Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

La juventud y las mujeres adquieren protagonismo en  la lucha contra la despoblación La juventud y las mujeres adquieren protagonismo en  la lucha contra la despoblación
Un grupo de mujeres procedentes del medio rural turolense en la manifestación de hace tres años de la España Vaciada

La juventud y las mujeres adquieren protagonismo en la lucha contra la despoblación

Nuevos estudios insisten en la importancia de fortalecer el apoyo a estos colectivos por ser determinantes para la recuperación de las zonas rurales
banner click 244 banner 244
La crisis socioeconómica provocada por la covid ha permitido, en primer lugar, poner de relieve la importancia capital de conservar la ruralidad, vertebrar el territorio y combatir el abandono de las áreas rurales despobladas; y por otro, visibilizar el papel de la mujer rural, la cual constituye el principal agente para alcanzar el ansiado desarrollo rural sostenible”, afirma Nora Libertad Rodríguez en el estudio El futuro se escribe en femenino II que acaba de publicar la Red Española de Desarrollo Rural (REDR).

La juventud y las mujeres han pasado a adquirir un protagonismo clave en la lucha contra la despoblación, tanto a nivel reivindicativo como en las políticas que deben implementarse para asentar habitantes en las zonas rurales. La pasada semana lo pusieron de manifiesto los jóvenes de la España Vaciada que se movilizaron para recordar el 31M de 2019 bajo el lema Somos el mañana de los pueblos, además de evidenciarse en la presentación del nuevo informe sobre la España despoblada realizado por Next Educación, donde las mujeres participantes reivindicaron su papel.

“Las mujeres somos la clave para que el mundo rural tenga futuro”, afirmó Teresa López, presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur), durante la presentación el miércoles en el Senado del estudio Evolución de la percepción de los avances realizados en la España despoblada elaborado por segundo año consecutivo por Next Educación.

Por primera vez, este estudio centró parte de su encuesta en la opinión de los jóvenes que viven en las zonas rurales, mientras que Teresa López pidió al presidente de Next Educación, el sociólogo y periodista Manuel Campo Vidal, que en el próximo informe que se haga se tenga en cuenta también de una manera diferenciada la opinión de las mujeres. “Cuando marchamos del territorio se produce su masculinización”, dijo López, quien consideró que “tener en cuenta las necesidades de las mujeres es prioritario para luchar contra la despoblación”.

La presidenta de Fademur incidió en que entre las medidas a adoptar se priorice la “igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres frente al discurso negacionista” del populismo, puesto que lograr esa equidad será “determinante” en la lucha  contra la despoblación. En dicho acto, el secretario general del Reto Demográfico, Francesc Boya, lanzó un mensaje a favor de las mujeres y reconoció que “hoy en el medio rural las que están tirando del emprendimiento son ellas”.

No obstante, los estudios indican que por delante hay mucho trabajo que hacer para que se reconozca su papel en las zonas rurales, donde están más relegadas por la propia masculinización de estos territorios, y se empodere a los jóvenes, que son quienes en definitiva van a garantizar o no el futuro de estos territorios.

Así lo advertían a principios de año dos informes sobre el papel de los jóvenes y de la mujer en el medio rural. El primero de ellos, elaborado por la REDR y titulado La juventud es más que una palabra. Diagnóstico, políticas y oportunidades para la juventud rural en España, urgía a impulsar políticas para favorecer el asentamiento de los jóvenes en el campo, e incidía en que era fundamental garantizar el empleo, los servicios, una vivienda digna y conectividad para que la juventud permanezca y regrese a los pueblos.

En el otro estudio, de ClosinGap y elaborado por CaixaBank, se constataba que la brecha de género en el medio rural supone un lastre para la lucha contra la despoblación. En dicho informe, titulado Coste de oportunidad de la brecha de género en el medio rural, se evidenciaba que España estaba a la cola europea en lo que a inclusión del talento femenino en el territorio se refiere, y urgía a políticas que permitiesen revertir esa situación.

