Síguenos
La Fundación Dinópolis  sigue trabajando para asentar un centro potente  de investigación en Teruel La Fundación Dinópolis  sigue trabajando para asentar un centro potente  de investigación en Teruel
Paleontólogos de la Fundación Dinópolis realizando el año pasado trabajos en el yacimiento de icnitas de El Pozo en El Castellar. FCPTD

La Fundación Dinópolis sigue trabajando para asentar un centro potente de investigación en Teruel

La institución paleontológica cerró 2022 con una intensa actividad y el reconocimiento del Ministerio a su labor

La Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis seguirá trabajando este año para asentar un centro potente de investigación en paleontología en la provincia, después de que cerrase el año 2022 con una intensa actividad y el reconocimiento expreso del Ministerio de Ciencia e Innovación a su trabajo. A lo largo del ejercicio se alternaron las actividades investigadoras y de difusión de la ciencia y se finalizó con una plantilla de 18 personas, el doble de las que había, según destacó el director gerente de la institución científica, Alberto Cobos, al hacer balance del año pasado.

El 2022, en el que se cumplieron 150 años del descubrimiento de los primeros dinosaurios en la provincia, se cerró con múltiples actividades de difusión, además de investigación y formación, según destacó Cobos, que se reforzó además con la exposición en el Museo Paleontológico, desde el inicio de la temporada de Dinópolis, de los esqueletos completos con los fósiles originales de los dinosaurios turolenses Europelta carbonensis y Proa valdearinnoensis, en este último caso completando con más huesos la reconstrucción que ya se exhibía anteriormente.

El director gerente de la Fundación se refirió a las excavaciones desarrolladas en El Carrillejo con el nuevo diplodócido que se ha extraído en Riodeva, o a las de las icnitas de El Pozo en El Castellar, además de haber seguido investigando el material de Ariño y haber continuado colaborando con el Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC en afloramientos del Neógeno.

El científico indicó que ese es parte del trabajo de investigación que se ha desarrollado en la Fundación, desde la que se están dirigiendo dos tesis doctorales y trabajos de fin de máster y de grado relacionados con la paleontología turolense. Destacó igualmente que durante 2022 se ha producido un incremento muy importante en la plantilla de la Fundación, habiendo pasado de siete personas a diecisiete, además de seguir contando con el investigador Araid del Gobierno de Aragón que ya había anteriormente.

Unidad de Paleontología

Cobos destacó el apoyo recibido, al margen de la dotación fundacional desde el propio patronato dependiente del Ejecutivo aragonés, por parte del Ministerio de Ciencia e Innovación a través de la Unidad de Investigación de Dinosaurios de la Fundación. Incidió en este sentido en el reconocimiento que hizo el Ministerio al trabajo que está desarrollando esta institución científica como centro que, además de impulsar la investigación científica, contribuye al desarrollo de zonas rurales en el marco de los objetivos de las políticas estatales para hacer frente al reto demográfico, tal como recogió en septiembre pasado en el Real Decreto ministerial que reguló la concesión directa de subvenciones “a diversas entidades para el desarrollo de actuaciones que son exponentes de la dimensión social y económica de la ciencia”.

El responsable de este centro de investigación consideró que “es muy importante que la Fundación siga contando con el apoyo del Gobierno de Aragón y del Gobierno de España para seguir asentando un centro de investigación potente en paleontología en la provincia de Teruel”. Un apoyo que se ha visto reflejado en ese incremento de personal.

A este respecto, manifestó que a mediados del año pasado se incorporaron dos nuevos paleontólogos que cubrieron las dos plazas de investigadores doctores que estaban vacantes, así como cuatro trabajadores más en el marco de los programas de primera experiencia profesional del Gobierno de Aragón. Por otra parte se consiguió una subvención para otra persona en el marco del proyecto Investigo de la Comunidad Autónoma, así como tres más a cargo de la Unidad de Paleontología de Dinosaurios de Teruel con la subvención del Ministerio en este caso.

“Con estas incorporaciones ha habido un avance importante en 2022 que esperamos que pueda seguir e incluso incrementarse durante 2023”, dijo Cobos, que recordó además que durante el año pasado se continúo con las actividades relacionadas con el Fite de Presidencia de la DGA para entidades sin ánimo de lucro, que se destinó al proyecto de los yacimientos paleontológicos BIC de la provincia de Teruel como factor de desarrollo territorial y la Carretera de las Huellas de Dinosaurio.

Dirección científica

El responsable de la institución apuntó como otra de las actividades habituales de la Fundación la continuación de la dirección científica del Parque Cultural del Maestrazgo y Geoparque Mundial de la Unesco, que se lleva desde este centro paleontológico con el doctor Luis Mampel, “y todo lo que supone en participación y acción de las múltiples actividades que eso requiere”.

Otros trabajos que se mantuvieron el año pasado dentro de las actividades de la Fundación fue la conservación y preparación de fósiles, incluida la reconstrucción de corpóreos de dinosaurios como el nuevo ejemplar de Galveosaurus que se instaló en el espacio de Tierra Magna de Dinópolis. A ello se sumó una amplia labor investigadora que se vio reflejada en la publicación de numerosos artículos científicos y la realización de nuevos hallazgos de fósiles en lugares como Cabra de Mora, El Castellar o los estegosaurios de Riodeva.

