Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

303_1200x150-controlglass.gif banner click 303 banner 303

Juan Nácher, nuevo presidente de interpeñas Teruel: “Tenemos que hacernos a la idea de que la Vaquilla no va a ser como la de antes” Juan Nácher, nuevo presidente de interpeñas Teruel: “Tenemos que hacernos a la idea de que la Vaquilla no va a ser como la de antes”
Juan Nácher, nuevo presidente de Inerpeñas, el pasado mes de noviembre, en la plaza de toros Bykofoto/Antonio García

Juan Nácher, nuevo presidente de interpeñas Teruel: “Tenemos que hacernos a la idea de que la Vaquilla no va a ser como la de antes”

El presidente de Los Bohemios se pone al frente de la entidad que aglutina a las veinte peñas
banner click 244 banner 244

Juan Nácher, presidente de la peña Los Bohemios, es también el nuevo presidente de Intepeñas, cargo que asume después de haber sido el vicepresidente durante los dos años en los que no se han podido celebrar las Fiestas del Ángel y con la mirada puesta en la Vaquilla de 2022, una celebración que está convencido de que no podrá ser como las de antes de la pandemia.

-¿Cómo piensa que será la Vaquilla de 2022?

-Tengo la esperanza de que esto mejorará, cada día nos cuidamos mucho más y estamos más vacunados, pero ahora como parece que no nos afecta tan directamente por las vacunas y que la enfermedad no es tan grave como al principio, nos lo tomtamos más a la ligera. Pero tenemos que ser conscientes de que tenemos que convivir con esto no solo este año sino durante varios años. Todavía no sabemos cómo va. Es un virus que está ahí y que tardará muchos años en irse, por lo tanto tenemos que convivir con él. No nos vamos a encerrar, porque las personas, y más en Teruel, estamos acostumbradas a al diálogo, a la amistad y a encontrarnos por la calle. A mí antes me costaba cruzar la calle  San Juan tres cuartos de hora, porque me iba parando con unos y otros. Durante estos dos últimos años me costaba tres minutos. Ahora tenemos que sentir las cosas como antes sin mirar estos dos años, volver a ser los mismos, poco a poco.

-Desde Interpeñas no han dejado de trabajar, a pesar de que no se han podido celebrar las Fiestas del Ángel. ¿Cómo se organiza la junta de gobierno?

-El gobierno de Interpeñas son presidente, vicepresidente y secretarios más tres que son los vices. Puede fallar cualquiera de los tres primeros y el vice tiene que estar enterado de todo para salir al paso y que no se interrumpa el trabajo. Así, en la junta de gobierno estamos seis. Ahora, se han ido tres, los que éramos vices hemos pasado a ser titulares ya han entrado tres nuevos, que serán los que al año que viene pasen a ocupar los primeros años.

-Este año ha sido especial en espera de que se pueda hacer una Vaquilla, no se ha podido hacer en dos ocasiones y al final han renovado la junta. ¿Por qué han hecho el relevo si no se han podido vivir las fiestas?

-Porque la situación cansa mucho y al final no se ve el fruto. Además, estás a expensas de lo que te digan, puedes tener una opinión pero luego a lo mejor no sirve de nada porque depende de las restricciones.

-¿Cómo ha sido la relación con el Ayuntamiento durante estos dos años?

-No ha habido ningún tipo de problema y siempre nos han estado apoyando. De hecho, la puesta del pañuelo que hicimos este año, que fue con la peña El Agüelo, suavizó algo la situación de dos años sin fiestas. Ese día se puso, por una peña que nunca lo había hecho y en homenaje a ellos. Fue un momento que paso a la historia y pasamos un día agradable.

-En 2020 lo puso el Ayuntamiento.

-Sí, pero nosotros no intervinimos para nada, porque la cosa estaba muy mal. No quisimos intervenir en nada para que la gente no acudiera a la plaza. El primer año sin fiestas, la situación era muy grave, ¿a quién no se le había muerto un amigo o un familiar?. En mi peña tuvimos tres fallecidos. Pero ahora tenemos que salir de esta situación y pensar a dónde queremos ir y hasta donde podemos llegar.

-¿En qué escenario se mueven ahora de cara a las próximas fiestas? ¿Cree que podrán ser una Vaquilla normal?