A estos dos informes se ha sumado ahora otro estudio de la REDR sobre mujer rural y la encuesta de Next Educación sobre la percepción de los avances realizados en la España despoblada, que no hace sino insistir en la atención especial que ambos colectivos tienen que recibir porque son la clave para revertir el problema de la despoblación.

El futuro en femenino

El nuevo estudio sobre mujer rural de la REDR, El futuro se escribe en femenino II, es continuación del que ya se hizo en 2016 focalizado en la población femenina en los entornos rurales, e incide en que “cualquier política pública, ya sea relativa al cambio demográfico o a la transición ecológica debe incorporar la perspectiva de género”.

Este informe recoge la voz de quienes están en el territorio, puesto que se basa en una encuesta realizada a los grupos de acción local. En las conclusiones se indica que en general las mujeres en España se encuentran en un escenario de transición, cuya situación no es el mismo que hace 50 años, “pero donde siguen enfrentándose a una mayor carga de cuidados por regla general, a peores condiciones laborales y a una menor tasa de representación en el espacio público”.

En el caso específico de las mujeres rurales, advierte de que las mismas “deben hacer frente a todos estos desafíos, así como a otros muchos que dificultan el desempeño laboral, como la escasa conexión a internet o las dificultades para desplazarse de un lugar a otro” por los problemas de movilidad que existen en estas zonas.

Añade el trabajo que “la igualdad de género en el medio rural está estrechamente ligada al desarrollo sostenible de los municipios”, como demuestran las aportaciones de las participantes en el estudio. “La mayoría de las opiniones confluyen en que, para la consecución de un escenario justo e igualitario es necesario actuar de la mano de una mayor dinamización de los territorios rurales, invirtiendo en infraestructura y servicios, que impulsen la actividad económica y la creación de empleo”, se indica.

A partir de la encuesta realizada a los grupos de acción local, la REDR considera que “el cambio ya ha comenzado y que cada vez son más las mujeres que consiguen incorporarse en los espacios de toma de decisiones y deciden emprender en el medio rural”. A la par, valora que “un dato muy positivo es que la perspectiva de género ha comenzado a implementarse de una forma progresiva en el funcionamiento de los grupos y en el planteamiento de los proyectos, lo que nos permite creer que la transformación está en marcha”.

Entre las voces que participan en este estudio está la de Mari Carmen Martínez, del Centro Andaluz de Emprendimiento (CADE) en Huercal de Almería, que asegura que el encasillamiento de la mujer en determinadas laborales en el medio rural “es un factor limitante al emprendimiento femenino, lo que provoca la despoblación y envejecimiento de zonas rurales”.

Ante la situación a la que se enfrenta la población femenina en el campo, la técnica de la asociación feminista Otro Tiempo de Segovia, Sophie Jouan, asegura en el estudio que “es comprensible que a muchas mujeres les cueste imaginarse un futuro en estos territorios, lo que nos está llevando a una despoblación rural cada vez más preocupante”.

Gracia Puga, emprendedora rural que es directora de una pequeña empresa en la provincia de Almería, reconoce por otra parte en dicho informe que cada vez hay un mayor empoderamieto de las mujeres en los entornos rurales y que la sensibilización va calando, si bien aclara que aunque se observa una mayor presencia de la mujer en los espacios empresariales, no considera que el escenario sea de “igualdad plena”.

Avances lentos


Igualmente, Sabina Romero, de la comarca de la Ribera Alta en la provincia de Valencia, opina que el progreso hacia una sociedad rural igualitaria “avanza muy lentamente”, y reclama un mayor apoyo a las mujeres para que puedan emprender y asentarse en el territorio. “Desafortunadamente, dada la inestabilidad laboral y su temporalidad, no puedo dejar de barajar la posibilidad de emprender en busca de un medio de vida digno en un entorno al que siento que pertenezco y en el que existen carencias que necesitan ser cubiertas y que podrían convertirse en oportunidades”, afirma.

