Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

El Torico, una figura que ha bajado de su pedestal en varias ocasiones a lo largo de la historia El Torico, una figura que ha bajado de su pedestal en varias ocasiones a lo largo de la historia
Trabajos de desmontaje y limpieza en 2003

El Torico, una figura que ha bajado de su pedestal en varias ocasiones a lo largo de la historia

La más conocida es la de la Guerra, pero ha habido varias intervenciones a lo largo del tiempo
banner click 244 banner 244

Tras el accidente ocurrido el domingo con el Torico habrá que acometer ahora un proceso de restauración que no sería el primero al que se somete este monumento emblemático de la ciudad. A lo largo de sus 164 años de historia, el conjunto escultórico ha experimentado diferentes cambios. No es la primera vez que se restaura la escultura monumental, el pedestal y la fuente de piedra.

Durante el siglo XX se hizo tras la Guerra Civil por Regiones Devastadas. En 1940 ya habían desaparecido las vigas que fue necesario colocar para su apuntalamiento tras los bombardeos. Conocido es que la escultura cayó de su emplazamiento. Una imagen del 24 de febrero de 1938 muestra al alcalde del momento y otros concejales junto al famoso Torico, apoyado en uno de los pilones inferiores y que una familia turolense guardó en su casa. Ya a principios de la década de los 30 la fuente había sido sometida a una importante remodelación cuando el agua corriente llegó a las viviendas de la ciudad y la fuente había perdido su principal cometido.

Posteriormente, también se actuó en 1969 y las últimas restauraciones se realizaron a prin cipios de este siglo. Entre esas dos fechas se subió en varias ocasiones con diferentes cometidos. En 1980 para hacer un estudio para la iluminación del símbolo de la ciudad, que posibilitó tomar medidas y estudiar la figura. A mediados de los 90 técnicos del Museo de Teruel también realizaron un informe con el arquitecto municipal sobre la escultura del toro y las medidas preventivas que hacía falta realizar en aquel momento. Pero no se actuó sobre el monumento hasta 2003.

Coincidencia

La coincidencia ha hecho que fuera un 19 de junio, como ayer, pero de 1969, cuando se colocara sobre el pedestal el Torico tras sesenta días de ausencia por obras de acondicionamiento de la fuente, como recogiera Fidel Cantín para el entonces Lucha.

 

Un 19 de junio de 1969 se colocó el Torico en su pedestal tras unos trabajos de restauración


La misma operación se llevó a cabo un 4 de julio de 2003, cinco días después de que se retirara para construir una base para la figura nueva, porque se había observado una grieta en la que había. Era el día previo al inicio de las Fiestas del Ángel y a primera de la mañana se subió con una grúa el Torico. En Mármoles Llorens, la misma empresa que se va a encargar ahora de restaurar la columna, se realizó un nuevo soporte, una base de piedra de Villalba, “a la que no le atacan los hielos”, se dijo entonces.

Y es que unas semanas antes, al subir para retirar una bufanda que un hincha del Real Madrid había colocado para celebrar que su equipo había ganado la Liga de Fútbol de 2003, se detectó una grieta en la base.

El 30 de junio se bajó tanto la figura como su pedestal y cuatro días después se volvió a colocar. Aquel 4 de julio la gente que se reunió en la plaza a primera hora de la mañana “rompió en una cerrada ovación”, como contó DIARIO DE TERUEL la día siguiente, cuando se volvió a colocar en su sitio. Momentos antes, niños y mayores que habían acudido al lugar acariciaron la figura, justo antes de que regresara a su puesto de vigía de la ciudad.

Renovación

Unos años después, en 2007, la plaza del Torico fue sometida a una profunda renovación y también se intervino en el monumento. Fue solo una de las acciones que se realizó en este espacio urbano, que incluyó también la sustitución del pavimento de la plaza y del primer tramo de la calle Hartzenbusch. Las redes de infraestructuras del subsuelo fueron renovadas y se eliminó el cableado de las fachadas. Los porches fueron también restaurados, al igual que el aljibe Somero, del siglo XIV, que se conectó con el Fondero mediante una galería subterránea. De aquella intervención fueron las luces del suelo que posteriormente se apagaron para siempre. Pero antes se hizo una gran fiesta ciudadana para celebrar la rehabilitación.

Durante estos últimos 15 años la fuente ha sido sometida a pequeñas actuaciones de mantenimiento. Los pitones de los cuernos de las cabezas de toro de los surtidores se han repuesto en varias ocasiones tras haberse partido por actos vandálicos o cuando subían a celebrar los triunfos deportivos colocando bufandas o pañuelos al Torico. Esta conducta está ya prohibida y ahora se sube con grúa cada vez que hay que celebrar algo.

En marzo de 2021 se colocaron de nuevo las placas metálicas que hacen referencia al origen mítico de la ciudad en el vaso de la fuente, que habían sido retiradas para su restauración. Y también está proyectado el alumbrado artístico del monumento.

El redactor recomienda