Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Higinia Navarro, directora gerente de Dinópolis: “Hemos demostrado que se  podía sacar partido de un recurso diferente como la paleontología” Higinia Navarro, directora gerente de Dinópolis: “Hemos demostrado que se  podía sacar partido de un recurso diferente como la paleontología”
Higinia Navarro, directora gerente de Territorio Dinópolis, ante las instalaciones del complejo paleontológico en la capital turolense

Higinia Navarro, directora gerente de Dinópolis: “Hemos demostrado que se podía sacar partido de un recurso diferente como la paleontología”

Cree que el éxito de los primeros 20 años ha sido ir creciendo poco a poco

Dinópolis ha batido récord de visitantes este verano con 70.013 personas solo en la sede principal de Teruel, unas cifras que no se producían desde el año 2002. La directora gerente de Territorio Dinópolis, Higinia Navarro, reconoce que aunque esperaban un crecimiento se han superado las expectativas que tenían. El trabajo comercial y de comunicación considera que ha sido fundamental.

- Han tenido unos datos espectaculares, ¿esperaban semejante número de visitantes?

- Por correo electrónico y las redes sociales era mucha la gente que preguntaba cuándo íbamos a abrir Dinópolis porque habían pospuesto el viaje por diversas circunstancias y estaban muy pendientes de nuestro calendario de apertura, pero creo que para todos ha sido una grata sorpresa. Sabíamos que íbamos a tener público por las llamadas, pero creo que ha superado las expectativas que teníamos para este verano, que creo que dentro de los límites que teníamos eran positivas, pero desde luego se han visto gratamente superadas. Además, ha sido un continuo de visitantes por encima de todo lo que teníamos previsto desde el primer día. Desde el 5 de junio no hemos parado. También es verdad que el día a día del parque se hace muchísimo más complejo por el plan de contingencia, pero todo ha sido posible también gracias al público que ha respondido queriendo venir a Dinópolis, y también a todos aquellos que día tras día han hecho posible que la gente haya disfrutado del parque que es de lo que se trata.

- ¿Qué cree que ha motivado a la gente a volcarse con Dinópolis este verano?

- Mucha gente quería conocer por primera vez y otros repetir la experiencia porque ya nos conocían de antes y querían volver a vivirla con los niños, sobre todo después de la situación vivida por la pandemia. Yo creo que todo suma después de los meses complicados y difíciles que vivimos por la situación de incertidumbre en la que estábamos. También creo que es muy importante la imagen que Dinópolis  ha logrado a base de mucho esfuerzo y trabajo tanto a nivel comercial y de comunicación para darnos a conocer; y el hecho de que todo el mundo que ha venido a visitar Dinópolis a lo largo de estos veinte años se han llevado una gran sorpresa porque esperaban encontrar menos de lo que realmente ofrece el parque. Creo que es la combinación de ambas cosas lo que ha hecho posible el éxito, no solo con la sede principal sino con el resto de sedes. La gente se queda muy contenta de la visita y eso hace mucho para que vuelva a haber índice de repetición. A eso se suma que ahora busquemos sitios con menos aglomeraciones. El hecho de que no seamos un recinto enorme donde pueda haber grandes concentraciones de personas creo que en este caso también ha sido un punto positivo.

- Y aun así hubo 11 días que completaron el aforo por las limitaciones de acceso impuestas por la covid.

- Sí, pero la gente está acostumbrada a las restricciones de aforos por la pandemia y lo entendía. Algunos esperaban hasta primera hora de la tarde a ver si podían entrar al salir gente, y otros lo que hacían era comprar entrada para los días posteriores. Este año hemos hecho mucho hincapié en la compra online como ya hicimos el año pasado, para evitar contactos y garantizarte la visita para el día que tienes planificado el viaje.

- El día de apertura el 5 de junio ya fue sintomático de que iba a haber mucha gente este año.

- Claro, por eso ha sido un no parar desde el primer día, porque el primer fin de semana, tanto el sábado como el domingo, fue buenísimo y estamos muy contentos de ver la respuesta de la gente. Esperemos este año que en el caso de Dinópolis Teruel podamos mantenernos abiertos hasta el 19 de diciembre y que podamos cumplir con nuestro calendario de apertura y que este último trimestre del año también sean muchos los que pasen a conocernos.

- ¿Qué respuesta esperan para estos meses?

