Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Joticas para honrar a la Virgen de  La Soledad que lo agradece bailando Joticas para honrar a la Virgen de  La Soledad que lo agradece bailando
Los joteros bailan a La Soledad en una plaza del Torico abarrotada de público. Bykofoto/Antonio García

Joticas para honrar a la Virgen de La Soledad que lo agradece bailando

La plaza del Torico se llenó de un público emocionado ante la devoción de la hermandad
banner click 244 banner 244

Los joticas honraron a la Virgen de La Soledad en una procesión en solitario de una de las cofradías más numerosas de la capital turolense.Y este gesto lo   devolvió bailando. Ya en la iglesia de San Martín sonaron las voces de Ciudad de Los Amantes para dar inicio a un recorrido que durante todo el trayecto estuvo arropado por un gran número de espectadores, como ha ocurrido en todas las procesiones que se han celebrado a lo largo de la semana, menos el Via Crucis del Miércoles Santo, que tuvo que celebrarse en el interior de la iglesia de San Andrés.

La procesión de ayer siguió el recorrido realizado por las generales hasta la plaza del Torico para volver luego por Yagüe de Salas, pero durante el trayecto tuvo varias paradas de gran belleza. En la plaza de la Catedral se cantaron y  bailaron jotas a la Virgen alusivas a su paso por las calles de la ciudad mudéjar y a hermandad.

El recorrido siguió por la plaza de la Marquesa, calle Rubio y Tozal hasta llegar a la plaza del Torico donde la banda de tambores y bombos de La Soledad, formada por unos 40 integrantes, realizó su particular retreta como anticipo al baile de la Virgen, momento en el que los 55 peaneros y peaneras que la portaban mecieron primero a La Soledad para aumentar el ritmo al son de los repliques de palos y mazas.

Se calcula que la peana, con la talla, farolas, adornos florales y palio puede pesar unos 2.000 kilos, pero durante el baile, que duró unos cinco minutos, parecía liviana como una hoja que se movía siguiendo el sonido que producían tambores y bombos.

Las jotas del grupo Ciudad de los Amantes  se pudieron ver y escuchar en varios puntos del recorrido. Bykofoto/A. García

Con una gran ovación respondió el público al esfuerzo realizado por los hermanos de La Soledad, que no habían podido bailar a su querida Virgen en la plaza del Torico desde 2018, ya que en 2019 llovió y se hizo un acto en el interior de  San Martín.

De vuelta a este templo, la Cofradía de Nuestra Señora de La Soledad hizo otra parada, esta vez en la plaza de las Monjas. El tradicional besamanos no se pudo hacer pero sí pasar ante la Virgen. Tras el canto de la Salve Regina se retomó la procesión hasta la iglesia de San Martín. En este templo se conservan durante toda la Semana Santa las imágenes que participan en las procesiones de Teruel. Todavía hoy por la mañana estará abierta al público para quien quiera visitarla.

La procesión de La Soledad no fue el único acto que se celebró ayer por parte de las cofradías y hermandades turolenses. Por la noche la banda de tambores y bombos de la Hermandad de la Sangre hizo sonar sus instrumentos en su tradicional retreta en la plaza de la Catedral.

Hoy, Domingo de Resurrección, está prevista la procesión del Resucitado, donde un representante de cada una de las ocho hermandades se sumarán en el esfuerzo de portar esta imagen y la de la Virgen. Ambas se encontrarán en la plaza del Torico a las doce del mediodía. El disparo de cohetes y la suelta de globos clausurarán una Semana Santa que era muy esperada.

El redactor recomienda