Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

303_1200x150-controlglass.gif banner click 303 banner 303

Lambán aboga por  un pacto que impulse  un modelo propio para las energías renovables en Aragón Lambán aboga por  un pacto que impulse  un modelo propio para las energías renovables en Aragón
Beamonte durante su intervención en el debate. Cortes de Aragón

Lambán aboga por un pacto que impulse un modelo propio para las energías renovables en Aragón

Beamonte le acusa de provocar un conflicto por su “incapacidad” de ordenar la transformación energética
banner click 244 banner 244

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, insistió en las Cortes en impulsar un pacto que permita enfocar el futuro de las renovables en la Comunidad Autónoma con un modelo energético propio. Lo planteó ya el primer día en el Debate sobre el Estado de la Comunidad Autónoma de Aragón, e insistió en respuesta al principal líder de la oposición, el popular Luis María Beamonte, quien le acusó de haber generado un conflicto en el territorio “por su incapacidad para ordenar esta transformación”.

Las renovables y el retraso del convenio de Transición Justa de Andorra afloraron en varias ocasiones durante la segunda jornada del debate, en la que intervinieron los portavoces de los distintos grupos y a los que contestó Lambán a lo largo de una jornada maratoniana. Los grupos tienen ahora de plazo hasta las 14 horas del próximo lunes para presentar sus Propuestas de Resolución, que serán votadas con posterioridad en un pleno.

Volvió a quedar de manifiesto que gobierno y oposición hablan lenguajes distintos, y que incluso dentro del propio cuatripartito hay diferencias en cuestiones como las renovables. Lambán se reservó además para el segundo día el anuncio de que se van a ampliar en Zaragoza 250 hectáreas de suelo industrial para la instalación de empresas, ante la elevada demanda que existe de empresarios que quieren instalarse en la ciudad por la importancia logística que ha adquirido la capital aragonesa.

Lo dio a conocer durante su debate con el líder del PP, Luis María Beamonte, en un cruce de intervenciones en el que Teruel salió a relucir en varias ocasiones, sobre todo por el convenio de Transición Justa de Andorra que no termina de ver la luz, y por la situación que se ha creado con las renovables ante los conflictos que están surgiendo en el territorio con la instalación de parques fotovoltaicos.

Beamonte aseguró en su intervención que la Comunidad Autónoma solo iba bien “durante la hora y media” de la intervención que había hecho Lambán el día anterior para mostrar un Aragón “placentero” e “idílico”, y olvidarse del “Aragón real”. Manifestó que eso solo generaba “frustración” por la lejanía que muestra el Gobierno hacia los aragoneses.

El líder del PP responsabilizó al cuatripartito de “lastrar” la recuperación de la comunidad y animó al presidente a arrimar el hombro “con más humildad” y a dejar de lado “tanto triunfalismo”. Beamonte fue elevando el tono de sus críticas y aseguró que el cuatripartito solo representaba la “ruina y el fracaso” en múltiples cuestiones, desde lo sucedido con el cierre de la térmica a una PAC que aseguró que puede ser la “tormenta perfecta para la desaparición de muchas explotaciones”, o la sustitución de trenes por autobuses.

Ante las críticas de su incapacidad por gobernar, Lambán le respondió que con su actitud hacía “magia simpática” como los pintores rupestres, y le pidió que saliera de la cueva, a lo que Beamonte le respondió que vivía “aislado” en un “torreón” desde donde se negaba a bajar al “Aragón real”. El portavoz del PP le acusó de hacer un “uso perverso” de la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica y le avanzó que no iban a apoyar los nuevos pactos planteados para ampliarla porque habían gestionado “mal” e iban a dejar Aragón “arruinado, sin ningún margen de maniobra” y sin haber solucionado nada.

Beamonte apuntó en este sentido la escasa ejecución de inversiones, que las ayudas estuviesen sin pagar o que en el caso concreto de Teruel todavía no hubiese radioterapia. Aludió también a los problemas sanitarios que hay por la falta de profesionales en especialidades como Otorrino, además de incidir en el cierre de la térmica en varias ocasiones y de no haber dotado al territorio de banda ancha.

El portavoz del PP acusó a la bancada socialista de “excitarse de una manera absolutamente brutal” al hablar de Teruel y de “ponerse locos” cuando se menciona el nombre de la provincia. “¿Qué le pasa con Teruel, que ahora vamos a cambiar trenes por autobuses?”, le preguntó Beamonte al presidente, además de reprocharle que hubiesen cerrado la térmica y hubiesen “montado un follón con las renovables en el territorio por no haber tenido previsión de definición de lugares, de espacios, en función de las diferentes situaciones medioambientales y elementos de diferente naturaleza”.

Lambán con el presidente de las Cortes y el portavoz socialista en un receso de la sesión. Cortes de Aragón

Generación de conflictos

A ello se refirió varias veces al criticar que el proyecto del cuatripartito de un Aragón social, verde y digital lo repitiese Lambán como un “mantra”, cuando la verdad era que con las energías renovables y el cierre de la térmica habían conseguido solo “generar un conflicto en el territorio por su incapacidad para ordenar esa transformación”. Le reprochó que en eso fracasaba siempre la izquierda “década tras década”, porque “quieren ser los primeros y ser siempre los visionarios, pero son incapaces de acometer esas transformaciones que permiten a los ciudadanos adaptarse a ellas”.