- Después de la tendencia de estos tres últimos tres meses esperamos que la respuesta siga siendo muy positiva. Hay que tener en cuenta que antes de la pandemia los puentes festivos del último trimestre del año eran las fechas en las que se marcaban los días de mayor afluencia de público de toda la temporada junto con los días se Semana Santa. Por eso estamos convencidos de que este último trimestre va a ser muy bueno. Para nada se podrá comparar con las cifras de otros puentes precisamente por las limitaciones de aforo, y por eso seguimos haciendo hincapié en que todos aquellos que deseen venir, sobre todo en fechas clave y significativas, que compren la entrada con antelación.

- Respecto a la procedencia de los visitantes siguen siendo Comunidad Valencia y Aragón los mayoritarios por cercanía, pero aun así han tenido visitas de todas las provincias. Dinópolis tiene ya una proyección estatal.

- Sí, han venido de todas las provincias e incluso País Vasco y Andalucía han supuesto casi un 5% de visitantes cada uno a lo largo de este verano. Todo suma aunque por cercanía siguen siendo Comunidad Valenciana, Aragón, Cataluña y Madrid el principal foco de origen de nuestros visitantes, pero en la época estival, cuando la gente tiene más días de vacaciones, ha venido gente de toda España incluidas las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

- Y coincide la procedencia con la encuesta de ocupación hotelera, ¿no?

- Sí, la verdad es que en esa encuesta que se publicó hace poco los datos de origen de las pernoctaciones en Teruel coincidían prácticamente con el listado de procedencia que nosotros teníamos de nuestros visitantes. Yo creo que no deja de ser un dato objetivo que demuestra que Dinópolis, y así nos los dicen los clientes que vienen a visitarnos, pernoctan al menos una noche fuera de su residencia habitual, y de ahí que haya esa coincidencia con las procedencias de visitantes y las pernoctaciones.

- Han observado también un incremento en la venta de los bonos de temporada, ¿a qué cree que se ha debido? ¿Solo lo adquiere gente de Teruel?

- Hay mucho público de Teruel, motivado por el largo cierre de Dinópolis por la pandemia y que tenían muchas ganas de disfrutar del bono de temporada, y desde el primer día, el 5 de junio, fueron muchísimos los turolenses que se acercaron a comprar el bono. Y para este año, ya que el calendario de apertura ha sido menor, se redujo el precio del mismo y los demandantes no solo han sido gente de Teruel. También ha habido muchas personas de otros sitios que una vez adquirida su entrada y una vez que conocen el parque deciden hacer el canje por el bono de temporada porque se quedan tan contentos que quieren repetir la visita. Y a eso se suman también los acuerdos comerciales que se firman con otros parques, que son un atractivo tanto para el público de Teruel como de aquellos que vienen de fuera, además de los descuentos que tanto en tienda como en restauración tienen.

- Dinópolis ha crecido mucho en estos veinte años pero queda mucho por delante, y prueba de ello es el plan director con la ambiciosa ampliación que hay en marcha. ¿Cuándo podremos ver el primero de los nuevos contenidos, Mar Jurásico, y qué espera que suponga para el parque?

- Ahora mismo para todos los que trabajamos en Dinópolis, el hecho de que en 2017 se realizara un trabajo para la mejora y ampliación de las instalaciones fue una gran noticia porque demuestra el apoyo que sigue teniendo Dinópolis por parte del Gobierno de Aragón y el IAF. Con las manifestaciones hechas esta semana por el vicepresidente de la DGA y presidente de Dinópolis, Arturo Aliaga, tenemos muchas ganas de que esa primera fase de ampliación que es Mar Jurásico tarde o temprano pueda ser un hecho. Ahora se está cumpliendo con todos los trámites administrativos para obtener la licencia de obras y poder comenzar cuanto antes la construcción del edificio que albergará Mar Jurásico. Y también hay tres empresas que se han presentado al concurso de contenidos de la instalación.

- ¿El público les pregunta sobre fechas de cuándo estarán estas nuevas atracciones?

