Síguenos

409_1200x150-azafran.gif banner click 409 banner 409

420_comprar-en-teruel.gif banner click 420 banner 420

421_banner-ddt-blackfridaycca-1200x150px.gif banner click 421 banner 421

Las demoliciones para el nuevo edificio del Campus de Teruel empezarán la próxima semana Las demoliciones para el nuevo edificio del Campus de Teruel empezarán la próxima semana
En la imagen, los edificios que albergaban el colegio Anejas serán derruidos a partir de la próxima, junto a los antiguos módulos de la residencia universitaria

Las demoliciones para el nuevo edificio del Campus de Teruel empezarán la próxima semana

La Universidad ha donado casi 700 enseres de las antiguas residencias que se van a derruir
banner click 244 banner 244

La demolición de los edificios de la antigua sede del colegio Las Anejas y los dos módulos del anterior colegio mayor -ambos sin uso actual- situados dentro del recinto del Campus de Teruel está previsto que comience la próxima semana y que los trabajos se prolonguen durante cuatro meses. Previamente, se ha procedido a preparar los inmuebles con el objetivo de poder aprovechar su equipamiento.

La empresa encargada de los trabajos, Reciclados y Demoliciones San Juan, S.L llevará a cabo la actuación con un presupuesto de 244.610 euros (impuestos incluidos), financiados con el Fondo de Inversiones de Teruel (Fite).

El proyecto de derribo incluye cinco edificaciones con una superficie construida que supera los 8.700 metros cuadrados. El objetivo es conseguir una parcela libre de edificaciones para la construcción de una nueva infraestructura para el Campus de Teruel, un centro de recursos para el aprendizaje que contará principalmente con espacios para la investigación.

Por un lado, se derribarán los dos edificios que formaban el colegio de Infantil y Primaria Las Anejas hasta la construcción de su sede actual, que fueron cedidos por el Ayuntamiento de la capital a la Universidad.

Los otros inmuebles que se van a derruir, en una parcela propia del Campus de Teruel, se corresponden con los módulos 3 y 4 de la antigua residencia universitaria y una edificación entre ambos destinada a cuarto de calderas.

El derribo se hará mecánicamente en todos aquellos elementos que por su mayor resistencia lo haga necesario como forjados, paredes o estructuras. Se utilizarán sistemas manuales para aquellos elementos sueltos que se puedan desmontar y que resulten un obstáculo para la demolición mecánica como radiadores, puertas o ventanas. Se emplearán máquinas con pinzas hidráulicas con sus correspondientes brazos, que garantizan una demolición más segura y ordenada.

Sillas y mesas son algunos de los enseres que ha donado la Universidad

Donación de equipamiento

Previamente al inicio de la demolición, desde la institución académica se han desarrollado labores durante este verano para desmontar todo el equipamiento de los edificios y poderles dar un nuevo uso. La Oficina Verde de la Universidad de Zaragoza ha realizado un inventario y ha llevado a cabo la preparación de las residencias 3 y 4 de Teruel, según informó la Universidad.

El mobiliario no pudo reubicarse y reutilizarse en espacios de la propia universidad, debido a la antigüedad de los mismos. Por ello, debido al compromiso que esta institución tiene en materia de economía circular y su responsabilidad social, se decidió proceder a la donación de todo aquello que estuviese en buen estado a diferentes asociaciones y ONGs de Teruel y alrededores, con la intención de que todos los objetos que todavía se pueden utilizar tengan una segunda vida y puedan ser aprovechados por más personas.

Así, la semana del 18 de julio, se llevó a cabo la entrega de estos materiales a las siete asociaciones que mostraron interés por ello. Se ha logrado donar y reubicar un total de 694 enseres que van a ser reutilizados en diferentes ámbitos, por las asociaciones Salud Mental Teruel (Asapme), Sociedad San Vicente de Paúl, Kairoos, Fundación San Blas, Proyecto Gato, Colegio Las Viñas, y Fundación Federico Ozanam.

Esta iniciativa organizada por la Oficina Verde se encuentra dentro del plan de la Universidad de Zaragoza de acciones de fomento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, como se ha hecho con otras acciones como la donación de materiales con motivo de la reconstrucción de la Facultad de Filosofía y Letras del Campus San Francisco en la capital aragonesa, que permitió la donación de casi 400 enseres que no tenía capacidad de reutilizar el propio centro.

El redactor recomienda