servicio así, pero no que un ayuntamiento pequeño como el de Lidón tenga que aportar 10.200 euros al año más el local, la luz e internet.

Calculó que si Correos establece 1.500 cajeros de este tipo recibiría más de 15 millones de euros al año. Recordó que Correos es una empresa pública y que debe tener una “responsabilidad corporativa”, mientras que lo que demuestra es tener “afán de lucro” para que sean los ayuntamientos pequeños los que paguen la deuda que tiene.

Por la tarde Correos emitió una nota de prensa desmintiendo las declaraciones de Juste, en la que aseguraba que todavía no se habían seleccionado los pueblos. Aclaró que se van a instalar 1.500 en toda España, de ellos 1.200 en oficinas de la entidad y 300 en pequeñas poblaciones de zonas rurales, sin que suponga ningún coste para los ayuntamientos de los municipios en los que sean instalados. En Aragón hay previsto instalar 65 cajeros, de ellos 10 en Teruel, y todos ellos sin ningún coste para los ayuntamientos.

Fuentes del Departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón también indicaron que no se habían seleccionado todavía los pueblos donde se instalarán los cajeros, y que no supondría coste alguno para los ayuntamientos.

Explicaciones de Correos

Al principio Correos no dio explicaciones sobre por qué se había ofertado desde una de sus oficinas este servicio al Ayuntamiento de Lidón bajo esas condiciones, como asegura su alcalde, pero por la noche la directora de Relaciones Institucionales de la empresa pública, Leire Díez, puso en duda la versión de Juste y consideró que se estaban tergiversando las conversaciones que se están manteniendo con las diputaciones provinciales sobre esta cuestión.

Díez explicó que se están reuniendo con las diputaciones porque les han trasladado su interés por hacer un estudio de instalación de más cajeros en otras zonas. “Lo que decimos a las diputaciones es el coste, no porque lo tengan que pagar los ayuntamientos, en ningún caso, nuestro trabajo es con las diputaciones”, aclaró.

Díez negó que se hubiese hecho una oferta al Ayuntamiento de Lidón desde el propio Correos, y consideró que lo que ha hecho el presidente del PP es hacerse con el documento donde se explica el funcionamiento de estos cajeros para hacer un uso “partidista” del mismo. La responsable de Correos insistió en que las conversaciones se están manteniendo con las diputaciones porque les están preguntando cómo combatir la exclusión financiera, y recalcó que “los cajeros todavía no están asignados”.

El alcalde de Lidón aseguró en la rueda de prensa de la mañana que la llamada que recibió de la oficina de Correos de Monreal fue para comunicarle que a su pueblo le habían asignado uno de esos cajeros. Así lo reiteró por la tarde tras el desmentido de Correos, y por la noche después de que la directora de Relaciones Institucionales negara que se le hubiese ofrecido nada a ese ayuntamiento.

“Creo que esto ha partido por el interés probablemente del presidente del PP, que ha cogido una parte de la información que formaba parte de una presentación hecha por las diputaciones”, insistió Díez.

El redactor recomienda