Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

La consejera de Sanidad reitera que ningún municipio perderá lo que tiene en transporte urgente La consejera de Sanidad reitera que ningún municipio perderá lo que tiene en transporte urgente
Repollés (segunda por la izquierda) conversa con tres diputadas antes de la Comisión de Sanidad en las Cortes

La consejera de Sanidad reitera que ningún municipio perderá lo que tiene en transporte urgente

Sina Repolllés compareció en las cortes
banner click 244 banner 244

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, aseguró en las Cortes que el nuevo modelo de transporte sanitario de la comunidad no va a suponer que ningún municipio pierda lo que tiene actualmente sino que “van a mejorar”. Insistió en que los pliegos no están redactados y reprochó que “se han dicho muchas cosas que no son verdad”. En esta misma línea, el presidente de Aragón, Javier Lambán, reiteró en declaraciones a los medios de comunicación que el actual servicio en el medio rural va a ser “superado y mejorado” tanto cualitativa como cuantitativamente por el nuevo sistema que además contará con un importante recuerdo con los helicópteros.

Repollés, que comparecía en la Comisión de Sanidad del parlamento aragonés a petición de Ciudadanos para hablar sobre las incidencia en el servicio de transporte sanitario urgente de los últimos meses, defendió que “ninguna zona se quedará sin recursos” y que “todas las comarcas tendrán un Soporte Vital Básico (SVB) a menos de 30 minutos que en realidad será Soporte Vital Avanzado (SVA) porque su base estará en los centros de salud y sus médicos y enfermeros darán la atención.

La consejera defendió que el nuevo modelo supone: “mejores recursos, más presencialidad, menor tiempo de activación, mayor equidad territorial, más refuerzo de las zonas dispersas y despobladas y recursos activos 265 días al año”.

Repollés aseguró que sobre este asunto que ha generado malestar en alcaldes y la sociedad “se han dicho muchas cosas que no son verdad”. En primer lugar, reiteró que el pliego no está redactado y que es falso que haya recortes porque hay “más dinero y menores recursos”.

“En ningún momento nosotros hemos determinado ni dónde están las bases, ni qué tipo de bases, ni donde se van a localidad, ni absolutamente ningún otro dato que no sean los pliegos técnicos”, comentó Repollés reprochando a la diputada del PP, Ana Marín, de haber dado una rueda de prensa incluso con un mapa. La consejera insistió que “con mentiras y elucubraciones” se ha generado una especie de “revolución social que genera incertidumbre y desconfianza en la población y en los alcaldes de los pueblos”, dijo e insistiendo en que se está teniendo muy en cuenta al territorio.

“Estoy absolutamente segura de que todos: alcaldes, comarcas y ciudadanos aragoneses estarán muy satisfechos con el nuevo modelo y sobre todo estarán mucho mejor atendidos desde el punto de vista sanitario que es el principio básico de un sistema público de salud: dar asistencia de calidad y con equidad a todos los ciudadanos”, concluyó Repollés su comparecencia.

Susana Gaspar (Cs), propuso a Repollés que “se revise el pliego” que ha provocado “desasosiego en la población” y le pidió que “escuche a los trabajadores y a los alcaldes”.

Por su parte, Ana Marín (PP) reclamó “un poquito más de responsabilidad” ya que, después de que los gerentes del Salud y del 061 presentarán el nuevo pliego del transporte sanitario urgente, el 11 de febrero en rueda de prensa, ahora la consejera decía que no está redactado.

Marín volvió a referirse a esa rueda de prensa y señaló que desaparecen 22 ambulancias convencionales de las que siete se transforman en SVB (tres en Huesca, dos en Zaragoza y dos de refuerzo en Huesca y ninguna en Teruel) y advirtió de que gerente del Salud reconoció que habrá municipios donde se tarde 45 minutos en llegar la ambulancia.

Itxaso Cabrera (Podemos) defendió la internalización como la mejor fórmula para garantizar la calidad y las condiciones dignas para los trabajadores. Reconoció que puede parecer una utopía pero argumentó que hay que “caminar hacia ahí” como ya han hecho otras comunidades autónomas. Mientras tanto, apostó por mejorar los pliegos para el nuevo contrato.

En la misma línea, Isabel Lasobras (CHA), lamentó las carencias y los incumplimientos de las sucesivas empresas adjudicatarias de este servicio. “Pensamos que se podría dar una mejor respuesta si fuéramos capaces de avanzar hacia un modelo de gestión público”, defendió si bien reconoció que este cambio requiere “tiempo, dinero y voluntad política”.

Santiago Morón (Vox) señaló que en el nuevo pliego “no puede quedar ningún fleco” y reclamó que si desaparecen las ambulancias convencionales hay que convertirlas en SVB y mejorar el servicio en el territorio.

Esther Peirat (PAR) resaltó la importancia de tener bien atendido todo el territorio, teniendo en cuenta la características demográficas singulares de Aragón con poblaciones pequeñas, dispersas y muy envejecidas. “En salud en tiempo es oro”, subrayó, asegurando que su grupo será “contundente” en la demanda de estos servicios porque no puede haber “ciudadanos de primera y de segunda”.

Álvaro Sanz (IU) también defendió la gestión pública y no externalizada del transporte sanitaria. Sobre el nuevo pliego mostró sus dudas. “Si tan bien lo han hecho es incomprensible que el territorio esté en armas. exigiendo que lo poco que tienen no lo pierdan”, comentó y pidió que se garantice la sustitución de ambulancias convencionales por SVB y “se escuche al territorio”.

Helicópteros

Por su parte, Javier Lambán, preguntado por la prensa sobre las ambulancias en su visita al monasterio de Sijena, aseguró que la opinión pública aragonesa y todos los municipios comprobarán, cuando estén los pliegos, que lo que va a suponer el nuevo sistema “es un paso de gigante respecto al sistema anterior”.

Además, Lambán señaló que lo que es lo estrictamente sanitario se va a combinar con el nuevo sistema general de emergencias y que los helicópteros tendrán un papel fundamental para la asistencia en el ámbito rural. Añadió que “los pueblos tendrán ambulancias de verdad”. Desde el Gobierno de Aragón indicaron que lo que se plantea es un nuevo modelo en el que todo estará más conectado.

El redactor recomienda