Cobos incidió en que estos trabajos se han publicado en revistas “de impacto internacional”. A este respecto, valoró el “importante impacto en los medios de comunicación que generan los artículos científicos que se realizan desde la Fundación, y cómo la provincia de Teruel sigue estando en el mapa mediático en muchos casos gracias a la ciencia por la labor que desarrollan nuestros paleontólogos”.

Dentro de esa labor realizada incidió en el día a día seguido en las labores de investigación y conservación y en la potenciación del Museo Aragonés de Paleontología que gestiona la Fundación, “intentando que los fósiles de Teruel estén depositados en este museo para su utilización para el desarrollo territorial a través del proyecto Dinópolis, o de otros de otra envergadura que también son importantes para ello”.

Como objetivos de cara al 2023 que acaba de empezar, Cobos avanzó que dentro de la planificación que han hecho está “seguir con la potenciación de la plantilla de la Fundación Dinópolis atrayendo investigadores, restauradores y personal técnico, y continuar con todas las investigaciones de los miles de fósiles que tenemos en nuestras colecciones”.

También apuntó la intención de colaborar en investigaciones ya no solo de fósiles de la provincia sino hallados en otras Comunidades Autónomas, como se ha venido haciendo en el marco estatal, y continuar con el proyecto de la Carretera de las Huellas de Dinosaurio, y las excavaciones en las comarcas Comunidad de Teruel y Gúdar-Javalambre.

“Lo más importante es seguir demostrando que la paleontología es un elemento fundamental para el desarrollo de la provincia de Teruel y que eso siga conllevando el apoyo del Gobierno de Aragón y del Gobierno de España para que se vaya incrementando esa acción”, apuntó.

En esa línea se desarrollarán acciones como el Día de los Museos, el Geolodía, que este año corresponde a la Fundación hacerlo, la Semana Europea de la Ciencia, y se seguirá potenciando la divulgación entre todos los visitantes de Dinópolis, además de realizar Paleoguías en esa línea.

Divulgación

Cobos señaló que el trabajo se mantendrá con parámetros similares a los desarrollados el año pasado tanto en investigación como en divulgación, aspecto este último sobre el que incidió en las conferencias impartidas, las jornadas de puertas abiertas y las exposiciones de todo tipo que se habían hecho en 2022, de las que destacó la muestra itinerante Los yacimientos paleontológicos BIC de la provincia de Teruel, que recorrió todos los municipios que los tienen, o la colaboración que hubo con la exposición dedicada al 40 aniversario del Estatuto de Aragón.

El paleontólogo incidió por otra parte en la labor importante realizada con la dirección científica de Dinópolis con Mar Jurásico, o las colaboraciones que mantienen con comarcas y ayuntamientos. Reconoció que a veces no se puede llegar a todos los requerimientos que puede haber por las inquietudes existentes en los municipios, pero continuarán trabajando en ello.

Valoró asimismo el éxito que constituye el curso de la Universidad de Verano de Teruel sobre Paleontología y Desarrollo, que cubre todas las plazas y tiene incluso más demanda; todo ello unido a proyectos que han ido surgiendo como el volumen monográfico de la revista Verde Teruel que se coordinó desde la Fundación, “haciendo ver lo importante de la paleontología en la provincia y cómo somos un lugar referente en el mundo de lo que es la puesta en valor de los recursos paleontológicos a través de la investigación”.

Institución “única y singular” para articular proyectos que contribuyan al desarrollo de áreas despobladas

El año pasado, el Ministerio de Ciencia e Innovación visibilizó el trabajo de la Fundación Dinópolis y su importancia para territorios despoblados como Teruel a través del Real Decreto 732/2022, de 6 de septiembre, que reguló la concesión directa de subvenciones a diversas entidades para el desarrollo de actuaciones consideradas exponentes de la dimensión social y económica de la ciencia. Más allá de servir para regular las ayudas estatales a la Unidad de Paleontología de Teruel, el real decreto es un reconocimiento explícito al trabajo que se está haciendo desde esta institución científica.

En este sentido, el Ministerio destacó la “singularidad y el interés público, social y científico” del apoyo a la labor de la Fundación Dinópolis, por un lado al entender que es “imprescindible potenciar el papel de la investigación española en este ámbito científico” debido a la “singularidad de los yacimientos” de dinosaurios, y por otro a lo que supone para la vertebración del territorio.

A este respecto, el Ministerio consideró que la Fundación Dinópolis es “única y singular en aunar capacidades de liderar esta labor investigadora y de articular proyectos de actuación que contribuyan al desarrollo geoturístico y económico de numerosas áreas despobladas, y en ella concurre un evidente interés público, social y científico”. Destaca por ello el proyecto de la Unidad de Paleontología de Teruel y su repercusión en el territorio.

El redactor recomienda