-No. Como presidente, y aunque algunos de la junta difieren de esta opinión, no podrá haber una Vaquilla como la de tres años antes. Tardaremos cuatro o cinco años en volver a una Vaquilla normal. Hay que trabajar con ese requisito. Si luego llegamos a junio y llevamos un mes a cero casos pues podrá ser normal pero ero no va a poder ser. Pueden salir más variantes. Estamos expuestos a cualquier cosa. Como presidente quiero comunicar a los peñistas que la Vaquilla no va a ser como la de hace tres años. No se podrá compartir vasos, abrazos y besos. Eso no va a poder ser pero podrá haber una Vaquilla más suave. Lo que podamos hacer lo marcará el nivel que tengamos en ese momento. Si es mínimo haremos más y si hay pues haremos menos. Eso es mi opinión y tengo que convencer a los demás de que la Vaquilla como tal no va a poder ser. Habrá que hacer restricciones y sobre cómo lo haremos habrá que trabajar en ello y estudiar fórmulas.

-Las peñas, ¿ya están trabajando en la Vaquilla del próximo año?

-Están intentando contratar sobre todo las charangas. En un año normal, en mi peña por ejemplo, cuando llega diciembre ya lo tengo todo contratado porque así se mantienen los precios de ese año. Al contratar antes te ahorras dinero y puede elegir. Si te esperas a febrero o marzo ya tienes que coger lo que queda. En nuestra peña son cuatro orquestas, una cada día, aunque al año que viene no sé como se podrá organizar este tema. Este año, para la Vaquilla de 2022, he contratado la charanga y una orquesta para dos días y en el contrato se hace referencia a la situación sanitaria que puede haber y a las autorizaciones para poder actuar.

-En el caso de los socios, ¿se está echando mucha gente atrás después de dos años sin fiestas?

-Algunos se dan de baja pero también se apuntan nuevos. En mi peña las bajas corresponden a las defunciones, pero también tengo altas de gente joven, hijos de  socios que no eran de peña y han decidido hacerse. De las demás peñas no te sabría decir, pero calculo que un 10% menos habrá, porque habrá una parte de  gente que estos dos años se ha ido a la playa durante los tres días de la Vaquilla y repetirá y habrá otra parte que por miedo no querrá hacerse de peña. Mirándolo fríamente tampoco es malo porque permitirá tener más metros por socio en el mismo espacio. Si la peña puede soportar ese gasto será bueno y si no habrá que reducirlo como sea.

-De aquí a la Vaquilla, dentro de siete meses, Interpeñas pretende tener presencia en la ciudad. ¿Cómo lo van a hacer?

-Estamos preparando las fiestas de Nochevieja y de Reyes en la carpa instalada en la plaza de toros, donde se hizo la fiesta de la Quincena del Peñista, en el mes de noviembre, bajando el aforo al 50%. Vamos a estar al aire libre, porque la carpa solo es el techo, están todas las puertas abiertas y corre aire, por lo que hay que estar con la chaqueta aunque haya calefacción. Esa va a ser la diferencia con un restaurante. Creo que la fiesta de Interpeñas es una salida para que la gente salga y tenga menos peligro. Estamos hablando de un espacio abierto, donde corre el aire y con el 50% de aforo, con una capacidad de unos 950. Eso es ahora, si hay nueva normas habrá que cambiar.

-Tradicionalmente se hace una semana cultural en mayo coincidiendo con San Fernando, pero este año ¿quieren hacer algo más para que no se olvide Teruel de sus peñas?

-Tenemos en mente hacer muchas cosas, todo depende de lo que nos dejen hacer y el nivel en el que estemos. Serán actividades culturales, música y que se note que estamos trabajando en pro de la Vaquilla y para que no se olvide esta fiesta. Cada mes o cada dos meses queremos organizar algo. Para ello tenemos varias comisiones en Interpeñas. La de cultura, la de fiestas, la de estatutos. Todas ellas se reúnen y llegan a acuerdos y puede ir cualquier miembro de Interpeñas pero el voto solo lo tienen los miembros de la comisión. Sus acuerdos se llevan a pleno y se votan entre todos la mejor opción entre varias.

 

El redactor recomienda