Disponer de más oportunidades laborales, junto a una mejor conectividad y el acceso a la vivienda son cuestiones clave para que las mujeres se queden en el territorio y lo hagan también los jóvenes en general, según el otro estudio de Next Educación presentado esta semana en el Senado sobre la percepción de las demandas del medio rural tres años después de la Revuelta de la España Vaciada.

El informe encuesta que ha coordinado Manuel Campo Vidal introdujo en esta ocasión un apartado especial para calibrar la opinión de los jóvenes ante la falta de perspectivas que tienen en estos territorios. La movilización del jueves pasado en Madrid para celebrar el aniversario de dicha revuelta tuvo como protagonista a los jóvenes bajo el lema “Somos el mañana de los pueblos”, con el que reivindicaron querer “ser el futuro del medio rural español”, pero advirtieron que para ello es preciso cambiar el modelo actual de desarrollo que permita redirigir la mirada hacia las zonas rurales mediante el impulso de políticas activas de empleo, vivienda, comunicaciones y ocio.

Precisamente es este colectivo, el de los jóvenes, que está llamado a ser junto con las mujeres el que lidere la revitalización de las zonas rurales, el que está más instalado en la desesperanza ante la falta de avances en estos tres años desde que se produjo la Revuelta de la España Vaciada. Así se desprende de la encuesta realizada por Next Educación, puesto que son los más pesimistas de todos los grupos consultados a la hora de valorar esos avances.

Además, el mayor número de encuestados entre los jóvenes eran mujeres (60,7%), cuando en los resultados globales ese porcentaje era del 52,1%. Y lo que dice esa juventud mayoritariamente femenina es que no se han apreciado avances en todo este tiempo. Solo un 3,8% cree que la situación ha mejorado, frente al 15,2% de los resultados globales, donde opinan también otros colectivos.

Menos de la mitad de los jóvenes encuestados, el 45,3%, cree que la situación sigue igual que hace tres años, y tan solo el 37,7% piensa que se han producido mínimos avances, mientras que el 13,2% considera que estamos peor.
El 69,8% opina que el principal avance ha sido una mayor presencia mediática del problema, mientras que el 50,9% valora el logro de que se haya conseguido una mayor concienciación de la población. En cambio, solo el 9,4% opina que la creación de la Secretaría General del Reto Demográfico sea un avance positivo, y un 35,8% valora como avance la elección de parlamentarios de Teruel Existe y Soria Ya! para llevar las reivindicaciones a las instituciones.

Por otra parte, la encuesta entre los jóvenes revela que el 62,3% no aprecia ninguna intervención positiva en su territorio por parte de alguna empresa, y el 60,4% opina que la descoordinación entre administraciones ha sido el principal obstáculo para conseguir avances, junto con las dificultades de conectividad y la brecha digital.

En cuanto al retroceso de los servicios en estos tres años, el 62,3% opinó que han sido las prestaciones médicas las que más lo han hecho, seguidas de los comercios (60,4%) y las entidades bancarias (56,6%).
Un 66% de los jóvenes consultados aseguró que el poco apoyo de la Administración era la principal dificultad para sacar adelante una empresa en el medio rural, mientras que el 62,3% dijo que era la falta de conectividad. Solo el 5,7% aseguró que el problema era la falta de formación, mientras que el 54,7% se refirió a las dificultades derivadas del aislamiento del emprendedor y el 47,2% a la falta de financiación.

Apoyo a los jóvenes


En la pregunta abierta para que los jóvenes diesen su opinión sobre los pasos a dar para acelerar la recuperación de la España rural, la mayoría respondió que era vital el apoyo a los jóvenes que decidan establecerse en pequeños municipios, así como la mejora de las infraestructuras y conexiones en los medios de transporte, y el fomento para la creación de empleo y facilitar el acceso a la vivienda.

También plantearon en sus respuestas la necesidad de un mayor apoyo por parte de las administraciones municipales y autonómicas, incentivar la vida en los pueblos, potenciar las características del entorno rural y ofrecer los mismos servicios básicos que en la ciudad, así descentralizar la Administración y los servicios y mejorar las telecomunicaciones.

El redactor recomienda