Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

439_1200x150-iaacc.gif banner click 439 banner 439

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

Estudiantes y hosteleros conocen la variedad de los quesos turolenses Estudiantes y hosteleros conocen la variedad de los quesos turolenses
Rosa Galindo explica las características de los quesos que se presentaron en el taller

Estudiantes y hosteleros conocen la variedad de los quesos turolenses

La Escuela de Hostelería acoge el taller práctico que dirige Rosa Galindo
banner click 244 banner 244

Si hay algún producto que caracterice a la provincia de Teruel, además de su jamón, es el queso. Para conocer bien sus propiedades, sus características y variedades, la Escuela de Hostelería de Teruel acogió este miércoles un taller práctico sobre quesos. Se trata de una actividad patrocinada por la Diputación de Teruel, en la que participaron una veintena de asistentes entre hosteleros y estudiantes de Cocina del centro educativo. La profesora Rosa Galindo y el director Luis Berzosa participaron en al actividad organizada por Conexión Imaginativa y la asociación Teruel Empresarios Turísticos.

Hasta 14 referencias de quesos turolenses se pudieron probar durante el taller, cuya organización corrió a cargo de los propios alumnos de la Escuela que se encargaron tanto a la hora de preparar las mesas en el comedor del centro como de cortar los quesos y emplatarlos, porque si es importante el producto también lo es su presentación.

A la hora de cortar el queso hay que tener en cuenta sus características. “El de romero, por ejemplo, hay que cortarlo para que caiga sobre todo el plato”, comentó Galán, que apuntó que hay piezas, como el queso lobulado, que ya  te marcan la forma, en este caso como un corazón.

Los quesos tiernos hay que cortarlos en pequeñas porciones y en otros hay que jugar con el grosor, según para qué se vayan a utilizar.

Conservación

Otro asunto que se abordó durante el taller es el de la conservación, teniendo en cuenta además que en el taller participaron responsables de bares y restaurantes de Teruel y también de otras localidades como Albarracín.

Aunque es un producto delicado, Luis Berzosa comentó, antes del inicio del taller, que se pueden tener platos ya preparados para que se puedan servir, porque hoy en día se pueden envasar para una correcta conservación.

Berzosa se mostró partidario de que los hosteleros turolenses deben de ofrecer en sus cartas quesos del entorno.

Algo que ya hacen muchos restaurantes de la provincia. Ayer algunos de los responsables de los restaurantes turolenses participaron en el taller y aseguraron que en sus cartas cuentan con tablas de queso y que además participan en la Ruta que este mes de mayo se puede hacer por 38 establecimientos de la provincia.

Acompañamientos

Estas tablas se ofrecen sin acompañamiento y para variar la oferta y enriquecerla durante el taller se explicó cómo marinarlo con otros productos también de la tierra, como por ejemplo el membrillo, fruta como la uva o los orejones.

Y si hay una bebida que se asocia al queso es el vino. Los participantes pudieron comprobar cómo van bien con caldos de garnacha como los de las marcas turolenses Mas de Torubio, Rubus, Tierra Maestrazgo, y Lagar D’Amprius.

La actividad contó con el apoyo de la Asociación de Productores de Queso de Teruel y las queserías de Ródenas, Albarracín, Perales de Alfambra, Aguilar de Alfambra y Tronchón que aportaron quesos tanto de oveja como de cabra, desde tiernos a curados, pasando por semicurados, y también con romero, ahumados y elaborados con leche cruda o pasteurizados.

El redactor recomienda