Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

El servicio del tren a Valencia que estaba en riesgo de desaparecer pasará a hacerse por carretera y El servicio del tren a Valencia que estaba en riesgo de desaparecer pasará a hacerse por carretera y
Jose Luis Soro -a la derecha- este miércoles

El servicio del tren a Valencia que estaba en riesgo de desaparecer pasará a hacerse por carretera y "a la carta"

El consejero Soro dice que gobernar es "hacer un ejercicio de realismo" y que es mejor encontrar una solución que permitir que no haya servicio

El consejero de Vertebración, José Luis Soro, considera que el principio de acuerdo alcanzado con el Ministerio de Transportes para los servicios ferroviarios mejorará el derecho a la movilidad de la ciudadanía, al prever una nueva modalidad para las expediciones Zaragoza-Lérida y parte de la Teruel-Valencia.

Una modalidad, ha precisado el consejero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, de la que no se conocen aún detalles pero que será "a la carta y digital" y que se prestará por carretera porque el Mitma no asume que esos servicios de comunicación, que son de su competencia aunque los venía costeando Aragón, deban de ser prestados por ferrocarril.

La nueva modalidad se adaptará a la realidad de los territorios despoblados y deberá ser sostenible económica y socialmente, ha agregado.

Por eso, en un gesto de "buena voluntad", el Gobierno de Aragón ha aceptado seguir costeando estos servicios intercomunitarios cuatro meses más.

De este modo, aunque Soro había anunciado que Aragón dejaría de pagar la expedición de las 6.10 horas entre Zaragoza y Lérida y la de las 7.20 entre Teruel y Caudiel (en la línea que llega a Valencia), se acepta continuar sufragándolas otros cuatro meses hasta que se concrete la nueva modalidad de transporte que asumirá el ministerio.

El Gobierno de Aragón seguirá asumiendo, por otro lado, el coste del servicio entre Caspe y Fayón por ferrocarril.

Soro ha precisado que el conflicto está en 20 de las 356 expediciones semanales de media distancia que hay en Aragón.

El consejero ha insistido en que Aragón es "la única comunidad" que paga trenes que exceden de su territorio, y ha considerado que cada administración deben de asumir lo que es de su competencia.

Respecto a la "nueva modalidad", ha reconocido que le hubiera gustado que el servicio se siguiera prestando por ferrocarril, pero también ha advertido de que gobernar es "hacer un ejercicio de realismo" y que es mejor encontrar una solución que permitir que no haya servicio.

El preacuerdo se alcanzó en una reunión la tarde del martes entre el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y el presidente aragonés, Javier Lambán, a quien Soro ha agradecido su implicación "directa".

Ha explicado que él estaba al tanto de la reunión, que durante el día de ayer habló hasta en cuatro ocasiones con el presidente y ha insistido en que el del Gobierno aragonés es un "trabajo en equipo" y con "absoluta compenetración". 

El redactor recomienda