En su réplica, Lambán contestó que habían trabajado por alargar lo más posible la vida tanto de la térmica como de la minería, pero aclaró que los fondos Miner “están funcionando a la perfección y estamos prácticamente ultimando con la ministra del ramo el convenio de Transición Justa, que le aseguro que le reconfortará mucho cuando lo conozca, porque soluciona a corto y medio plazo todas las necesidades de la zona”.

Insistió sobre esta cuestión en la contestación a los grupos que conforman el cuatripartito al asegurar que eso, unido al aprovechamiento que pueda surgir del nodo de Andorra, generará “empleo suficiente como para que nadie tenga que irse de esa querida parte del territorio aragonés por razones de falta de trabajo”. El vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, también hizo alusión al afirmar que “según las declaraciones de la ministra”, la firma de ese convenio que adjudica a Aragón 91,7 millones de euros “está próxima”.

En cuanto a las renovables, Lambán reconoció que hay problemas, pero precisó que la Comunidad Autónoma actualmente  obedece a una legislación estatal, e insistió en el pacto planteado de cara a la renovación y ampliación de la Estrategia Aragonesa de Recuperación “para tratar de enfocar el asunto de las renovables e intentar montarnos incluso un modelo propio”. Pidió por ello a Beamonte que en lugar de criticar se sumase a ese pacto y “aporte sus ideas, que es para lo que está la oposición, y seguramente Aragón saldrá ganando”.

El pacto planteado en este sentido por Lambán en este Debate sobre el Estado de Aragón, propone “promover un gran acuerdo, que implique entre otros a los promotores y a los representantes del territorio y del que surjan las leyes y las normas necesarias para adaptar las instalaciones a las necesidades y vocaciones de los ayuntamientos afectados y para procurar que la energía que se genere con el viento y el sol de Aragón se consuma en Aragón”, con el objetivo final de que la Comunidad Autónoma “se dote de un modelo energético propio”.

Esta cuestión fue recurrente también en las intervenciones del resto de portavoces. Así, Daniel Pérez Calvo (Cs) se mostró partidario de aprovechar las oportunidades que presentan las renovables, pero “con orden y concierto” para evitar los “efectos nocivos” sobre los paisajes y la contaminación acústica. “Pactemos el modelo, escuchemos a todas las partes afectadas y alcancemos un acuerdo con el mayor consenso posible”, precisó. Y sobre el convenio de transición, pidió a Lambán que exija a Sánchez el cumplimiento de los compromisos pendientes con Aragón y que terminen las promesas vacías como “la falsa transición de Andorra”.

Pérez Calvo defendió una “revolución educativa” y atraer talento, además de incidir en la importancia de que haya estabilidad política para que la económica también lo sea. Reclamó igualmente acabar con la brecha digital y lamentó que los fondos europeos no acaben de llegar.

Transición justa verdadera

El vicepresidente del Gobierno, Arturo Aliaga, que tomó la palabra como diputado del PAR, se mostró confiado en que habrá una “verdadera transición justa” y apostó también por impulsar las comunidades energéticas y un plan de energía autonómico.

Aliaga aseguró que el PAR pretende “aportar ideas, pactar y conseguir mayores cotas de bienestar para los aragoneses”, y opinó que Aragón da una imagen exterior de fiabilidad para atraer inversiones que no solo llegan a Zaragoza sino a todo el territorio. Añadió que las apuestas que se han hecho buscan revertir la despoblación que padece Aragón y mencionó proyectos de éxito como Dinópolis, Motorland o las estaciones de esquí, además de referirse al mantenimiento del Fite y las medidas fiscales diferenciadas para los territorios del Miner cuya autorización esperan del Gobierno de España.

Joaquín Palacín (CHA) se refirió también a las renovables y lamentó la amplia ocupación que ya hay con proyectos, lo que obliga a “parar, analizar y ver cómo desarrollamos” este sector porque, a su juicio, deberían protegerse “otras actividades y los paisajes como fuente de riqueza”. Por su parte, el diputado de Podemos, Nacho Escartín, abogó por una Ley del Cambio Climático que debería aprobarse ya y por fomentar el autoconsumo y las comunidades energéticas, todo ello dirigido a “posibilitar una transición energética justa”.

Álvaro Sanz (IU) dijo que su formación era “firme defensora de las renovables, pero debemos garantizar que se desarrollan con un mínimo de planificación y ordenación”, e insistió en que se haga un plan de ordenación de estos recursos tal como se aprobó ya en las Cortes. Por su parte, el portavoz de Vox, Santiago Morón, aseguró que “otro gobierno es posible” y detalló una batería de propuestas alternativas a la gestión que se está haciendo.

El portavoz socialista Vicente Guillén, que cerró el turno de intervenciones de los portavoces antes de que concluyese el debate el presidente aragonés, valoró que durante la pandemia se hubiese fortalecido el “autogobierno” y que se hubiesen podido desplegar todas las posibilidades que ofrece el Estatuto de Aragón.

Guillén puso en valor la gestión de Lambán con actuaciones que se están llevando a cabo en la provincia turolense con los dos hospitales. En respuesta a Beamonte cuando en su intervención se refirió a que la bancada socialista se excitaba cuando se hablaba de Teruel, el portavoz del PSOE le contestó que el Ejecutivo lo que tiene con esta provincia es “compromiso”. Le recordó en este sentido que en materia sanitaria hicieron el centro de salud Ensanche, las instalaciones de salud mental, estaban construyendo los hospitales “y pondremos radioterapia”, precisó.

 

El redactor recomienda