Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Europa aboga por los incentivos fiscales contra la despoblación Europa aboga por los incentivos fiscales contra la despoblación
Sede del Parlamento Europeo en Bruselas en una imagen de archivo

Europa aboga por los incentivos fiscales contra la despoblación

El Parlamento aprueba una resolución que destaca su potencial dinamizador

El Parlamento Europeo aprobó el miércoles una propuesta de resolución sobre las tendencias demográficas de la Unión en la que se consideran los incentivos fiscales como un instrumento adecuado para luchar contra el fenómeno de la despoblación y para favorecer el asentamiento de la población en las zonas rurales. La iniciativa pide además a los estados miembros más flexibilidad en sus normas para superar los problemas de este fenómeno.

Europa ha vuelto a poner su foco de atención en el problema de la despoblación, ahora a través de una resolución aprobada esta semana en el pleno de la Eurocámara, en la que además de valorar los incentivos fiscales como una medida adecuada para los territorios en recesión demográfica, plantea la necesidad de una estrategia europea a largo plazo y medidas concretas que acaben con las brechas existentes entre el mundo rural y el urbano, y la mejora de los servicios y de la accesibilidad.

Los incentivos fiscales, tan demandados en la provincia de Teruel y por la denominada España Vaciada, es una de las políticas a las que alienta ahora la Unión Europea, cuando dentro de la estrategia española para hacer frente al reto demográfico no se ve en estos momentos como una prioridad. Al menos así lo ha manifestado en más de una ocasión el secretario general del Reto Demográfico, Francisco Boya.

En cambio, es una de las políticas que plantea el “Informe sobre la inversión de las tendencias demográficas en las regiones de la Unión mediante los instrumentos de la política de cohesión”, que se aprobó el pasado miércoles en el pleno de la Eurocámara.

En concreto, el documento señala que “unas políticas fiscales atractivas para la inversión empresarial mediante la reducción de los tipos impositivos para las familias y los incentivos fiscales para los empleadores y los trabajadores por cuenta propia, facilitarían la creación de empleo y las oportunidades de inversión”.

Añade la resolución que “podrían considerarse medidas que animen a las familias jóvenes a comprar su primera vivienda, así como un mayor grado de flexibilidad en las normas estatales, a fin de superar los retos de la despoblación”.

La eurodiputada socialista española Cristina Maestre ha indicado que el informe aprobado por la Eurocámara plantea medidas “pioneras y marcadamente progresistas” para frenar la despoblación.

Maestre ha sido portavoz del Grupo de los Socialistas y Demócratas para este informe, y ha señalado en un comunicado de prensa que el texto de la resolución aprobada por el Parlamento Europeo reclama el desarrollo de una Estrategia Europea de Tendencias Demográficas, que contemple este fenómeno desde todos los puntos de vista y desarrolle “medidas concretas para mejorar la accesibilidad, el atractivo y el desarrollo sostenible de las zonas rurales y remotas, y las posicione como creadoras de valor económico”.

La eurodiputada destacó por otra parte que el informe aprobado incorpora otras propuestas socialistas, como que los programas europeos incluyan siempre que sea posible respuestas presupuestarias específicas para revertir las tendencias demográficas, y que los estudios de impacto para la creación de políticas públicas tengan una visión territorial.

Por otra parte, Maestre valoró que en el texto se reclamen también “ayudas específicas para familias jóvenes y familias monoparentales, y propone utilizar la iniciativa Europea de Empleo Juvenil como herramienta para atraer a jóvenes a las zonas rurales, y para crear las condiciones necesarias para la innovación”.

Dimensión del proceso

La resolución aprobada por la Eurocámara destaca que “determinar la dimensión del proceso de despoblación es todo un reto en sí mismo, ya que los registros estadísticos no arrojan datos precisos”, y es necesario “evaluar correctamente la dimensión de los retos demográficos y de abordarlos adecuadamente”.

Incide igualmente en sus planteamientos en la necesidad de abordar el fenómeno teniendo en cuenta la perspectiva de género, y en este sentido anima a la Comisión y a los estados miembros a “crear estrategias específicas para promover el empoderamiento de las mujeres en las zonas rurales”.

El documento recalca por otra parte que “se deben seguir reforzando las iniciativas de la Unión destinadas a las zonas rurales, como las políticas de cohesión y agrícolas”, así como “acelerar el despliegue de infraestructura de banda ancha de alta capacidad en territorios escasamente poblados y rurales”.

Pide por otra parte a la Comisión Europea que “se asegure de que la iniciativa sobre la visión a largo plazo para las zonas rurales incluya soluciones prácticas y medios de apoyo para abordar las periferias y los cambios demográficos”.

Considera a este respecto que “esta visión a largo plazo para las zonas rurales debe convertirse en una auténtica agenda rural europea, con objetivos tangibles y concretos, y la participación de todos los agentes regionales y locales pertinentes, tanto en su arquitectura como en su ejecución”; siempre teniendo en cuenta además la perspectiva de género.

El redactor recomienda