- Es aquí en Teruel y Aragón donde más noticias han salido de la ampliación de Dinópolis, pero mucha gente de la que viene de fuera no está tan al día de este plan de mejora y ampliación. El hecho de que haya zonas valladas en el parque creo que es algo muy habitual en todas las instalaciones del tipo de Dinópolis porque detrás se están haciendo obras de mejora o de ampliación como es nuestro caso. La gente que viene de fuera no es consciente todavía de esa ampliación. Lo que es necesario es que podamos comenzar cuanto antes para que esta primera fase de Mar Jurásico sea una realidad, sobre todo porque el efecto novedad y ampliar el tiempo del cliente en el parque supone un nuevo revulsivo para Dinópolis veinte años después, un tiempo en el que se ha demostrado que somos un motor turístico importantísimo y todo lo que sea ofrecer nuevas experiencias al visitante es bueno para todos.

- ¿Cuándo le gustaría que esta instalación pudiera estar acaba? La DGA ha declarado el proyecto de interés autonómico.

- Esa declaración es una figura para reducir los trámites administrativos a la hora de obtener las licencias que sean necesarias para que se puedan empezar las obras cuanto antes y, ojalá, a lo largo del 2023 pudiésemos verlo. Hasta que no se conozca la fecha de inicio de las obras no podemos vaticinar cuándo estará abierto Mar Jurásico al público.

- Se está celebrando el vigésimo aniversario del parque y usted es de las veteranas, de las que abrieron Dinópolis porque entró a trabajar en ese momento. ¿Qué recuerda de aquellos inicios?

- Yo comencé el 14 de mayo de 2001, quince días antes de que Dinópolis abriera al público. Recuerdo esas dos semanas previas de locura por la cantidad de cosas que quedaban pendientes de poner en funcionamiento para que todo estuviera listo el 1 de junio para abrir las puertas. El día de antes lo recuerdo con cariño y también los nervios vividos para que todo estuviese listo. Estuvimos trabajando hasta última hora durante la noche para estar al día siguiente a las 10 de la mañana al pie del cañón cuando se abrieron las puertas de Dinópolis. Recuerdo también la cara de sorpresa de los visitantes el primer día cuando vieron el hall tematizado, algo que sigue sorprendiendo en un edificio que por fuera es muy minimalista.

Fue un verano muy duro de trabajo con muchísima afluencia de público porque no tenía nada que ver el Dinópolis de entonces con el que conocemos ahora. A base del empeño y el esfuerzo de todos los que aquel verano estuvimos aquí salió todo adelante respaldado por muchos visitantes, por lo que ese año fue el pistoletazo de salida de lo que Dinópolis ha terminado siendo.

- ¿Se imaginó entonces que iba a crecer de la manera que lo ha hecho y que iba a tener semejante impacto en la provincia?

- Aquí la sensación que teníamos por la cantidad de público que veíamos día tras día, con muchísimas colas en la taquilla de Dinópolis para acceder, era sorprendente y te dabas cuenta que  podía ser algo muy grande. Creo que sabíamos ya entonces que esto iba a ser más de lo que muchos podían esperar, y a todos nos ha sorprendido para bien todo lo que ha supuesto Dinópolis y todo el recorrido de estos veinte años desde aquel primer verano. Al principio podía parecer muy raro utilizar la paleontología como un recurso turístico cuando lo habitual era el sol y la playa, pero en Dinópolis fuimos capaces de demostrar que no era así y que se podía sacar partido de un recurso endógeno diferente que tiene la provincia de Teruel, al que se le ha sabido dar el valor suficiente con esa combinación de ciencia y ocio para convertir el parque en lo que es hoy en día.

- ¿Ha sido esa una garantía de éxito?

- La combinación de ciencia y ocio yo creo que ha sido uno de los elementos principales del proyecto, y luego la riqueza geológica de la provincia que ha hecho que los grandes hallazgos realizados por la Fundación Dinópolis a lo largo de estos veinte años hayan situado a Teruel en los primeros puestos de la paleontología internacional. Otra clave del éxito de Territorio Dinópolis es que haya ido creciendo poco a poco y esperamos que siga creciendo en los próximos años, y para muestra ese ambicioso plan director en el que se está trabajando.

- ¿Se imagina Teruel sin Dinópolis hoy?

- Teruel hoy sin Dinópolis sería diferente, entre otras cosas porque a lo largo de estos veinte años ha sido mucha la inversión privada en el sector servicios, hostelería y todo aquello que tiene que ver con el turismo, que ha sido potenciado y ha ido creciendo a la sombra de lo que han sido estas dos décadas de Dinópolis.

El redactor recomienda